Dolor en la pierna desde la rodilla hasta el pie.

El dolor en la pierna desde la rodilla hasta el pie es un fenómeno muy común. Las causas de este síntoma en diferentes categorías de edad no son las mismas. En los jóvenes, el dolor en las piernas a menudo se desencadena por un esfuerzo físico excesivo y lesiones. Pero en personas de mediana edad, una causa común de dolor es la enfermedad vascular de la extremidad inferior.

¡Las varices se eliminan fácilmente sin cirugía! Para esto, muchos europeos usan Nanovein. Según los flebólogos, ¡este es el método más rápido y efectivo para eliminar las venas varicosas!

Nanovein es un gel peptídico para tratar las venas varicosas. Es absolutamente efectivo en cualquier etapa de la manifestación de las venas varicosas. La composición del gel incluye 25 componentes curativos exclusivamente naturales. En solo 30 días de usar este medicamento, puede deshacerse no solo de los síntomas de las venas varicosas, sino también eliminar las consecuencias y la causa de su aparición, así como prevenir el desarrollo de la patología.

Puede comprar Nanovein en el sitio web del fabricante.

Causas del dolor

La parte inferior de la pierna desde la rodilla y los pies se llama pierna inferior. La tibia está formada por dos huesos: la tibia y el peroné. La rótula está adyacente a estas estructuras óseas. Desde la parte inferior, la tibia y el peroné junto con el astrágalo del pie forman la articulación del tobillo. Distinga entre la superficie anterior y posterior de la parte inferior de la pierna.

Podemos suponer con seguridad que casi todas las personas están familiarizadas con el dolor en la parte inferior de la pierna. De hecho, la actividad motora excesiva, cuando lo que se llama estar de pie todo el día en las piernas, se hace sentir en la noche por el dolor en la parte inferior de la pierna. Pero el dolor independiente también puede ocultarse detrás del dolor, identificando cuál de manera oportuna es extremadamente importante.

Todas las causas probables de dolor en la parte inferior de la pierna se pueden dividir en las siguientes categorías:

  • Lesiones en la parte inferior de la pierna;
  • Enfermedades de los vasos de las piernas;
  • Enfermedades inflamatorias de los huesos y tejidos blandos de la parte inferior de la pierna;
  • Enfermedades de la columna vertebral;
  • Enfermedades del sistema nervioso periférico.

Lesiones en la parte inferior de la pierna

En la práctica médica, las lesiones en la espinilla son bastante comunes. Los atletas son especialmente vulnerables a esta lesión: corredores, jugadores de fútbol, ​​patinadores artísticos. La lesión de espinilla es un concepto colectivo que incluye:

  • Fractura de los huesos de la parte inferior de la pierna (tibia o peroné, rótula);
  • Luxación de la parte inferior de la pierna;
  • Pierna magullada;
  • Estiramiento o desgarro de los músculos de las piernas;
  • Esguince de pierna.

Como regla general, determinar el diagnóstico de "lesión en la pierna" no es difícil. La aparición de dolor está precedida por un golpe en la pierna, una caída o un fuerte esfuerzo físico. El trauma se acompaña de hinchazón de la parte inferior de la pierna, formación de hematomas, limitación de la movilidad de la pierna. Con fracturas, la parte inferior de la pierna puede deformarse, tomar una posición antinatural, que se nota incluso a simple vista. Para confirmar o refutar una fractura de la parte inferior de la pierna, es necesario hacer una radiografía.

Enfermedades de los vasos de la extremidad inferior.

Un suministro completo de sangre y nutrición de los tejidos de la parte inferior de la pierna dependen de la condición y el tono de los vasos de la extremidad inferior. Con la enfermedad vascular de la pierna humana, una sensación de pesadez en las piernas e incluso dolor al final del día son inquietantes. La aparición de dolor desde la rodilla hasta el pie puede provocar enfermedades como:

Enfermedad arterial oclusiva crónica

La aterosclerosis y la endarteritis obliterante se consideran enfermedades arteriales oclusivas crónicas. Estas enfermedades, aunque tienen varias causas, mecanismos de desarrollo, se manifiestan por síntomas muy similares. La base de las enfermedades oclusivas es el estrechamiento gradual de las arterias, que termina con obstrucción vascular. Como resultado, se altera el suministro de sangre a los tejidos de las extremidades, lo que conduce al desarrollo de trastornos tróficos y la aparición de dolor.

