Las venas de las manos duelen

¡Las varices se eliminan fácilmente sin cirugía! Para esto, muchos europeos usan Nanovein. Según los flebólogos, ¡este es el método más rápido y efectivo para eliminar las venas varicosas!

Nanovein es un gel peptídico para tratar las venas varicosas. Es absolutamente efectivo en cualquier etapa de la manifestación de las venas varicosas. La composición del gel incluye 25 componentes curativos exclusivamente naturales. En solo 30 días de usar este medicamento, puede deshacerse no solo de los síntomas de las venas varicosas, sino también eliminar las consecuencias y la causa de su aparición, así como prevenir el desarrollo de la patología.

Puede comprar Nanovein en el sitio web del fabricante.

Trombosis de la vena subclavia y otros tipos de trombosis.

¿Durante muchos años luchando sin éxito con la hipertensión?

Jefe del Instituto: “Te sorprenderá lo fácil que es curar la hipertensión tomándola todos los días.

La trombosis de la vena subclavia se diagnostica con mayor frecuencia en personas jóvenes que llevan un estilo de vida activo. La patología es causada por una violación de la coagulación de la sangre y para evitar su progresión requiere tratamiento inmediato. En las primeras etapas de desarrollo, la trombosis de la vena subclavia prácticamente no presenta síntomas. Busque más ayuda médica de pacientes que se ven obligados a experimentar dolores intolerables en sus manos.

Causas de la patología.

Características de la formación de coágulos sanguíneos debido a la localización. Los principales tipos de trombosis:

Nuestros lectores han utilizado con éxito ReCardio para tratar la hipertensión. Al ver la popularidad de este producto, decidimos ofrecerlo a su atención.
Lea más aquí …

  • arterial
  • venoso

La formación de un coágulo de sangre en el sistema venoso es promovida por:

  • daño a la pared interna del recipiente;
  • circulación sanguínea lenta;
  • Patología de la coagulación.

Las patologías más comunes de las venas profundas de las extremidades inferiores, en particular: lesiones de las venas tibiales posteriores (CBPV), poplíteas (PCV) y safenas grandes (PPV), trombosis de la vena femoral superficial (PBV). Muy a menudo sufre de una espinilla de ETS. La propagación de la trombosis venosa de las extremidades inferiores puede provocar daños en la vena cava inferior (VCI).

Se distingue la trombosis venosa subclavia primaria y secundaria. Primario tiene varios nombres: traumático, trombosis de esfuerzo, enfermedad de Paget-Schretter. Su desarrollo se ve afectado por condiciones que causan compresión de la vena (especialmente en el área de las costillas y las clavículas) y fenómenos de sangre estancada.

El engrosamiento de la pared de la vena, un aumento en la válvula terminal y su pérdida de elasticidad contribuyen al estrechamiento del fragmento central de la vena subclavia. La situación puede verse agravada por la formación de coágulos de sangre localizados cerca de la pared de la vena y una forma aguda de patología, que a veces "migra" a la región de los vasos axilares y las venas de los hombros.

La trombosis forzada, así como la trombosis de la vena yugular interna, a menudo se diagnostica como consecuencia de la introducción de un catéter en la vena subclavia (generalmente a la derecha), que se utiliza para:

  • medidas para la reanimación del paciente;
  • tratamiento de infusión prolongado;
  • administración intravenosa de nutrientes;
  • alternativas a la cateterización de vasos periféricos.

La progresión de la trombosis secundaria es causada por factores que conducen al daño vascular:

  • violación de la integridad de la clavícula, húmero, primera costilla;
  • apretando las venas con ganglios linfáticos agrandados, protrusión de la aorta, glándula tiroides, diversas neoplasias;
  • tromboflebitis del antebrazo;
  • infección en el esternón;
  • desarrollo de trombosis de la vena cava superior;
  • consecuencias de operaciones en órganos cercanos.

