Dilatación esofágica

¡Las varices se eliminan fácilmente sin cirugía! Para esto, muchos europeos usan Nanovein. Según los flebólogos, ¡este es el método más rápido y efectivo para eliminar las venas varicosas!

Nanovein es un gel peptídico para tratar las venas varicosas. Es absolutamente efectivo en cualquier etapa de la manifestación de las venas varicosas. La composición del gel incluye 25 componentes curativos exclusivamente naturales. En solo 30 días de usar este medicamento, puede deshacerse no solo de los síntomas de las venas varicosas, sino también eliminar las consecuencias y la causa de su aparición, así como prevenir el desarrollo de la patología.

Puede comprar Nanovein en el sitio web del fabricante.

Venas varicosas esofágicas

  • ¿Por qué la varicosidad esofágica está asociada con el hígado?
  • Clasificación
  • Las causas y el mecanismo de desarrollo
  • Signos de venas varicosas esofágicas
  • diagnósticos
  • Métodos de tratamiento

¿Durante muchos años luchando sin éxito con la hipertensión?

Jefe del Instituto: “Te sorprenderá lo fácil que es curar la hipertensión tomándola todos los días.

Las venas varicosas esofágicas son siempre una manifestación de flujo de salida deteriorado del sistema venoso general del hígado. Por lo general, la enfermedad se asocia con una complicación de la presión alta en la vena porta (hipertensión portal) y se manifiesta por un sangrado peligroso.

Las estadísticas muestran que los hombres son más susceptibles a las venas varicosas del esófago después de 50 años. Esto es consistente con los datos sobre la incidencia de cirrosis alcohólica.

¿Por qué la varicosidad esofágica está asociada con el hígado?

Para rastrear la conexión de la expansión varicosa de la red venosa esofágica con la patología hepática, es necesario recordar las características del suministro de sangre y la relación de los vasos sanguíneos.

La salida de sangre de las venas del tercio inferior del esófago va en la dirección: venas del esófago – vena porta (portal) – las ramas pequeñas y más pequeñas de las vénulas hepáticas pasan a través de los hepatocitos, donde la sangre se limpia de toxinas – a medida que se acumulan en la vena hepática común del colector – fluye hacia la vena cava inferior .

Dado que el hígado es un órgano muy importante, su suministro de sangre está respaldado por vías anastomóticas que pasan por alto el hígado.

El esquema se verá así: vena porta – vena cava inferior. Las venas del esófago abdominal están involucradas en este mecanismo. Si en condiciones normales la sangre venosa fluye a través de los vasos en la capa submucosa del esófago hacia las venas más grandes del peritoneo, entonces, al aumentar la presión en el sistema portal, la vía con la dirección opuesta del flujo sanguíneo se abre a través de la vena gástrica izquierda y la sangre "excesiva" se descarga en la vena cava inferior. En este caso, las venas del esófago se llenan y expanden significativamente, pero la carga en el hígado disminuye.

Clasificación

La clasificación de las venas varicosas está asociada con el grado de expansión de las venas del esófago, su tipo. El tamaño del diámetro se establece con esofagoscopia.

  • Grado 1: la luz de los vasos no tiene más de 5 mm de diámetro, son de forma recta, no vaya más allá de la parte inferior del esófago.
  • Grado 2: el diámetro alcanza los 10 mm, la forma cambia a ondulada, el nivel superior alcanza la parte media.
  • Grado 3: los vasos están dilatados más de 10 mm, las paredes son tensas, delgadas, ubicadas una al lado de la otra, se mueven en la dirección, tienen manchas rojas en la superficie exterior.

Las causas y el mecanismo de desarrollo

Las razones de la expansión de las venas del esófago, que provocan hemorragias internas graves, dependen directamente de la presión en la vena porta y de todas las enfermedades que conducen a su aumento.

El factor más común es la enfermedad hepática. En la hepatitis crónica, se produce un crecimiento excesivo gradual de los espacios interlobulares en los que se encuentran las vénulas. La sangre de la vena porta no puede pasar porque se ha creado una obstrucción mecánica. La presión dentro del lecho venoso portal aumenta y comienza el mecanismo para descargar en derivaciones. Como resultado, las venas gástricas y esofágicas izquierdas involucradas en este proceso se desbordan.

La hepatitis no tratada (especialmente alcohólica) conduce rápidamente a la cirrosis. Se expresa en el reemplazo completo de las células hepáticas de los hepatocitos con tejido cicatricial. El mecanismo inverso no existe. Solo un trasplante de órganos salva al paciente, pero hasta ahora rara vez se usa.

Un mecanismo similar en la patogénesis sufre venas varicosas del esófago con tumores hepáticos, tuberculosis, equinococosis.

