Inflamación de las venas de las piernas

Las venas varicosas a menudo se complican por otra dolencia peligrosa: su inflamación (flebitis). Las paredes estiradas de los vasos se dañan fácilmente, los agentes extraños penetran en ellas, causando inflamación aguda en la mayoría de los casos convirtiéndose en una forma crónica. El tratamiento oportuno de la inflamación de las venas de las extremidades inferiores evitará que la flebitis se complique por una enfermedad potencialmente mortal: la tromboflebitis.

¡Las varices se eliminan fácilmente sin cirugía! Para esto, muchos europeos usan Nanovein. Según los flebólogos, ¡este es el método más rápido y efectivo para eliminar las venas varicosas!

Nanovein es un gel peptídico para tratar las venas varicosas. Es absolutamente efectivo en cualquier etapa de la manifestación de las venas varicosas. La composición del gel incluye 25 componentes curativos exclusivamente naturales. En solo 30 días de usar este medicamento, puede deshacerse no solo de los síntomas de las venas varicosas, sino también eliminar las consecuencias y la causa de su aparición, así como prevenir el desarrollo de la patología.

Puede comprar Nanovein en el sitio web del fabricante.

Flebitis: ¿cuál es el peligro de la enfermedad?

La inflamación de las venas puede tener varias causas: lesiones, alergias, inyecciones incorrectas. Sin embargo, el principal provocador del desarrollo del proceso inflamatorio son las venas varicosas. La flebitis en ausencia de un tratamiento adecuado es peligrosa:

  • la propagación de la infección a los tejidos adyacentes (músculos y piel) con la posterior formación de úlceras y abscesos;
  • desarrollo de flemón;
  • coágulos de sangre;
  • tromboembolismo potencialmente mortal,
  • derrame cerebral y ataque cardíaco con un coágulo de sangre.

La flebitis de las venas superficiales tiene un curso benigno y un buen pronóstico. Es más fácil de diagnosticar debido a los síntomas pronunciados de inflamación. La flebitis de venas profundas, por el contrario, durante mucho tiempo puede no manifestarse con ningún signo específico y se detectará solo durante pruebas y exámenes especiales.

Tipos de patologia

La flebitis se clasifica según diversos signos, según la localización, el curso, la etiología y el grado de daño a la pared vascular. Hay una forma aguda de flebitis y un curso crónico de la enfermedad. Una afección aguda se manifiesta con síntomas dolorosos y pronunciados. En forma crónica, están lubricados. Clasificación según el grado de daño a la pared vascular:

Forma El grado de daño a la embarcación.
Periflebitis La vaina externa de la vena está inflamada.
Mesoflebitis Inflamación de la capa muscular interna de la pared vascular.
Endoflebitis Inflamación del endotelio que recubre el interior del vaso.
Panflebit Inflamación de todas las membranas vasculares.

Formas de localización de esta enfermedad:

  • flebitis superficial;
  • flebitis de venas profundas;
  • flebitis migratoria.

La flebitis migratoria es una forma de vasculitis sistémica (inflamación vascular inmunopatológica). Infecta las venas de las piernas y los brazos, causando inflamación en uno u otro vaso, por lo que recibió este nombre. Etiológicamente, no está relacionado con las venas varicosas, pero acompaña enfermedades autoinmunes, oncológicas o es una reacción alérgica.

Causas de la inflamación de la vena

La flebitis es de origen mecánico, infeccioso y químico. La causa de la inflamación puede ser el daño a la pared del vaso con un instrumento que realizó un tratamiento endovascular de las venas varicosas (por ejemplo, esclerosis venosa).

La inflamación puede causar medicamentos administrados por vía intravenosa. La causa más común de flebitis es la infección. La periflebitis se desarrolla como resultado de la infección de la capa externa del vaso con quemaduras graves, erisipela, abscesos, úlceras tróficas infectadas.

