Ectasia de los conductos de las glándulas mamarias causas, síntomas, tratamiento.

La ectasia de los conductos de las glándulas mamarias se denomina expansión de los conductos mamarios. Puede ser fisiológico o patológico: ocurre en el contexto del embarazo, la lactancia (la formación de leche en las glándulas mamarias), los cambios involutivos (en el contexto de los procesos de envejecimiento) o cualquier enfermedad de las glándulas mamarias.

Algunos síntomas de la patología pueden causar precaución con respecto a la formación de una patología maligna: esto es dolor y opresión en la región areolar del pezón, así como secreción del pezón.

El tratamiento está determinado por la enfermedad subyacente, contra la cual ha surgido la ectasia de los conductos lácteos. A menudo, el uso de medicamentos hormonales, antibacterianos y antiinflamatorios es suficiente para detener las manifestaciones de la enfermedad. Pero con la ineficacia de la terapia conservadora, la cirugía puede estar indicada, hasta la mastectomía (extirpación completa de la glándula mamaria).

La ectasia de los conductos mamarios tiene otros nombres: es una ductectomía de la glándula mamaria y la dilatación de los canales subareolares.

¡Las varices se eliminan fácilmente sin cirugía! Para esto, muchos europeos usan Nanovein. Según los flebólogos, ¡este es el método más rápido y efectivo para eliminar las venas varicosas!

Nanovein es un gel peptídico para tratar las venas varicosas. Es absolutamente efectivo en cualquier etapa de la manifestación de las venas varicosas. La composición del gel incluye 25 componentes curativos exclusivamente naturales. En solo 30 días de usar este medicamento, puede deshacerse no solo de los síntomas de las venas varicosas, sino también eliminar las consecuencias y la causa de su aparición, así como prevenir el desarrollo de la patología.

Puede comprar Nanovein en el sitio web del fabricante.

Totales

La condición descrita como un trastorno independiente se detecta extremadamente raramente; de ​​hecho, esta es una complicación de una serie de procesos patológicos, que es su marcador peculiar.

La luz normal de los conductos lácteos es de 1,5 mm en la parte más estrecha a 2 mm en la más ancha. Se cree que se ha producido ectasia de los conductos lácteos si la luz de los conductos aumenta al menos a 3-5 mm o más.

La patología descrita se diagnostica con mayor frecuencia en mujeres en la categoría de edad mayor de 40 años. Este hecho indica que los cambios relacionados con la edad que ocurren en el cuerpo de la mujer son de la mayor importancia en el desarrollo de la ectasia de los conductos lácteos.

La ectasia de los conductos del seno en sí no es una condición crítica. Pero a menudo ocurre en un contexto de enfermedades de los senos, cuyo pronóstico es grave o dudoso.

razones

La ectasia de los conductos de la glándula mamaria es igualmente capaz de provocar factores fisiológicos y patológicos.

Normalmente, la ectasia moderada se desarrolla en condiciones tales como:

  • la segunda fase del ciclo ovulatorio;
  • embarazo;
  • lactancia.

En los primeros dos casos, ectasia significa la preparación fisiológica normal de las glándulas mamarias para la lactancia. Durante la lactancia, los conductos lácteos pueden expandirse con mayor frecuencia con:

  • grandes volúmenes de leche materna producida;
  • Lactostasis: estancamiento de la leche en las glándulas mamarias, lo que indica violaciones de la evacuación de la leche de las glándulas.

Si se observa ductectasia mamaria durante el desarrollo de procesos involutivos (desarrollo inverso en el contexto del marchitamiento y el envejecimiento), entonces puede considerarse fisiológico y patológico; depende del grado de sus manifestaciones. Normalmente, esta es una ligera expansión de los conductos de la glándula mamaria, que se desarrolla en el contexto de:

  • cambios hormonales en los tejidos de las glándulas mamarias;
  • sus cambios estructurales

La expansión patológica de los conductos lechosos a menudo se desarrolla en el contexto de enfermedades y afecciones patológicas como:

  • perturbaciones de la categoría de deshormonal;
  • hiperprolactinemia Este es un aumento en la producción de prolactina, una hormona cuya función es estimular el desarrollo del tejido mamario;
  • glándula mamaria secretora: este es el nombre de la glándula, de la cual el secreto patológico se secreta constantemente;
  • procesos inflamatorios;
  • transformaciones deformantes.