La trombosis en la vena subclavia a menudo es provocada por:

  • daño a la pared del vaso cuando se perfora o cuando el catéter se inserta profundamente;
  • infección (en violación de las condiciones para el uso de un catéter);
  • cambios negativos en la capa interna de las venas causados ​​por el uso de ciertos medicamentos (generalmente con nutrición intravenosa o la introducción de preparaciones para el resfriado);
  • Patologías combinadas que aumentan la coagulación sanguínea y ralentizan el flujo sanguíneo.

Algunas patologías genéticas afectan la progresión de la trombosis. Una de las características de la trombosis venosa es el movimiento de vórtice de la sangre mientras se ralentiza el flujo sanguíneo local. Ciertos factores permiten que el vaso funcione durante la expansión de su fragmento, lo que contribuye a la aparición de un flujo sanguíneo de vórtice: afecta las características de la capa interna de las paredes de las venas.

Es extremadamente raro que el desarrollo de la enfermedad provoque un coágulo de sangre (émbolo) que se ha formado en otro lugar y se ha movido a la vena subclavia con flujo sanguíneo, o se separó de la válvula cardíaca durante la inflamación bacteriana del trombo endocárdico.

La trombosis de la vena yugular y la trombosis de la vena esplénica son difíciles de diagnosticar, lo que está plagado de ciertas amenazas: la trombosis de la vena esplénica está cargada de sangrado abundante (el bazo puede permanecer de tamaño normal) y la trombosis de la vena yugular a veces causa tromboembolismo pulmonar.

Síntomas de trombosis venosa

A menudo, el daño a la vena subclavia se puede detectar mediante signos pronunciados:

  • fortaleciendo el patrón de las venas. Al principio, se nota solo en el codo, luego, en todo el brazo. Con un aumento en el trombo, aumenta la vasodilatación. La distribución del patrón venoso coincide con el área del edema;
  • dolor continuo, a diferencia de lo neurológico. Manifestado no solo en la lesión, sino también en la clavícula, el hombro, la parte superior de la espalda y el esternón;
  • hinchazón de los tejidos blandos de la mano. A menudo, el flujo sanguíneo a través de las arterias sufre, lo que afecta negativamente el pronóstico del bloqueo del vaso;
  • sensación de ardor y hormigueo en el área afectada. Los movimientos de las manos son limitados. La frecuencia de los reflejos tendinosos aumenta inicialmente, luego disminuye.
  • cianosis de antebrazos y manos;
  • dolor durante la infusión intravenosa

Con una instalación profunda de un catéter en el área de la unión de las venas (yugular y subclavia), la cara y el cuello a veces se hinchan. Es extremadamente raro que un coágulo de sangre se separe, la trombosis flotante se acompaña de signos de infarto pulmonar:

  • dolor detrás del esternón;
  • separación de esputo con coágulos de sangre;
  • falta de aliento;
  • falta de oxigeno

La infección de la lesión y la progresión de la sepsis causa fiebre. Las manifestaciones aumentan con el aumento de la actividad física, con un aumento de la presión venosa. Si la trombosis de la vena subclavia abarca las arterias axilares y braquiales, la situación se intensificará.

La hinchazón de los tejidos causará la compresión de las arterias principales; bajar el pulso conducirá a una caída de temperatura en la mano. La violación posterior de la circulación sanguínea en las arterias puede desencadenar el desarrollo de gangrena. Si las manifestaciones expresadas de la patología comienzan a disminuir sin el inicio de la recuperación completa, adquirirá una forma crónica.

La enfermedad, en contraste con las lesiones en las piernas con trombosis de la vena ilíaca, se caracteriza por un curso prolongado. A veces, el flujo sanguíneo adicional no puede compensar completamente el flujo sanguíneo deteriorado; los síntomas de la enfermedad persisten y causan su cronicidad.

A menudo, los pacientes con flebotrombosis migratoria crónica son diagnosticados con trombosis venosa hepática (síndrome de Budd-Chiari). Se caracteriza por congestión venosa en el hígado y atrofia del tejido hepático.

Diagnosis de la enfermedad

La trombosis de la vena parietal generalmente se diagnostica por la presencia de síntomas específicos y la conexión de sus manifestaciones con la actividad física. Con mayor frecuencia, se observa una lesión del vaso subclavio derecho: esta vena es más susceptible al estrés. Si el examen físico del paciente no es suficiente, se utilizan métodos adicionales:

  • Radiografía y resonancia magnética de los hombros;
  • exploración dúplex de la vena subclavia;
  • Examen de rayos X de los vasos sanguíneos;
  • Ultrasonido de venas profundas;
  • venografía
  • TC de la cintura escapular.