La causa de la endoflebitis son las venas varicosas. Dañados por un estiramiento excesivo, los vasos se infectan con microbios patógenos traídos por el flujo sanguíneo y linfático durante cualquier proceso de infección que ocurre en el cuerpo. La endoflebitis siempre se acompaña de la formación de un coágulo de sangre en el foco de la inflamación. Las principales causas de inflamación de las venas:

  • venas varicosas;
  • daño traumático a una vena;
  • enfermedades oncológicas;
  • estancamiento de linfa y sangre venosa;
  • cateterismo venoso.

El desarrollo de la flebitis se ve facilitado por:

  • aumento de la coagulación de la sangre;
  • flujo venoso lento;
  • embarazo;
  • abortos
  • baja inmunidad;
  • falta de tratamiento adecuado para las venas varicosas, en particular la hipodinámica;
  • inmovilización prolongada con lesiones;
  • reposo en cama largo;
  • ingesta incontrolada de anticonceptivos hormonales;
  • carga estática constante en las piernas.

La flebitis puede desarrollarse como resultado de enfermedades infecciosas infantiles que causan anormalidades autoinmunes.

síntomas

El cuadro clínico de la flebitis depende de las venas afectadas. Con la inflamación de las venas varicosas superficiales, los síntomas son similares a los que caracterizan las venas varicosas. Es por eso que los pacientes a menudo pierden el inicio del proceso inflamatorio y buscan ayuda cuando ya está en pleno apogeo. Síntomas iniciales y signos de flebitis superficial:

  • pesadez vespertina en las piernas;
  • con la ubicación de las piernas en una cierta elevación en las pantorrillas, se siente calor;
  • hinchazón leve;
  • síndrome convulsivo en los músculos de la pierna (las piernas se reducen como con la falta de potasio).

Si no acude al médico durante este período, la inflamación se desarrolla con toda su fuerza y ​​se manifiesta por síntomas agudos:

  • el área de la pierna sobre la vena inflamada se calienta y se pone roja;
  • vena roja inflamada dolorosa claramente visible;
  • se compacta al tacto;
  • La intoxicación general del cuerpo comienza en forma de dolor de cabeza, fiebre, debilidad.

La flebitis o tromboflebitis venosa profunda no es tan pronunciada. Tiene un período latente largo, prácticamente asintomático. Los siguientes síntomas acompañan la forma aguda:

  • aumento de la temperatura local en la pierna afectada;
  • edema de la extremidad (la flebitis de las venas profundas rara vez es simétrica);
  • piel azul o blanca lechosa en la proyección de un vaso inflamado;
  • fiebre con flebitis de origen infeccioso.

El curso crónico de la enfermedad a veces lo toman los pacientes con síndrome de fatiga crónica. La condición general empeora, el dolor en la pierna afectada no es constante, puede aparecer solo periódicamente. A veces aparece edema, luego desaparece, los cambios en el color de la piel apenas se notan. A veces la temperatura sube ligeramente.

Debe ir al médico de inmediato, tan pronto como al menos uno de los síntomas indicados se complique por una temperatura alta, dolor intenso o hinchazón significativa de la extremidad.

El curso clínico de la enfermedad aguda.

La inflamación aguda de las venas profundas tiene un cuadro clínico pronunciado con un fuerte aumento de la temperatura a 39 ° C, la pierna duele y se hincha. La piel se estira, comienza a brillar y adquiere un tono azulado o púrpura.

A lo largo de la vena afectada durante la palpación, se siente dolor agudo, la extremidad enferma está más fría al tacto sana. El pulso es malo o no se siente en absoluto, los ganglios linfáticos del lado afectado están agrandados.

El proceso purulento se manifiesta por la formación externa de úlceras y abscesos a lo largo de la vena inflamada, es posible el desarrollo de flemón. La duración del período agudo es de tres semanas a dos meses. La cura completa es rara, principalmente la enfermedad toma una forma subaguda o crónica.

En la flebitis aguda, cuando la vena superficial se inflama, el dolor no es tan pronunciado. Ella va a lo largo del vaso inflamado. El aumento de la temperatura es leve y corto. La hinchazón está implícita, a lo largo del tronco vascular se produce una compactación dolorosa y, a veces, infiltrados. La duración de la enfermedad en forma aguda es de diez días a un mes.