Las condiciones dishormonales con mayor frecuencia conducen al desarrollo de ectasia de los canales subareolares, aquellos que están debajo de la areola de la glándula mamaria. Esto sucede cuando hay una violación de la relación entre la cantidad de estrógeno y progestágeno. Las razones de esta condición son:

  • patología de los órganos genitales femeninos;
  • trastornos del sistema hipotalámico-pituitario: un complejo de estructuras cerebrales que desempeña un papel regulador.

De todas las patologías de los órganos genitales femeninos, la causa más común del estado deshormonal que conduce a la ectasia de los conductos de la glándula mamaria son:

  • ooforitis: una lesión inflamatoria de los ovarios;
  • la anexitis es un proceso inflamatorio en los apéndices uterinos (ovarios y trompas);
  • neoplasias: con mayor frecuencia voluminosas. Pueden ser benignos y malignos;
  • La endometriosis es una enfermedad en la cual las células del endometrio (la capa interna del útero) aparecen en áreas extragenitales.

La hiperprolactinemia desempeña el siguiente papel en la aparición de ectasia del conducto mamario. Dado que la prolactina se produce en mayores cantidades, estimula aún más el tejido mamario, y esto provoca una liberación constante de leche, que presiona intensamente los conductos de la leche desde el interior y, por lo tanto, contribuye a su expansión. La hiperprolactinemia puede desencadenar enfermedades y afecciones patológicas como:

  • tumores hipofisarios: glándulas endocrinas que se encuentran en la base del cerebro y afectan el crecimiento, el desarrollo y el metabolismo del cuerpo;
  • neoplasias del hipotálamo: un área pequeña en el diencéfalo, que consiste en grupos de células que regulan la actividad neuroendocrina del cerebro y la homeostasis (estado estable) del cuerpo;
  • hipotiroidismo: falta de producción de hormona tiroidea;
  • insuficiencia renal crónica: una violación aguda de los riñones;
  • cirrosis hepática: reemplazo de su parénquima con tejido conectivo;
  • hiperestrogenia: un aumento en la producción de hormonas sexuales femeninas de estrógeno.

Con la secreción de la glándula mamaria, los conductos mamarios comienzan a expandirse debido al hecho de que la descarga patológica ingresa a su luz, que presiona las paredes de los conductos. Muy a menudo, este proceso patológico se desarrolla en enfermedades y afecciones patológicas como:

  • mastopatía secretora: un cambio en los tejidos de la glándula mamaria, que se desarrolla en el contexto del desequilibrio hormonal y se acompaña de la liberación de secreciones patológicas de los pezones;
  • papilomatosis intraductal de las glándulas mamarias: la formación en los conductos de pequeñas y pequeñas excrecencias de tejido;
  • tumores malignos de las glándulas mamarias. Con mayor frecuencia, es el cáncer intraductal (se desarrolla un tumor canceroso dentro de los conductos lácteos) y la enfermedad de Paget (lesiones cancerosas del pezón y la areola).
Nanovein  Características de recuperación después de la cirugía para las venas varicosas de las extremidades inferiores

Los procesos inflamatorios en las glándulas mamarias conducen al hecho de que la estructura normal de sus tejidos cambia, lo que implica un cambio en la estructura de los conductos lechosos. Los siguientes componentes del proceso inflamatorio juegan un papel en el desarrollo de la ectasia ductal:

  • hinchazón de los tejidos en el proceso agudo;
  • proliferación de tejido conectivo en el proceso crónico.

La ectasia de los conductos de la glándula mamaria en el contexto de su deformación se desarrolla prácticamente de acuerdo con el mismo "escenario" que la ectasia en el contexto de los procesos inflamatorios. Tal deformación se forma con mayor frecuencia en el contexto de condiciones patológicas como:

  • lesión traumática de la glándula mamaria, transferida en el pasado reciente;
  • manipulaciones médicas: diagnóstico (punción) y terapéutico (intervención quirúrgica para una enfermedad mamaria particular);
  • Germinación de tejidos por neoplasias: benignas y malignas.