En el diagnóstico de trombosis, los esfuerzos se diferencian con siringomielia (una patología crónica del sistema nervioso central) y poliartritis no específica de naturaleza infecciosa. La siringomielia se acompaña de una repentina sensación de pesadez en la extremidad, hinchazón y coloración azulada del antebrazo y la mano. Pero estas manifestaciones se reemplazan rápidamente por otros síntomas: disminución de la movilidad y sensibilidad articular, atrofia muscular.

Nanovein  Cómo tratar las venas varicosas en casa (2)

Manifestaciones de poliartritis: dolor durante el movimiento del brazo, hinchazón pronunciada y suelta del antebrazo y la mano. Con presión sobre ellos, en contraste con el edema con trombosis, queda una fosa. La radiografía revela daños en el tejido óseo de la muñeca y las articulaciones interfalángicas. La hinchazón de las manos se caracteriza por un curso crónico sin dolor y cianosis. A veces, el dolor en la zona epigástrica se administra al esternón y la escápula; esta es la manifestación de trombosis de la vena esplénica. Además, la enfermedad de Paget-Schrötter se diferencia necesariamente con osteomielitis y flemón del hombro.

La trombosis coronaria aguda a menudo conduce a la muerte. El curso lento de la enfermedad es similar a los síntomas de la insuficiencia cardíaca crónica, mientras que la trombosis coronaria es fácilmente tratable. Sin embargo, si el paciente recibió un stent de una vez, se puede desarrollar trombosis del stent.

Terapia de trombosis venosa subclavia

Si el desarrollo de la patología es causado por el uso de un catéter, se elimina. Con daño vascular menor, la terapia local suele ser suficiente. Las condiciones para la paz funcional se crean para la mano (sin apósitos elásticos y reposo en cama). En la posición horizontal del paciente, se eleva por encima del nivel del corazón, en posición vertical, se suspende en un estado doblado sobre una bufanda o vendaje. Utilizado localmente:

  • 40-50% de compresas de alcohol;
  • ungüentos con heparina (Hepatrombin, Liotongel);
  • medicamentos no esteroideos con propiedades antiinflamatorias (Indovazina, gel de diclofenaco, pomada de indometacina);
  • geles y ungüentos con Rutozida, Troxevasina.

La trombosis aórtica abdominal generalmente se localiza en el sitio de su ramificación, a menudo afectando las arterias ilíacas.

medicación

En la etapa aguda de la enfermedad, el paciente es ingresado en un hospital y se le prescribe:

  • agentes fibrinolíticos (estreptoquinasa, uroquinasa, fibrinolisina);
  • medicamentos anticoagulantes (en los primeros cinco días – heparina con fibrinolisina, luego – sincumar, fenilina, fraksiparina);
  • agentes antiplaquetarios;
  • angioprotectores;
  • medicamentos antiinflamatorios no esteroideos.

Si el paciente tiene úlceras estomacales o gastritis, se utilizan supositorios. La aspirina convencional se reemplaza con formas solubles intestinales. Algunos pacientes tienen recaídas. En tales casos, los antihistamínicos se prescriben para la prevención.

La gravedad de los trastornos del flujo venoso y la intensidad de las manifestaciones residuales durante la terapia tradicional se ven afectadas por la gravedad de la patología de la vena principal, especialmente la trombosis y la formación de vías de flujo sanguíneo de derivación. Con la trombosis idiopática, a veces se considera la posibilidad de una terapia de por vida.

Con el parto prematuro y el embarazo múltiple en el contexto de la diabetes mellitus de la madre, a veces se desarrolla trombosis de los vasos del cordón umbilical y puede causar artritis reumatoide.

