Enfermedad varicosa de las extremidades inferiores síntomas y tratamiento

La enfermedad varicosa de las extremidades inferiores es una afección patológica que se caracteriza por el desarrollo de la deformación de las membranas musculares, serosas y mucosas de los vasos sanguíneos del tipo venoso. La enfermedad varicosa de las extremidades inferiores se desarrolla como una enfermedad independiente y se acompaña del desarrollo de una serie de síntomas sintomáticos característicos de esta.

Con la ausencia total de medidas terapéuticas, pueden formarse consecuencias graves para la salud, hasta la pérdida completa de la extremidad afectada. La corrección de síntomas y el tratamiento patogénico se prescriben individualmente para cada paciente, según el grado de daño y la gravedad de los cambios estructurales en las paredes de los vasos sanguíneos.

¡Las varices se eliminan fácilmente sin cirugía! Para esto, muchos europeos usan Nanovein. Según los flebólogos, ¡este es el método más rápido y efectivo para eliminar las venas varicosas!

Nanovein es un gel peptídico para tratar las venas varicosas. Es absolutamente efectivo en cualquier etapa de la manifestación de las venas varicosas. La composición del gel incluye 25 componentes curativos exclusivamente naturales. En solo 30 días de usar este medicamento, puede deshacerse no solo de los síntomas de las venas varicosas, sino también eliminar las consecuencias y la causa de su aparición, así como prevenir el desarrollo de la patología.

Puede comprar Nanovein en el sitio web del fabricante.

Características patogenéticas del desarrollo de la enfermedad.

Como indican las características anatómicas de las venas de las extremidades inferiores, hay dos de sus variedades principales, los plexos vasculares periféricos y profundos. Dependiendo de la localización de las venas de las extremidades inferiores, hay una salida de sangre del tejido muscular a diferentes niveles de profundidad.

Una característica distintiva de los vasos venosos de los vasos arteriales es la intensidad débil del desarrollo de la capa muscular y la presencia de estructuras valvulares en su luz. La baja fuerza de las contracciones musculares no permite el bombeo espontáneo de sangre desde las extremidades inferiores en la dirección opuesta. La salida de sangre se produce como resultado de las contracciones de los músculos, la sangre se empuja hacia la parte superior y las estructuras de las válvulas evitan la regurgitación inversa de la sangre.

La enfermedad de las venas varicosas se desarrolla como resultado de una violación del flujo fisiológico normal de sangre de los músculos de las extremidades inferiores. La violación del aparato valvular de los vasos venosos participa en la patogénesis de esta afección. Con el daño a la estructura de la válvula de las venas de las extremidades inferiores, la sangre venosa se empuja no solo hacia arriba, sino que también se produce una corriente inversa. Este proceso patológico conduce a un aumento de la presión en los vasos sanguíneos y, como resultado, a la expansión y deformación de sus paredes.

Las superficies deformadas de las membranas de los vasos venosos también se desarrollan en el contexto del aumento de la estimulación del centro vasomotor, lo que ejerce una gran presión sobre las venas. Si no se eliminan los mecanismos patogénicos y el tratamiento no se lleva a cabo en una etapa temprana, la extirpación quirúrgica de los vasos dañados puede ser necesaria ya que sus paredes ya no serán capaces de funcionar.

Factores etiológicos que provocan el desarrollo de venas varicosas en las extremidades inferiores.

Las venas varicosas de las extremidades inferiores se refieren a enfermedades, cuya etiología puede ser muy diversa, principalmente asociada con el aumento de las cargas en las extremidades inferiores.

Los principales factores predisponentes para el desarrollo de la enfermedad incluyen:

  • la presencia en la historia de la vida de anomalías genéticas en la estructura del lecho vascular, la presencia de una patología similar en los parientes biológicos más cercanos;
  • Durante el embarazo, se produce un aumento de la carga en las extremidades inferiores y la compresión de las ramas principales del lecho vascular se produce con un útero embarazado agrandado. Durante el embarazo, los signos sintomáticos de hinchazón y la aparición de deformidades vasculares se consideran comunes;
  • un aumento brusco o gradual del peso corporal total, obesidad de primer, segundo y tercer grado. Con el aumento del peso corporal, el riesgo de desarrollar aterosclerosis de los vasos de las extremidades inferiores y la deformación grasa de los vasos venosos aumenta bruscamente;
  • incumplimiento de un estilo de vida activo, una larga estadía en un estado inmóvil, especialmente en posición de pie, aumenta la presión sobre las paredes vasculares, se minimiza la contractilidad muscular, la bomba venosa en este caso deja de funcionar;
  • El uso de ropa ajustada conduce a la compresión de los vasos venosos superficiales y, como resultado, a un aumento de la carga en las venas profundas;
  • La desnutrición también juega un papel característico en el desarrollo de esta patología. Debido al modo incorrecto y la calidad de la nutrición, la función de absorción intestinal se ve interrumpida gradualmente. Un trastorno de la digestión intestinal conduce a una absorción deficiente de nutrientes esenciales para el cuerpo, incluidas las vitaminas, que son responsables de la regeneración activa de la pared vascular;
  • medicamentos hormonales utilizados con fines terapéuticos y como método de anticoncepción oral.
Nanovein  Neumyvakin en venas varicosas y métodos de tratamiento.

