Envenenamiento por embarazo qué hacer

La intoxicación por embarazo puede ocurrir con cualquier futura madre, independientemente de las precauciones y la higiene. La mayoría de las veces esto sucede en los días de verano, cuando muchos alimentos se deterioran fácilmente cuando se exponen al calor. Pero puede envenenarse no solo con alimentos, sino también con otras sustancias, por ejemplo, mercurio o drogas.

El envenenamiento durante el embarazo no solo causa molestias a la futura madre, sino que también es inseguro para el bebé. Las toxinas pueden penetrar al bebé a través de la placenta. Por lo tanto, es importante tratar cualquier envenenamiento que haya ocurrido en la futura madre desde los primeros signos de malestar.

¡Las varices se eliminan fácilmente sin cirugía! Para esto, muchos europeos usan Nanovein. Según los flebólogos, ¡este es el método más rápido y efectivo para eliminar las venas varicosas!

Nanovein es un gel peptídico para tratar las venas varicosas. Es absolutamente efectivo en cualquier etapa de la manifestación de las venas varicosas. La composición del gel incluye 25 componentes curativos exclusivamente naturales. En solo 30 días de usar este medicamento, puede deshacerse no solo de los síntomas de las venas varicosas, sino también eliminar las consecuencias y la causa de su aparición, así como prevenir el desarrollo de la patología.

Puede comprar Nanovein en el sitio web del fabricante.

¿Por qué las mujeres embarazadas se contaminan?

La intoxicación alimentaria es el consumo de alimentos de calidad inadecuada, lo que conduce a un trastorno digestivo agudo.

Al usar productos alimenticios de baja calidad, la futura madre puede encontrar dos opciones de intoxicación:

  • infecciòn alimentaria;
  • infección intestinal

Estamos hablando de toxicosis transmitida por alimentos si una mujer comió un producto que ya contiene toxinas. Son sintetizados por la microflora patógena como resultado de su vida. Si procesa el producto usando calor por segunda vez, los gérmenes morirán y las toxinas permanecerán. Así, el veneno producido por microorganismos ingresa al cuerpo de una futura madre.

Los productos alimenticios infectados con toxinas difieren de los productos frescos en apariencia y olor: se ven de mala calidad, huelen en consecuencia y freír o hervir no podrán protegerlo. La intoxicación por hongos es parte del grupo de infecciones transmitidas por alimentos, solo el hongo no comestible actúa como toxina.

Infección intestinal significa infección a través de los alimentos por microflora patógena: por ejemplo, E. coli, salmonella y otros. La infección puede ocurrir no solo a través de los alimentos, sino también del agua y las manos sucias. Al mismo tiempo, los productos alimenticios pueden ser bastante benignos, es decir, no estropeados. Una infección intestinal es más peligrosa que la toxicosis transmitida por los alimentos, ya que en este caso no solo se desarrolla una intoxicación, sino una verdadera enfermedad infecciosa.

razones

Las causas del envenenamiento pueden ser muy diferentes.

La intoxicación alimentaria durante el embarazo puede provocar cualquier producto, pero los más peligrosos, desde el punto de vista de los especialistas, son:

  • salchichas y sus manufacturas;
  • postres perecederos: tortas y pasteles con nata, etc .;
  • productos lácteos;
  • carne (con tratamiento térmico inadecuado);
  • ensaladas con aderezo de mayonesa;
  • alimentos enlatados
Nanovein  Las mejores medias de compresión para venas varicosas.

La intoxicación alimentaria más peligrosa durante el embarazo es la intoxicación por hongos, especialmente en el primer trimestre, cuando la barrera placentaria aún no se ha formado y no puede proteger al bebé de las toxinas. Esta situación puede provocar un aborto espontáneo. Un resultado similar ocurre con poca frecuencia en la práctica obstétrica. Pero es mejor excluir completamente los hongos de la dieta de la futura madre, para no arriesgarse.

A veces, puede ocurrir envenenamiento por mercurio durante el embarazo, por ejemplo, si un termómetro se rompió accidentalmente. El mercurio es uno de los productos químicos más graves que daña la salud humana. Por razones de seguridad, es mejor cambiar todos los termómetros de mercurio en la casa a los modernos electrónicos de antemano.

La intoxicación por mercurio es diferente a la intoxicación alimentaria. Los signos de intoxicación por mercurio durante el embarazo se manifiestan en forma de tos dolorosa, temblor de las extremidades, mareos y dolor de cabeza, debilidad severa y apatía.

La intoxicación por monóxido de carbono durante el embarazo no tiene consecuencias menos graves. Sus síntomas son dolor de cabeza, pulsación en la región temporal, mareos, tinnitus y pérdida de conciencia.

Cualquier síntoma de intoxicación durante el embarazo requiere atención médica. El envenenamiento químico es peligroso con más problemas de carga. Por lo tanto, uno debe recordar que no solo está en juego la salud de la futura madre, sino también la vida de su hijo.

Evidencia

Los síntomas de intoxicación son:

  • mareo;
  • dolor de cabeza
  • debilidad;
  • náuseas, vómitos;
  • escalofríos
  • dolores tirantes en el abdomen;
  • diarrea;
  • falta de apetito
  • aumento de la temperatura corporal;
  • Cambios repentinos en la presión arterial.