Intervención operativa

En las manifestaciones agudas de trastornos de la circulación sanguínea en las venas y su cronicidad, se utilizan dos tipos de intervenciones quirúrgicas:

  1. para restaurar la salida de sangre venosa:
  • trombectomía (recanalización – extirpación de un trombo);
  • cirugía plástica de venas (derivación, trasplante de un fragmento de vena);
  • flebolisis (aislamiento de un vaso del tejido cicatricial circundante) y escalenotomía (intersección completa de los músculos que rodean el haz neurovascular) o eliminación de fragmentos de ciertos músculos y ligamentos;
  1. Para mejorar la salida de sangre venosa:
  • eliminación de obstáculos mecánicos (por ejemplo, crecimientos óseos);
  • efectos sobre el sistema nervioso simpático (simpatectomía perivenosa).

Con síntomas intensos, la cirugía está indicada 3-4 días después de la reducción del dolor y la hinchazón, pero antes de la formación de coágulos sanguíneos y su unión a la pared venosa. Muy a menudo, el flujo sanguíneo se restablece mediante trombectomía. Pero sus resultados no siempre producen el efecto esperado: a menudo se forman nuevamente coágulos de sangre y la vena en el sitio de la cirugía se estrecha.

Después de extraer el trombo, es importante deshacerse de las condiciones previas para el trauma en la vena subclavia. Para hacer esto, retire el fragmento central del músculo subclavio, la clavícula o el proceso de la primera costilla, extirpe el ligamento (costal-coracoide) y el músculo (escaleno anterior).

Si es imposible realizar una trombectomía o en la fase crónica de la enfermedad después de la extracción del fragmento afectado de la vena principal, se utiliza su cirugía plástica o derivación. Como derivación (desvío), se usa un fragmento de una gran vena safena o yugular. En casos especialmente avanzados, se retira la mano.

La trombosis coronaria es una de las causas más comunes de infarto de miocardio. Esto se ve facilitado por una violación del flujo sanguíneo en al menos una arteria coronaria. Un ataque cardíaco, a su vez, puede provocar trombosis ventricular izquierda o trombosis auricular izquierda (ALP).

Prevención de patología

En caso de trombosis de la vena subclavia, es necesario complementar la dieta diaria con frutas y verduras frescas, cereales, panes integrales y alimentos ricos en fibra. Reducir significativamente el riesgo de trombosis ayudará a:

  • educación física regular;
  • estilo de vida activo;
  • rechazo de los malos hábitos;
  • Tratamiento oportuno de diversas enfermedades.

El fortalecimiento de las paredes vasculares y la estabilización del flujo sanguíneo contribuyen a las infusiones de arándanos, hierba de San Juan, escaramujo. La principal medida preventiva es una respuesta adecuada a la manifestación de los dolores más leves en las manos, ya que la trombosis del grado inicial puede tratarse con éxito mediante terapia farmacológica.

Después de la cirugía, los pacientes por un período prolongado requieren terapia ambulatoria con el uso dosificado de medicamentos antitrombóticos y antiespasmódicos, el uso de fisioterapia, masajes y fisioterapia.

La violación del flujo sanguíneo en la vena ilíaca interna puede provocar trombosis de las venas de la pelvis pequeña. En este caso, el edema puede cubrir la cintura pélvica y los tejidos blandos de la pelvis.

El diagnóstico oportuno de la trombosis de la vena subclavia contribuye al tratamiento exitoso de la enfermedad. El tratamiento es con mayor frecuencia medicación. Las manipulaciones quirúrgicas se realizan en trombosis severa o en ausencia de un efecto positivo del uso de la terapia tradicional durante dos meses. Un buen efecto es dado por una operación que ayuda a aumentar la salida de sangre venosa.

Nuestros lectores han utilizado con éxito ReCardio para tratar la hipertensión. Al ver la popularidad de este producto, decidimos ofrecerlo a su atención.
Lea más aquí …

Dolor en las venas de las piernas y su tratamiento.

Las quejas sobre dolor en las venas de las piernas son bastante comunes. La razón principal de esta afección es una violación de la circulación sanguínea en las extremidades inferiores. El dolor con patologías vasculares puede ser tironeante o dolorido, muy fuerte o apenas perceptible.