Clasificación de la enfermedad

Una enfermedad como las venas varicosas, dependiendo de la gravedad de los síntomas clínicos, generalmente se divide en tres grupos principales:

  • La primera etapa de la compensación absoluta se caracteriza por una ausencia total de signos sintomáticos, pero con un examen objetivo del paciente, es notable que la pared vascular experimentó cambios estructurales en un pequeño intervalo.
  • La segunda etapa de compensación relativa se manifiesta por una lesión vascular pronunciada con venas abultadas a través de la piel. Los signos sintomáticos de congestión en las extremidades inferiores comienzan a desarrollarse dolorosamente. La gravedad más intensa de los síntomas se manifiesta por la noche.
  • La tercera etapa de los trastornos circulatorios graves se manifiesta en forma de trastornos tróficos severos de la piel, que después de un cierto período de tiempo pueden infectarse con patógenos bacterianos. Los pacientes tienen quejas de dolor intenso en las extremidades inferiores, hinchazón y síndrome convulsivo, que se manifiesta por la noche. La pared vascular como resultado de rupturas severas de adelgazamiento y sobretensión con la formación de hematomas a gran escala debajo de la piel y el tejido muscular.

Hoy en día, el tratamiento generalizado con remedios caseros está muy extendido, pero el gran problema es el uso independiente de fondos sin la supervisión del médico tratante, lo que conlleva graves consecuencias para la salud del paciente.

Los principales síntomas y signos de la patología vascular varicosa.

Los principales signos sintomáticos de la enfermedad venosa estructural incluyen:

  • dolor durante una larga estancia en posición vertical y al caminar;
  • ataques nocturnos regulares del síndrome local convulsivo;
  • sensación de calor y ardor en la piel de los músculos de la pantorrilla;
  • una sensación pronunciada de fatiga e hinchazón de las extremidades inferiores, con un trastorno de sensibilidad superficial y profunda;
  • dolor explosivo durante el día y la noche;
  • Los cambios patológicos en el color y el trofismo del epitelio del epitelio se manifiestan por piel seca severa, aparición de úlceras tróficas en la pierna y hemorragia en el área de ruptura de vasos venosos dañados. Las úlceras cutáneas formadas no responden bien a los procesos de regeneración y son fácilmente susceptibles a la infección bacteriana;
  • deformación severa y expansión de las paredes de los vasos venosos bajo la influencia de alta presión. Los vasos deformados son visibles a través de la piel a simple vista.

En las primeras etapas de la enfermedad, el diagnóstico es casi imposible, ya que todavía no hay lesiones visibles de la pared vascular. Los primeros síntomas característicos de las venas varicosas incluyen dolor en las extremidades inferiores, sensación de pesadez y estallido, así como un síndrome convulsivo leve. Poco a poco, los pacientes comienzan a sentir debilidad en las extremidades inferiores con una estancia prolongada en posición vertical. Por la noche, estos pacientes desarrollan hinchazón y calambres, que aumentan gradualmente con el tiempo.

En las primeras etapas de la enfermedad, cuando todavía no hay signos objetivos de patología vascular, se realiza un diagnóstico diferencial para pacientes con osteocondrosis en la columna lumbar. Estas patologías tienen síntomas clínicos muy similares, debido al hecho de que con la osteocondrosis, puede producirse una compresión mecánica de los vasos debido a la deformación de los cuerpos vertebrales. Para confirmar el diagnóstico principal, se muestra que los pacientes realizan un método de investigación tan instrumental como la angiografía.

La progresión adicional de la enfermedad lleva al hecho de que las fibras musculares bajo el efecto de la hipoxia prolongada comienzan a aumentar de tamaño, los pacientes se ven obligados a elegir ropa especialmente. Esta patología es desagradable no solo con molestias, sino que también se acompaña de un pronunciado efecto cosmético.

Los síntomas particularmente claramente objetivos se manifiestan en hombres y mujeres con una estructura delgada de las capas de la epidermis integumentaria (ver foto arriba). El diagnóstico final de dicha enfermedad se realiza sobre la base de la presencia debajo de las capas de la piel de más de dos vasos venosos protuberantes y deformados. En presencia de tales signos, el diagnóstico no es discutible.

Nanovein  Salud y vida sana Las venas varicosas viven sanas

Tratamiento de las venas varicosas de las extremidades inferiores.