Desarrollo de la enfermedad

El proceso de formación de la ectasia de los conductos lechosos consta de varios enlaces, cuyo desarrollo puede ser desencadenado por varios factores. Se observan los siguientes cambios:

  • En caso de trastornos deshormonales, la capa de células epiteliales que recubre las hipertrofias de los conductos lácteos (crece y se engrosa, bloqueando la luz de los conductos; por lo tanto, para "empujar" el líquido, se expanden compensatoriamente;
  • La entrada de secreción fisiológica (leche) o patológica (secreción) en la luz del conducto también provoca su dilatación compensatoria (expansión). Con el aumento de la viscosidad de la secreción intraductal o la formación de coágulos, el flujo de salida empeora aún más, los conductos lechosos se superponen. Debido a esto, la presión en las secciones finales de los pasajes lechosos aumenta aún más, su posterior expansión persistente se desarrolla aún más.

Los cambios descritos pueden ocurrir con edema de tejido local (local), que se desarrolla en condiciones patológicas como:

  • inflamación aguda
  • proceso adhesivo;
  • la formación de tejido cicatricial después de lesiones traumáticas de la glándula mamaria;
  • germinación de la glándula por tumores.

Además de los procesos descritos, en las mujeres menopáusicas, el desarrollo de la ectasia de los conductos lácteos desempeña el papel que el tejido de la glándula mamaria se estira debido a su flacidez, que, a su vez, se desarrolla debido a una disminución de la elasticidad característica de los procesos involutivos.

síntomas

Los signos clínicos de ectasia de los conductos de la glándula mamaria a menudo se desarrollan gradualmente y a menudo aparecen solo con una progresión significativa de la enfermedad descrita. Los principales signos de la enfermedad descrita son:

  • picazón o ardor en la areola;
  • dolor allí;
  • densificación de tejidos;
  • cambios por parte del pezón;
  • descarga
  • irritación de la piel

Características del dolor:

  • por localización: en el área de los conductos lechosos afectados;
  • por distribución: no se observa irradiación como tal;
  • por naturaleza – opresivo;
  • en intensidad – moderada, con la progresión de la patología – en aumento;
  • por apariencia: aparecen principalmente con una expansión significativa de los conductos lechosos.

A menudo no hay dolores, el paciente se queja de la presencia de molestias.

Con la ectasia de los conductos de la glándula mamaria, los tejidos a menudo se vuelven más densos en la región subareolar.

Los cambios del pezón se manifiestan en la forma de este:

Características de las secreciones:

  • por cantidad: escasa o con moderación;
  • periodicidad – regular;
  • por naturaleza – serosa o sacarosa;
  • por color: amarillento o blanquecino;
  • por consistencia – líquido.

La irritación de la piel ocurre debido a que les llega la secreción patológica descrita del pezón. Se manifiesta en forma de tales cambios por parte de la piel, como:

  • hinchazón;
  • enrojecimiento;
  • maceración – erosión húmeda.

Si la ectasia de los conductos lácteos ha surgido debido a trastornos de naturaleza deshormonal, se observa expansión del conducto en ambas glándulas mamarias.

Los conductos se ven afectados solo en una glándula mamaria con mayor frecuencia en condiciones patológicas como:

  • procesos inflamatorios;
  • consecuencias del trauma;
  • procesos volumétricos (la formación de tumores).

diagnósticos

La primera tarea del proceso de diagnóstico es determinar si la ectasia de los conductos de la glándula mamaria es fisiológica o patológica. Deben evitarse las conclusiones apresuradas, ya que a veces la ectasia fisiológica puede convertirse en patológica. Lo principal en el proceso de diagnóstico es la identificación no solo de la patología descrita, sino de las razones que provocaron su aparición. Para esto, es necesario utilizar toda la información disponible: quejas de los pacientes (si las hay), características relacionadas con la edad y características de la historia obstétrica-ginecológica, resultados de métodos de examen adicionales (físicos, instrumentales, de laboratorio).