Nanovein  La pancreatitis crónica

Los síntomas de la endarteritis obliterante son similares a los de la aterosclerosis obliterante. Entonces, las enfermedades oclusivas crónicas se manifiestan por los siguientes síntomas:

  • Aumento de la fatiga de la pierna;
  • Escalofríos de los pies;
  • Parestesia (entumecimiento, sensaciones de arrastre en la piel);
  • Piel pálida (veteado) y cianosis de los dedos de los pies;
  • Claudicación intermitente (caminar intermitentemente con respiro forzado debido al dolor agudo en las pantorrillas, que desaparece después de un breve descanso);
  • El dolor en la parte inferior de la pierna, el pie en reposo y en la noche se observa en las últimas etapas de la enfermedad;
  • Adelgazamiento de la piel, úlceras tróficas;
  • Atrofia de los músculos de las piernas.

Phlebeurysm

El dolor en la pierna desde la rodilla hasta el pie también puede ser una manifestación de las venas varicosas de las extremidades inferiores. Normalmente, la sangre fluye a través de las venas de las piernas desde la periferia hacia el centro, y a través de las venas comunicantes desde lo superficial a lo profundo. Con las venas varicosas, el flujo sanguíneo se dirige desde el centro hacia la periferia, desde las venas profundas de las piernas hasta la superficie. Este es el llamado flujo sanguíneo perverso. Como resultado, se desarrolla insuficiencia venosa.

En la etapa inicial de la enfermedad de una persona, solo un sentimiento de pesadez, plenitud en las piernas después del esfuerzo físico y al final del día es inquietante. Sin embargo, estos síntomas desaparecen después de descansar por la mañana. Posteriormente, las venas varicosas son claramente visibles en la parte inferior de la pierna, se desarrolla edema en la parte inferior de la pierna y el pie, se producen espasmos en las pantorrillas y se producen úlceras tróficas en la piel. A medida que la enfermedad progresa, el dolor en la parte inferior de la pierna se convierte en un fiel compañero de una persona que lo tiene todo el día.

Trombosis venosa aguda

La causa más peligrosa de dolor de rodilla a pie es la trombosis venosa profunda aguda de la pierna. Con la trombosis de las venas superficiales de la pierna humana, el dolor y la presencia de compactación dolorosa en la parte inferior de la pierna a lo largo de la vena, la dificultad para caminar, son inquietantes. Con trombosis venosa profunda, se notan las piernas inferiores:

  • Hinchazón de la parte inferior de la pierna;
  • Cianosis de las piernas;
  • Dolores explosivos en la parte inferior de la pierna, agravados por el movimiento;
  • Debilidad general
  • Aumento de la temperatura corporal.

La complicación más formidable de la trombosis venosa profunda aguda es la posibilidad de que un coágulo de sangre se rompa y entre en la arteria pulmonar, lo que puede provocar la muerte.

Por eso, si además del dolor en la pierna desde la rodilla hasta el pie, una persona tiene los síntomas anteriores, debe comunicarse con un cirujano para prevenir complicaciones de la enfermedad.

Enfermedades inflamatorias de los huesos y tejidos blandos de la parte inferior de la pierna.

La causa del dolor en la pierna desde la rodilla hasta el pie puede ocultarse directamente en la patología de los huesos de la pierna. Entonces, la inflamación del tejido óseo de la parte inferior de la pierna se llama osteomielitis. La infección ósea puede ocurrir endógenamente cuando las bacterias ingresan desde los focos purulentos existentes en el cuerpo. Este tipo de osteomielitis es característico de la infancia. Otra forma de infección del hueso es exógena, cuando las bacterias ingresan al tejido óseo desde el medio ambiente durante fracturas abiertas y operaciones en la parte inferior de la pierna.

La osteomielitis espinosa comienza de forma aguda. Al comienzo de la enfermedad, una persona nota debilidad inexplicable, malestar general, fiebre, escalofríos. Después de unos días, se produce un dolor intenso en la parte inferior de la pierna, que se intensifica con el más mínimo movimiento. La parte inferior de la pierna está hinchada, la piel está roja y caliente al tacto. El proceso purulento también puede afectar las articulaciones de la rodilla o el tobillo. Si no se trata y hay un absceso sin abrir, se desarrolla sepsis.