Para eliminar este síntoma, el diagnóstico y el tratamiento son necesarios bajo la supervisión de un flebólogo.

Por que duelen las venas de las piernas

Como regla general, incluso antes del inicio del dolor, las personas notan que la pierna está hinchada, una vena está hinchada o aparece una red vascular. Muchos no se apresuran al médico, ya que estos síntomas son un defecto cosmético. La aparición de dolor sugiere que la enfermedad está progresando y ha ido bastante lejos. Como saben, muchas patologías vasculares en las primeras etapas no se manifiestan.

Las causas más comunes de dolor en las venas de las piernas son las siguientes enfermedades:

  • Las venas varicosas.
  • Tromboflebitis
  • Trombosis
  • Síndrome postflebítico.

Varicosidad

Con las venas varicosas, la sangre se estanca en las venas, se expanden, se arrugan, sus paredes pierden su elasticidad y existe el peligro de coágulos sanguíneos. En riesgo están:

  • llevar un estilo de vida sedentario;
  • pasar mucho tiempo de pie o sentado;
  • mujeres durante el embarazo y la menopausia;
  • amantes de los zapatos de tacón alto;
  • mujeres que toman anticonceptivos hormonales;
  • atletas profesionales y personas dedicadas a trabajos físicos pesados;
  • Tener una predisposición hereditaria a las venas varicosas.

Los principales síntomas de la enfermedad:

  • las piernas se cansan rápidamente al caminar;
  • aparece hinchazón en los pies;
  • los pacientes se quejan de que tienen venas hinchadas y doloridas;
  • la piel cambia de color, aparece picazón;
  • En las extremidades inferiores, al caminar o pararse, se produce tensión y entumecimiento.
  • Se forman úlceras en las piernas que son difíciles de tratar.

A veces, los pacientes con venas varicosas se quejan de que están tirando debajo de la rodilla. Tal síntoma puede indicar la formación de un coágulo de sangre, por lo que no se puede ignorar.

Tromboflebitis

Esta es la inflamación de las paredes de las venas superficiales con la formación de un trombo en la luz del vaso. Cualquier vena superficial se ve afectada.

  • dolor y ardor a lo largo de la vena;
  • palpable doloroso denso pesado.

Las piernas con tromboflebitis pueden hincharse y ser muy dolorosas.

Trombosis

Los coágulos de sangre en las venas profundas se encuentran con mayor frecuencia en personas que están paralizadas, en cama durante mucho tiempo. La enfermedad a menudo continúa sin síntomas. Las manifestaciones clásicas son las siguientes:

  • dolor en las piernas durante la palpación;
  • edema
  • fiebre
  • expansión de venas superficiales;
  • dolor en la pierna con flexión del pie.
Nanovein  Opiniones sobre clínicas para el tratamiento de varices

Hay que decir que estos síntomas no son específicos. En muchos pacientes con un cuadro clínico clásico de trombosis, la enfermedad no está confirmada, mientras que los pacientes sin síntomas son diagnosticados con esto.

Si la enfermedad no se trata, los coágulos de sangre pueden desprenderse, con un flujo sanguíneo que penetra en la arteria pulmonar y cierra su luz.

Síndrome postflebítico

Esta condición se desarrolla en personas que han experimentado trombosis venosa profunda. Los signos característicos del síndrome son insuficiencia valvular y alteración del flujo sanguíneo venoso. Por un lado, los pequeños coágulos de sangre se disuelven o son reemplazados por tejido conectivo, que crece por capilares, y se restaura la permeabilidad del vaso. Por otro lado, las aletas de las válvulas están dañadas y se vuelven insolventes.