Si la flebitis se acompaña de la formación de coágulos sanguíneos, se puede desarrollar un proceso purulento. En este caso, la temperatura aumenta bruscamente a valores altos, con la palpación, se encuentran focos de ablandamiento del tejido. La ruptura de un absceso en el torrente sanguíneo amenaza el desarrollo de sepsis.

Diagnóstico de flebitis

El diagnóstico de flebitis superficial no es difícil. El médico hace un diagnóstico preliminar después de un examen visual. Los signos de diagnóstico son la presencia de ganglios y cordones a lo largo del vaso, con inflamación purulenta, áreas de acumulación de líquido en el área de ablandamiento.

Sin embargo, los signos externos no son suficientes, se realizan exámenes de laboratorio e instrumentales para aclarar. La flebitis de las venas superficiales se diferencia con linfangitis, infecciones de la piel y picaduras de insectos. Para esto, se realiza una dopplerografía por ultrasonido.

Es más difícil establecer la inflamación de las venas profundas. Después de realizar pruebas de permeabilidad de la vena, el paciente generalmente es derivado para venografía, angioscanning de ultrasonido dúplex, resonancia magnética y venografía. Al mismo tiempo, se prescribe un análisis de sangre general y bioquímico, un coagulograma y la determinación del índice de protrombina.

terapias

La flebitis es una enfermedad en el tratamiento de la cual se usan medicamentos graves. Por lo tanto, solo un médico puede recetarlos, teniendo en cuenta las enfermedades concomitantes. Se usan dos métodos para tratar la inflamación de las venas: terapéutico y quirúrgico.

Terapia de medicación

En la flebitis aguda, el reposo en cama estricto está indicado para evitar la propagación de la infección y la separación de un coágulo de sangre. La pierna enferma debe estar en una posición elevada. Esto reduce el dolor y mejora el flujo venoso. Si el corazón lo permite, el paciente debe beber más líquido. Los antibióticos ayudan a aliviar la inflamación purulenta con venas varicosas.

El síndrome de dolor se alivia con el bloqueo lumbar de novocaína, también mejora la circulación colateral. Además, el dolor se detiene con medicamentos antiinflamatorios no esteroideos y analgésicos: ibuprofeno, aspirina, ketanov. Si la pulsación en la pierna es normal, se puede aplicar frío en el punto dolorido. Las compresas de calentamiento en condiciones agudas están contraindicadas.

En una condición subaguda y en un curso crónico, por el contrario, se recomienda el uso de vendajes calientes, compresas con ungüento Vishnevsky. Para todos los tipos de flebitis, los anticoagulantes se usan para prevenir la formación de coágulos sanguíneos. La pentoxifilina y la Actovegin se usan para mejorar la microcirculación y el metabolismo celular.

Se muestra la fisioterapia para las venas varicosas inflamadas:

  • Distrito Federal de los Urales y UHF;
  • Láser y magnetoterapia;
  • lámpara de calentamiento Sollusk;
  • irradiación con una lámpara infrarroja.

El tratamiento quirúrgico

Si el tratamiento conservador de la inflamación venosa en las piernas no ayuda, recurra a la cirugía. Con una tromboflebitis purulenta ascendente, se liga una vena por encima del trombo donde no hay tejidos inflamados. Con la flebitis purulenta, se abre una vena y un absceso. Se limpia, se tampona y se trata como heridas purulentas comunes. La eliminación completa de las secciones inflamadas de las venas con coágulos de sangre en el período crónico y subagudo permite salvar al paciente de las recaídas constantes de la enfermedad. El bypass venoso y la angioplastia también se utilizan.