En la práctica clínica moderna, existen varias opciones para medidas terapéuticas contra las venas varicosas de las extremidades inferiores. Como muestran las estadísticas, esta patología a menudo afecta a la población femenina del planeta que a la masculina.

En el tratamiento de pacientes con venas varicosas, se utilizan tres métodos principales.

Tratamientos conservadores

La terapia conservadora implica el uso de los siguientes métodos de tratamiento:

  • Normalización de la actividad física a lo largo del día, compensación del trabajo y el descanso y racionamiento de la actividad motora a lo largo del día.
  • Realizar regularmente ejercicios físicos individuales especialmente diseñados.
  • La medicación se lleva a cabo usando drogas. El mecanismo de acción, que tiene como objetivo restaurar el tono muscular normal en las paredes de los vasos venosos.

Para el alivio del dolor, se muestra a los pacientes el uso de medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (por ejemplo: ibuprofeno, diclofenaco). El síndrome convulsivo se detiene mediante el uso de medicamentos anticonvulsivos (fenitoína, carbamazepina), y la inflamación del tejido se elimina con medicamentos diuréticos tiazídicos (acripamida, indapres). Los diuréticos ayudarán a acelerar el proceso de excreción de líquido acumulado patológicamente del cuerpo.

Tratamientos de compresión

La terapia de compresión significa una técnica mínimamente invasiva, durante la cual se realiza la esclerosis de las áreas afectadas de los vasos. Durante esta técnica de tratamiento, el médico inserta una aguja en el vaso dañado, una jeringa unida a la cual se llena con un líquido espumoso. Bajo la supervisión de un médico, se inyecta líquido espumoso en una vena. La espuma llena toda la luz vascular, y esto conduce a una contracción espasmódica de su luz.

Después de esta manipulación, se recomienda al paciente que use medias de compresión especializadas durante 3-4 días. Después de 4 días después de la intervención, los vasos se pegan. Para prevenir la recurrencia de la enfermedad, se recomienda a los pacientes usar apósitos de compresión, esto no solo aliviará los principales signos sintomáticos de la enfermedad, sino que también contribuirá a la formación de cicatrices densas en los vasos dañados.

La intervención quirúrgica

La intervención quirúrgica para las venas varicosas en las extremidades inferiores se realiza en caso de lesiones vasculares masivas y sus cambios estructurales irreversibles. Hasta la fecha, el progreso en la cirugía vascular en la cara, hay muchos métodos de intervención quirúrgica en dicha patología vascular, incluida la cirugía plástica para restaurar la apariencia estética de la piel en el área afectada.

Las operaciones en vasos deformados se realizan utilizando equipos microquirúrgicos especializados, equipos radiológicos y láser.

En las primeras etapas de la patología, es posible realizar operaciones utilizando métodos de fototerapia y láser para eliminar defectos en las estructuras valvulares de las venas, pero una mayor progresión de la enfermedad puede conducir a una cirugía radical. La cirugía radical implica realizar una incisión en el área de un vaso dañado, suturarlo y extraerlo.

Se recomienda que algunos pacientes con cambios tróficos en la piel y los tejidos profundos de las extremidades inferiores realicen un trasplante de piel en el complejo; si esto no se hace, pueden ocurrir complicaciones infecciosas e inflamatorias después de la cirugía.

Después de cualquier intervención quirúrgica y mínimamente invasiva, se muestra a los pacientes el uso profiláctico de medicamentos antibacterianos. Se prescriben antibióticos para prevenir la infección o la propagación de la infección en todo el cuerpo humano.

Algunos pacientes adoran el uso de remedios caseros como una corrección de la patología vascular, pero la mayoría de las veces estos métodos se llevan a cabo además de monitorear al médico tratante y esto puede tener graves consecuencias para la salud del paciente.

Medidas preventivas para el desarrollo de venas varicosas.

La prevención de esta afección patológica es importante no solo para las personas con herencia agobiada, sino también para las personas con condiciones laborales difíciles y con un índice de masa corporal aumentado.

Como profilaxis, los pacientes deben recibir un régimen de descanso intensivo, pero es necesario realizar ejercicios terapéuticos especializados.

Las opiniones de que los pacientes con venas varicosas deben ser engañosas durante el mayor tiempo posible en posición horizontal o sentada deben poder contraer los músculos periódicamente para mejorar el flujo venoso.

Se recomienda practicar deportes como correr, patinar o andar en bicicleta. Con tales ejercicios, los músculos de las extremidades se contraerán regularmente y proporcionarán la contractilidad de la pared muscular de las venas. Con la implementación oportuna de las medidas necesarias para corregir la enfermedad subyacente, el pronóstico para la recuperación será favorable. La prevención y el tratamiento de la enfermedad deben llevarse a cabo de manera oportuna.

Lagranmasade España