Si se detecta uno de los signos de envenenamiento anteriores, se deben tomar medidas para eliminarlos. Dependiendo de la cantidad de alimentos en mal estado y de lo que comió exactamente la mujer, se expresará la intensidad de la intoxicación alimentaria. En casos raros, la futura madre puede perder el conocimiento.

¿Cómo afecta la intoxicación alimentaria a la madre y al bebé?

El envenenamiento, independientemente de su origen (alimento, droga, químico) es una prueba seria para el cuerpo, especialmente durante el período de gestación. Puede afectar negativamente no solo el proceso del embarazo, sino también la salud del bebé nonato.

Las consecuencias de la intoxicación alimentaria serán las siguientes:

  • sangrado
  • aborto espontáneo;
  • amenaza de aborto;
  • parto prematuro;
  • insuficiencia placentaria, contra la cual el feto recibe una cantidad insuficiente de oxígeno y nutrientes; Más sobre hipoxia fetal →
  • desprendimiento placentario;
  • retraso fetal en crecimiento y desarrollo. Más sobre la desnutrición fetal →

Las consecuencias enumeradas son típicas de intoxicación alimentaria grave o una combinación de intoxicación del cuerpo con la condición patológica existente en la futura madre. En general, para una mujer, las consecuencias del envenenamiento serán mínimas. En general, la intoxicación afecta al feto y es bastante difícil predecir el resultado de esta situación.

¿Qué hacer en caso de envenenamiento?

Analizaremos qué medidas deben tomarse en caso de intoxicación durante diferentes períodos de embarazo.

En las primeras etapas

¿Qué hacer si se produjo una intoxicación durante el embarazo? Es muy importante en el primer trimestre no confundir la toxicosis con el verdadero envenenamiento. A menudo, los síntomas de estas afecciones prácticamente no son diferentes entre sí. El tratamiento de la intoxicación alimentaria leve en mujeres embarazadas consiste en el uso de una gran cantidad de líquido (generalmente agua pura), el nombramiento de una dieta especial y preparaciones sorbentes, como Smecta y carbón activado.

Nanovein  Celulitis y varices

Si la intoxicación del cuerpo causada por el envenenamiento fue realmente leve, entonces, después de un par de días, la condición de la futura madre se normaliza, no son necesarias medidas adicionales.

Para el envenenamiento moderado y severo durante el embarazo, el tratamiento incluye:

  1. Llamamiento obligatorio al servicio de ambulancia. Antes de la llegada del personal médico, es necesario tomar varias tabletas de carbón activado en la proporción de 1 tableta por cada 10 kg de peso corporal.
  2. Si es necesario, el médico prescribe un lavado gástrico, mientras controla la presión arterial de la mujer y los principales indicadores del feto.
  3. Para prevenir el aborto espontáneo, se introduce Magnesia a la paciente.
  4. Con vómitos repetidos para prevenir la deshidratación, es importante compensar la pérdida de líquidos. Esto se puede hacer con agua pura, bebidas de frutas secas (están enriquecidas con potasio) y soluciones salinas como Rehydron. En situaciones especialmente difíciles, se administran medicamentos especiales por vía intravenosa al cuerpo de una mujer.
  5. En casos raros, se hace necesario prescribir un tratamiento antibacteriano.

¿De qué otra forma tratar el envenenamiento durante el embarazo? Como medidas adicionales, a una mujer se le prescribe una dieta terapéutica en la que se prohíben platos salados y picantes, especias, alimentos grasos y fritos, salsas y refrigerios.

En el primer día después del envenenamiento, es aconsejable limitar el uso de galletas y compota a base de frutas secas. Más tarde, la dieta comienza a expandirse, se introducen chuletas al vapor gradualmente, sopas vegetarianas, requesón, cereales sin lácteos, bayas y frutas limitadas.

En términos tardíos

Al final del embarazo, la intoxicación alimentaria tampoco es un buen augurio. Los principios del tratamiento son casi los mismos que con la intoxicación temprana. La principal diferencia es la introducción obligatoria en el cuerpo de una futura madre de medicamentos especiales destinados a mejorar la circulación sanguínea en la placenta para la prevención de la hipoxia fetal.

¿Qué más y cómo tratar el envenenamiento durante el embarazo a largo plazo? Reposo en cama obligatorio, dieta médica, eliminación de los disturbios y la ansiedad. En la mayoría de los casos, cuando se cumplen todos los requisitos, el pronóstico para la madre y el feto será favorable.

Prevención

Para minimizar la probabilidad de intoxicación alimentaria, debe seguir recomendaciones simples:

  • lavarse las manos antes de comer;
  • coma exclusivamente productos de alta calidad, verificando las fechas de vencimiento;
  • rechazar el uso de alimentos obviamente perecederos o aquellos que son posibles fuentes de infección (estos incluyen huevos crudos, salchichas, productos enlatados, leche sin hervir).

Si a una futura madre se le diagnostica envenenamiento, puede ser causada no solo por los alimentos, sino también por los productos químicos. Es mucho más fácil seguir las reglas de prevención y protegerse de posibles factores negativos que hacer frente a la intoxicación y sus complicaciones durante el embarazo.

Publicado por Olga Rogozhkina, doctora,
específicamente para Mama66.ru

Lagranmasade España