Durante un examen físico de la glándula mamaria, se tiene en cuenta lo siguiente:

  • tras el examen: tamaño, simetría, cambios visibles (o falta de ellos) de las glándulas mamarias, cambio de piel, presencia de secreciones;
  • a la palpación (palpación): consistencia del tejido mamario, dolor, presencia o ausencia de sellos.

Los métodos de investigación instrumental utilizados en el diagnóstico de la ectasia del conducto mamario son los siguientes:

  • mamografía: un conjunto de métodos para examinar la glándula mamaria;
  • Ductografía: examen de rayos X de los conductos de la glándula mamaria con la introducción preliminar de un agente de contraste en ellos. Le permite evaluar el sistema de los conductos lechosos, identificar áreas de dilatación (expansión) y analizar su gravedad. El método es valioso para identificar neoplasias intraductales (intraductales);
  • gammagrafía con radioisótopos de la glándula mamaria: las preparaciones farmacéuticas con radioisótopos se administran por vía intravenosa al paciente; al examinar la glándula mamaria con un tomógrafo especial, crean una imagen en color. Determina los cambios en la glándula mamaria, en particular, las áreas de los conductos lácteos expandidos;
  • biopsia: una muestra de tejido mamario para su posterior examen bajo un microscopio.
Nanovein  Cómo elegir medias para varices por talla (2)

La mamografía incluye métodos de examen como:

  • La mamografía de rayos X es una radiografía de estudio de las glándulas mamarias en dos o tres proyecciones;
  • mamografía por ultrasonido: el uso de ultrasonido en el grosor de la glándula mamaria reveló secciones de dilatación (expansión): este es un signo de ectasia de los conductos lácteos;
  • tomosíntesis: de acuerdo con la imagen bidimensional de la glándula mamaria, que se crea durante este método, evalúe la estructura del tejido de la glándula;
  • mamografía por resonancia magnética (MRI): un estudio tomográfico de la glándula mamaria;
  • mamografía óptica: el tejido mamario se examina con un equipo óptico.

Los métodos de laboratorio involucrados en el diagnóstico de la enfermedad descrita son los siguientes:

  • determinación de estradiol, progesterona, hormona foliculoestimulante (FSH), hormona luteotrópica (LH). Si es necesario, un estudio de hormonas tiroideas;
  • examen histológico: se examina una muestra de biopsia bajo un microscopio para excluir el cáncer;
  • examen citológico: se examinan frotis de secreciones del pezón con un microscopio para identificar células atípicas;
  • determinación de marcadores tumorales: compuestos específicos que aparecen durante el desarrollo de neoplasmas malignos.

Dado que la ectasia de los conductos de la glándula mamaria en la mayoría de los casos se desarrolla como una complicación de sus otras enfermedades, puede ser necesario consultar a especialistas relacionados: un ginecólogo, endocrinólogo, oncólogo, dermatólogo y cirujano.

Diagnóstico diferencial

El diagnóstico diferencial de la ectasia de los conductos de la glándula mamaria a menudo se lleva a cabo con enfermedades y afecciones patológicas como:

  • galactoforitis: una lesión inflamatoria de los conductos lácteos;
  • absceso subareolar: un absceso limitado que se desarrolla en los tejidos debajo del área de la areola;
  • neoplasias: benignas y malignas (incluida la enfermedad de Paget, cáncer de pezón y areola).

Complicaciones

La ectasia fisiológica de los conductos de la glándula mamaria no representa ningún riesgo para la salud y la vida de la mujer. Pero en algunos casos, puede estar acompañado de complicaciones como:

  • galactoforitis
  • Deformación de la glándula mamaria: puede desarrollarse con una expansión significativa de los conductos lácteos.

Con el desarrollo de la forma patológica de la patología descrita, complicaciones como:

  • dermatitis: una lesión inflamatoria de la piel (con mayor frecuencia en la zona alveolar);
  • La dermatosis es una lesión no inflamatoria (con mayor frecuencia en la zona alveolar).

Ambas complicaciones se desarrollan con una ectasia de los conductos lácteos en pacientes con una glándula mamaria secretora; su desarrollo provoca una secreción constante de secreción de los conductos dilatados.