Síntomas del síndrome post-flebético:

  • Las venas de las piernas casi siempre duelen. Las quejas más frecuentes de pesadez en las extremidades, dolor de estallido y dolor. En raras ocasiones, se desarrolla claudicación intermitente, acompañada de dolor severo en el muslo o el músculo de la pantorrilla. Esto se debe al aumento de la presión venosa y al flujo de sangre obstruido durante el ejercicio. La consecuencia del aumento de la presión en las venas es la fuga de plasma en el tejido y la formación de edema.
  • Debido a la proliferación de tejido conectivo, se desarrolla esclerosis de la piel y tejido subcutáneo.
  • Como resultado de la liberación de glóbulos rojos en el espacio extracelular y la deposición de hemosiderina en los tejidos, se forma hiperpigmentación en la piel.
  • Las venas varicosas son visibles en las piernas.
  • El plasma sudoroso en la superficie de la piel conduce al desarrollo de eczema llorón.
  • La formación de úlceras tróficas. Muy a menudo, se localizan en la superficie interna del tercio inferior de la pierna, entre el borde inferior de la pantorrilla y el tobillo. Esto se debe a una violación de la penetración de nutrientes de la sangre en las células de los tejidos debido al depósito de fibrina y una violación de la fibrinólisis de los tejidos.

Cómo tratar

Si las venas se arrastran, se inflaman y duelen, además, hay otros síntomas de venas varicosas o tromboflebitis, primero debe consultar a un médico, y debe hacerlo lo antes posible. Es importante hacer un diagnóstico correcto y comenzar el tratamiento de manera oportuna para detener la progresión de la enfermedad.
Como regla general, las enfermedades en las que duelen las venas de las piernas requieren un enfoque integrado que incluye:

  • corrección nutricional;
  • rechazo de los malos hábitos;
  • cambios de estilo de vida;
  • terapia farmacológica;
  • vistiendo medias de compresión;
  • tratamiento quirurgico;
  • métodos populares

El tratamiento está dirigido principalmente a eliminar los síntomas y mejorar el bienestar, ralentizar la progresión de la enfermedad y prevenir complicaciones.

comida

Una dieta para el dolor en las piernas con patologías vasculares debería resolver dos problemas principales: adelgazar la sangre y normalizar el peso corporal.

El hecho es que el exceso de peso aumenta la carga en los vasos sanguíneos, por lo que debe deshacerse de él, incluyendo más alimentos con proteínas en el menú y reduciendo la cantidad de azúcares simples.

Con las venas varicosas, la sangre generalmente se vuelve más viscosa, circula peor a lo largo del lecho vascular y existe el riesgo de coágulos sanguíneos.

El refresco dulce, la energía y el alcohol categóricamente no son adecuados.

Del menú debe excluir todos los productos que contribuyen a la coagulación de la sangre o limitar su uso. Estos incluyen:

  • graso
  • productos ahumados;
  • comida enlatada

Con las venas varicosas, el cuerpo necesita las siguientes sustancias:

  • Para aumentar la elasticidad de los vasos sanguíneos, se deben incluir alimentos ricos en vitamina E, que son la yema de huevo, los granos de trigo germinados y el aceite vegetal.
  • Para que los vasos estén sanos, se necesita una rutina, que se encuentra en nueces, cítricos, té verde y grosellas negras.
  • Alivia la inflamación y diluye la vitamina C en la sangre. Se encuentra en cítricos, kiwi, tomates.
  • Para producir la elastina necesaria para los vasos, se necesita cobre, que es rico en mariscos.
  • Los bioflavonoides contenidos en variedades oscuras de cerezas y cerezas mejoran la circulación venosa.
  • Para prevenir el estreñimiento, que puede contribuir al desarrollo de venas varicosas, se requiere fibra. Es abundante en salvado, alimentos vegetales, cereales.
  • El agua pura diluye la sangre, facilita la circulación sanguínea y reduce la carga en los vasos sanguíneos.

Malos hábitos y venas

Las bebidas alcohólicas deshidratan el cuerpo, promueven la adhesión de los glóbulos rojos y aumentan la coagulación de la sangre, conducen a la formación de coágulos.

Fumar conduce al estrechamiento de los vasos sanguíneos y al adelgazamiento de sus paredes. Al fumar, se destruye la vitamina C, que es responsable de la producción de elastina y colágeno, lo que significa paredes vasculares sanas.

Si hay problemas con las venas, primero debe deshacerse de los malos hábitos, de lo contrario, el tratamiento no será efectivo.