Remedios populares

Con la ayuda de la medicina tradicional, la flebitis no se puede curar, pero es muy posible detener su progresión y transición a una forma grave. En casa, se preparan ungüentos, infusiones para compresas, frotamientos terapéuticos:

  • para frotar use tintura de alcohol de Kalanchoe;
  • acelera la recuperación de la pomada de manteca de cerdo, miel, ictiol, jugo de aloe y cebolla, preparada a base de jabón líquido para lavar ropa;
  • con flebitis superficial, use tintura de acacia y compresas con un mono;
  • la momia ayuda con el uso externo simultáneo y la ingestión;
  • el ajo, infundido con miel, es un poderoso antiinflamatorio y mantiene el flujo sanguíneo normal;
  • Las decocciones de conos de lúpulo, trébol, trébol, corteza de roble tienen un efecto analgésico, antiinflamatorio y restaurador.

Debe recordarse que el tratamiento de remedios caseros para la enfermedad de las venas en la pierna es solo una adición a la medicación y la fisioterapia. Y es deseable llevarlo a cabo bajo la supervisión del médico tratante.

Contraindicaciones para la tromboflebitis.

En formas crónicas de tromboflebitis, está contraindicado:

  • sentado o parado prolongado;
  • alta actividad física:
  • levantamiento de pesas

Los zapatos incómodos, incluidos los zapatos de tacón alto, deben excluirse de la vida cotidiana. Se requiere un rechazo completo de cigarrillos y alcohol. De los procedimientos, el masaje de pies, depilación con cera, sauna y baños calientes están contraindicados.

Recomendaciones adicionales

Las recomendaciones adicionales son mantener un estilo de vida saludable, un régimen de bebida y una nutrición adecuada. La ropa interior de compresión sigue siendo una parte importante de la terapia, especialmente después de la cirugía.

dieta

La dieta es una parte importante del tratamiento y la prevención de la inflamación venosa. Debe ser especialmente estricto con la tromboflebitis de las venas profundas. Nutrición adecuada dirigida:

  • para fortalecer las paredes vasculares;
  • mantener un metabolismo normal;
  • pérdida de peso (con obesidad);
  • adelgazamiento de la sangre;
  • Prevención del edema.

La comida dietética no impone restricciones estrictas. Los productos deben contener todos los nutrientes necesarios para el cuerpo. Y estos son cereales, verduras, frutas, carne magra y pescado. Además, se recomienda incluir jengibre, bebidas de espino, ajo y pimiento rojo picante en la dieta (si el estómago lo permite)

Complicaciones

El proceso inflamatorio en venas superficiales con venas varicosas rara vez da complicaciones si se proporciona un tratamiento adecuado. Una amenaza para la vida es la inflamación purulenta, que puede causar una infección general de la sangre. El mayor peligro son las complicaciones en forma de coágulos sanguíneos, sin los cuales rara vez se prescinde de la inflamación de las venas profundas.

Los coágulos de sangre bloquean la luz del vaso y empeoran la circulación sanguínea ya deteriorada en las extremidades inferiores. Pero esto no es lo peor. Un coágulo de sangre cortado migra a través de los vasos hacia los pulmones y el corazón. Un bloqueo en la arteria pulmonar (EP) está plagado de la muerte del paciente, y un coágulo que ingresa a los vasos coronarios y cerebrales puede provocar un ataque cardíaco y un derrame cerebral.

Medidas preventivas

La prevención de la flebitis debe ser integral. En primer lugar, esta es una advertencia de venas varicosas, que es especialmente importante para las personas en riesgo: vendedores, maestros, peluqueros y todos aquellos cuyo trabajo está asociado con una carga estática en las piernas o poca movilidad.

Otra condición necesaria es el tratamiento oportuno de las venas varicosas y el mantenimiento de las piernas en condiciones satisfactorias. En general, para prevenir la inflamación de las venas, es necesario:

  • tratamiento oportuno de enfermedades infecciosas;
  • fortalecimiento general del cuerpo;
  • ejercicio regular
  • tomando agentes antiplaquetarios con una amenaza de trombosis;
  • observación dispensaria en un cirujano vascular o flebólogo;
  • vistiendo medias de compresión;

Se desarrolla un conjunto específico de medidas para prevenir la inflamación de las venas en función del estado del cuerpo humano, las enfermedades existentes y el grado de riesgo.

Lagranmasade España