Con la inflamación de los músculos esqueléticos, se desarrolla miositis. La enfermedad puede desencadenar traumas, efectos tóxicos, enfermedades infecciosas (ARVI, amigdalitis), enfermedades del tejido conectivo, etc. Los principales signos de miositis tibial son:

  • Dolor adolorido en la pierna, agravado por el movimiento y tocando los músculos afectados;
  • Los nódulos y cordones densos a menudo se sienten en los músculos inflamados;
  • También se puede observar enrojecimiento local de la piel de la parte inferior de la pierna y algo de inflamación.
Nanovein  Cómo tratar las revisiones de las venas varicosas

La infección de los tejidos blandos de la parte inferior de la pierna también puede causar dolor en la pierna desde la rodilla hasta el pie. Por ejemplo, la erisipela puede capturar una gran área de la pierna, causando dolores ardientes derramados en la pierna. Un signo característico de la enfermedad es la aparición de una mancha roja en la piel con bordes irregulares en forma de llamas. La tibia en esta área está hinchada, la piel se siente caliente al tacto. El bienestar general de una persona también sufre: se nota fiebre, debilidad y malestar general.

El flemón de la parte inferior de la pierna también se acompaña de dolor en la parte inferior de la pierna. Esta inflamación difusa purulenta de los tejidos blandos. El flemón se manifiesta no solo por el dolor, sino también por la hinchazón de la parte inferior de la pierna y el enrojecimiento de la piel. También se observan signos tóxicos generales. La falta de tratamiento puede conducir al desarrollo de sepsis.

Enfermedades de la columna

Los músculos tibiales están inervados por dos nervios principales: el tibial y el peroneo común. Estas fibras nerviosas se forman a partir del nervio ciático en la fosa poplítea. A su vez, el nervio ciático se origina en el plexo del nervio sacro formado por los nervios espinales. La derrota de las fibras nerviosas en cualquier nivel, comenzando desde los nervios espinales, terminando con las ramas nerviosas directamente en la parte inferior de la pierna, puede manifestarse por dolor.

El daño a la columna vertebral en el lumbosacro puede conducir a la compresión de los nervios espinales y, como resultado, a la aparición de dolor en la parte inferior de la pierna. Estas son enfermedades de la columna como:

Al apretar las raíces espinales al nivel de la columna lumbosacra, se produce dolor que se irradia a la nalga, el muslo, la parte inferior de la pierna y el pie. Cualquier movimiento descuidado provoca un mayor dolor. La parestesia también se observa en forma de entumecimiento, sensaciones de arrastre en la superficie de la piel de las piernas.

Enfermedades del sistema nervioso periférico.

Las lesiones no inflamatorias de los nervios periféricos se llaman neuropatía. En general, las neuropatías pueden ocurrir con compresión, trauma nervioso, trastornos metabólicos del cuerpo, efectos tóxicos.

Durante la compresión (compresión) de los nervios periféricos en las constricciones anatómicas (canales) de las estructuras musculoesqueléticas circundantes, se desarrolla una condición patológica tal como neuropatía del túnel. Entonces, cuando se comprime el nervio peroneo común de una persona, el dolor en la superficie externa de la parte inferior de la pierna y el pie, la parestesia en forma de entumecimiento y las sensaciones de hormigueo en esta área son inquietantes. También hay una violación de la extensión del pie y los dedos, dificultad para abducir el borde externo del pie. Cuando camina una persona levanta la pierna en alto, esta marcha se llamaba "caballo".

Con la compresión del nervio tibial en el canal del tarso, se desarrolla el síndrome del canal del tarso. Los síntomas de esta dolencia son dolor en la región de la parte interna del tobillo y el pie (a veces en la parte inferior de la pierna), una violación de la sensibilidad en esta área en forma de ardor, hormigueo en la piel, alteración del movimiento del pie y un cambio en la marcha.

En su práctica, los médicos a menudo enfrentan neuropatía diabética de las extremidades inferiores. Los pacientes con neuropatía diabética están preocupados por el dolor en la parte inferior de la pierna y el pie, el hormigueo, la piel quemada, los calambres nocturnos de los músculos de la pantorrilla. Con neuropatía prolongada, se produce atrofia de los músculos de las piernas, aparecen úlceras tróficas que no cicatrizan en la piel.

El dolor en la pierna desde la rodilla hasta el pie realmente puede desencadenarse por varias enfermedades. Para descubrir la causa raíz del dolor, es extremadamente importante considerar síntomas adicionales, la edad del paciente y las enfermedades concomitantes.

Grigorova Valeria, observadora médica

24,072 vistas totales, 16 vistas hoy

Lagranmasade España