Terapia de compresión

Usar una prenda de punto especial no cura la enfermedad y no la cura. La calcetería realiza las siguientes funciones:

  • Apoyan las venas varicosas, redistribuyen el flujo sanguíneo de las venas afectadas a las sanas.
  • Mejora la circulación sanguínea y la nutrición de los tejidos.
  • Reduce el riesgo de coágulos sanguíneos.
  • Reduce el dolor, da una sensación de comodidad.

Además, las medias y medias de compresión son un excelente profiláctico para las patologías de las venas de las extremidades inferiores. Preservan la posición fisiológica natural de los vasos, no dan efectos secundarios en ausencia de contraindicaciones.

Medicinas

Para el tratamiento de las venas, los medicamentos se usan para uso interno y local, lo que debería fortalecer las paredes venosas, mejorar el flujo sanguíneo en los vasos, aliviar la inflamación y la hinchazón, y retrasar el desarrollo de la enfermedad. Por lo general, medicamentos recetados de los siguientes grupos:

  • Agentes venotónicos (flebotónicos) que aumentan el tono vascular.
  • Anticoagulantes.
  • Anticoagulantes que evitan la formación de coágulos sanguíneos y promueven su reabsorción.
  • Medicamentos antiinflamatorios que alivian la hinchazón.

En la etapa inicial, los agentes externos (geles y ungüentos) ayudan bien:

  • Troxevasina,
  • Lyoton
  • Pomada de heparina,
  • Trombless
  • Gepatrombin

Para la administración interna del grupo de venotónicos, se prescriben Detralex, Flebodia 600, Venarus, Venoruton. De los anticoagulantes, se usan Fraxiparina y Clexane, de los agentes antiplaquetarios: aspirina, vazobral, tiklid. Algunas drogas tienen varias acciones a la vez.

Uno de los anticoagulantes directos más efectivos es la heparina y los medicamentos que la contienen. Se prescribe en forma de soluciones inyectables y en forma de ungüento.

El tratamiento quirúrgico

Hay casos frecuentes en los que no puede prescindir de la intervención quirúrgica. Los métodos traumáticos de la cirugía clásica se están convirtiendo gradualmente en algo del pasado, son reemplazados por otros mínimamente invasivos, en los que la vena no se elimina, sino que actúan sobre ella de tal manera que se excluye del torrente sanguíneo. Estos incluyen el tratamiento con láser y la ablación por radiofrecuencia. Estos métodos se caracterizan por un bajo porcentaje de complicaciones y rehabilitación rápida del paciente.

Con trombosis venosa profunda, puede estar indicada la tromboectomía. La operación para eliminar un coágulo de sangre es relevante para el riesgo de gangrena o embolia pulmonar.

Remedios populares

Para aliviar el dolor en las venas de las piernas, hay muchas recetas populares. Los más famosos y de uso más frecuente:

  • Comprime alcohol de acacia blanca, castaño de indias, nueces, Kalanchoe.
  • Decocciones de manzanilla, ortiga, caléndula, acacia blanca para uso interno. Estas hierbas se pueden usar todas juntas o individualmente.

Pautas generales para el alivio del dolor en las venas.

Para ayudar a sus pies, haga lo siguiente:

  • Reduce la carga en las piernas, dales descanso.
  • En cada oportunidad, siéntese para que estén elevados y estén por encima del nivel del corazón.
  • Enjuague las extremidades inferiores con agua fría o aplique una compresa de enfriamiento.
  • Frota tus pies con analgésicos y geles.
  • No use zapatos de tacón alto.
  • Rechace la ropa ajustada, apretando el cuerpo en las caderas y la cintura.
  • Ir a la educación física.
  • Durante mucho tiempo no se siente ni lo haga en medias de compresión.
  • No cruce las piernas o las piernas cruzadas mientras está sentado.
  • Deja de fumar y no abuses del alcohol.
  • Duerme con una almohada debajo de tus pies.

en conclusión

Si siente dolor en las venas de las piernas, debe darse prisa para ver a un cirujano vascular o flebólogo. Quizás esto sea solo fatiga y las consecuencias de demasiado estrés, y pronto pasará por sí solo, pero aún así, la mayoría de las veces son señales de trastornos vasculares.

Lagranmasade España