También es posible el desarrollo de otra afección patológica, que no es una complicación de la ectasia de los conductos lácteos, sino que se desarrolla en su contexto: es la carcinofobia (miedo a contraer cáncer).

Tratamiento de la ectasia del conducto lácteo

Si la ectasia de los conductos de la glándula mamaria se ha formado debido a razones fisiológicas, no se requiere tratamiento. Sin embargo, un monitoreo regular por un mammologist está indicado.

Si la expansión de los conductos de la glándula mamaria se define como patológica, el tratamiento se basa en la eliminación de la enfermedad subyacente, lo que condujo a la aparición de la patología descrita. Los métodos de tratamiento pueden ser conservadores y quirúrgicos.

Las siguientes citas son la piedra angular de la terapia conservadora:

  • con trastornos deshormonales: medicamentos hormonales;
  • en procesos inflamatorios: medicamentos antibacterianos, teniendo en cuenta la sensibilidad del patógeno y los medicamentos antiinflamatorios (a menudo se usan medicamentos antiinflamatorios no esteroideos o AINE);
  • con neoplasia maligna – citostáticos.

Los siguientes son comunes:

  • inmunocorrector;
  • sedantes
  • vitaminas y minerales (a menudo en forma de complejos).

Si la ectasia de los conductos de la glándula mamaria ha surgido en un contexto de trastornos hormonales, se recomienda a los pacientes:

  • perder peso
  • ajuste la dieta: al mismo tiempo, se debe reducir el consumo de alimentos grasos y carbohidratos simples (son ricos en panecillos, tortas, pasteles y otros productos dulces).

El tratamiento quirúrgico para la ectasia de los conductos mamarios está indicado en los siguientes casos:

  • falta de efecto de la terapia conservadora;
  • la progresión constante de la patología y el desarrollo de complicaciones;
  • dolor severo, que es difícil de detener;
  • deformación severa de la glándula mamaria;
  • lesión cancerosa

El tipo y la extensión de la cirugía dependen del tipo de patología y el grado de su desarrollo. Operaciones como:

  • ductolobectomía selectiva: escisión de una parte de la glándula mamaria con los conductos mamarios afectados;
  • tramando una neoplasia benigna de su cama;
  • resección sectorial de la glándula mamaria: extracción de su sitio;
  • Mastectomía: extirpación completa de la glándula mamaria.

En presencia de oncopatología, que provocó el desarrollo de ectasia de los conductos de la glándula mamaria, está indicada la radioterapia.

Prevención

El complejo de medidas preventivas que previenen el desarrollo de ectasia de los conductos de la glándula mamaria es muy amplio, ya que la ectasia puede ocurrir en el contexto de muchas enfermedades de la glándula mamaria. Las medidas importantes para reducir el riesgo de morbilidad son:

  • prevención de enfermedades y condiciones patológicas que pueden provocar el desarrollo de la enfermedad descrita, y si ocurren, diagnóstico oportuno y tratamiento adecuado. Esto es especialmente cierto en el caso de enfermedades que pueden ocurrir en un contexto de insuficiencia hormonal;
  • evitar traumatismos en las glándulas mamarias;
  • elección competente del volumen y método de operaciones quirúrgicas en la glándula mamaria (en particular, durante la corrección plástica);
  • a la edad de más de 35-40 años: una visita profiláctica una vez al año a un ginecólogo y mammólogo;
  • control médico del equilibrio de las hormonas sexuales (y no solo);
  • vistiendo sostenes cómodos;
  • control de peso regular;
  • buena nutrición
  • clases de educación física;
  • normalización del parto, descanso, sueño, relaciones sexuales;
  • rechazo de malos hábitos: fumar, tomar alcohol y drogas.

Pronóstico

El pronóstico para la ectasia patológica de los conductos de la glándula mamaria es bastante diferente: depende de la enfermedad subyacente, contra la cual surgió la patología descrita. Las complicaciones críticas surgen relativamente raramente: se desarrollan principalmente con la forma avanzada de una u otra patología, en cuyo contexto ha surgido una ectasia de los conductos de la glándula mamaria.

Kovtonyuk Oksana Vladimirovna, observador médico, cirujano, consultor médico

9,280 vistas totales, 7 vistas hoy

Lagranmasade España