Una obstrucción mecánica puede ocurrir en la vena porta con trombosis, tromboflebitis. El tromboembolismo es posible desde cualquier parte del sistema aductor: desde las venas esplénicas y mesentéricas. La trombosis complica el curso de la pancreatitis aguda, tumor pancreático, colecistitis y colangitis, sepsis general.

La compresión de la vena cava inferior por el tumor también afecta el sistema venoso del esófago.

Otra opción para la hipertensión portal puede ser una etapa grave de insuficiencia cardíaca, especialmente con un aumento de la presión arterial total.

Signos de venas varicosas esofágicas

Durante mucho tiempo, la varicosidad del esófago es asintomática y se detecta solo cuando ocurre un sangrado. Los síntomas iniciales o precursores son:

  • la aparición de dolor vago en el pecho;
  • acidez estomacal y eructos frecuentes;
  • dificultad para tragar alimentos secos.

Estas manifestaciones son causadas por disfunciones funcionales en el esófago, un ligero estrechamiento, reflujo (inverso) de reflujo de ácido del estómago.

La manifestación principal es el sangrado agudo. En este caso, el paciente tiene:

  • vómitos con sangre oscura;
  • heces sueltas en negro;
  • debido a la gran pérdida de sangre, aumenta la palidez de la piel;
  • preocupado por los mareos;
  • Debilidad general.

diagnósticos

La enfermedad se puede detectar mediante rayos X: el médico llama la atención sobre los contornos irregulares "festoneados" del esófago, un engarce significativo de los pliegues de la mucosa, pequeñas áreas de "defecto de llenado" al tragar la mezcla de bario.

Nuestros lectores han utilizado con éxito ReCardio para tratar la hipertensión. Al ver la popularidad de este producto, decidimos ofrecerlo a su atención.
Lea más aquí …

El método de diagnóstico más confiable es la esofagoscopia. El procedimiento debe llevarse a cabo con mucho cuidado para no dañar las paredes de las venas y no contribuir al sangrado. Por lo general, se detecta simultáneamente una red venosa expandida del estómago.

Es necesario distinguir los signos recibidos con una úlcera, un tumor del esófago, esofagitis.

Métodos de tratamiento

Las venas varicosas esofágicas se tratan en la unidad de cuidados intensivos o en la unidad de cuidados intensivos.

El paciente necesita con urgencia reponer el volumen sanguíneo perdido. Por lo tanto, una solución de glucosa, la reopoligluukina, se administra bajo el control del nivel de presión arterial.

Para mejorar la coagulabilidad, se realiza una transfusión de sangre roja y masa de plaquetas, sangre fresca o plasma recién congelado.

Si los pacientes tienen manifestaciones de un trastorno cerebral, aumento de la irritabilidad, no se debe olvidar el síndrome de abstinencia de alcohol y la encefalopatía hepática. Por lo tanto, cualquier sedante está contraindicado.

Se prescriben antibióticos para prevenir complicaciones infecciosas y hemorragias repetidas. No todos los médicos están de acuerdo con su uso.

Dentro de los cinco días, al paciente se le administran fármacos vasculares Octreotida, Terlipresina, Vapreotida. Se consideran sustitutos de la terapia endoscópica.

Tratamiento endoscopio

Con la identificación endoscópica de la fuente de sangrado, las inyecciones de medicamentos escleróticos (cicatrices) se utilizan como la siguiente etapa del procedimiento. El efecto después de la primera inyección le permite detener el sangrado en el 80% de los casos. Un punto negativo es la reacción al medicamento en forma de fiebre, dolor en el pecho.

El vendaje de un vaso sangrante (ligadura) se lleva a cabo con una boquilla especial. Se superponen hasta tres ligaduras en cada vaso. El método se considera más efectivo que la escleroterapia. Algunos autores aplican ambos métodos.

Metodos quirurgicos

Para las enfermedades hepáticas, recurren al método de instalación de un stent en una derivación artificial dentro de la vena hepática.

Al conectar la vena esplénica con el riñón izquierdo, se crea una ruta de salida adicional desde el sistema portal.

Como procedimiento temporal para salvar la vida del paciente, se utiliza un taponamiento del esófago con un globo. Bajo anestesia de intubación, se inserta una sonda especial en el tercio inferior del esófago. Se inyectan unos 200 ml de aire, mientras el globo se expande, apretando las paredes del esófago y los vasos sanguíneos. El tubo de la sonda se fija en la boca del paciente y se deja durante no más de 12 horas.

Terapia después de sangrado

El tratamiento de pacientes que se sometieron a hemorragias agudas por venas varicosas del esófago tiene como objetivo prevenir la hipertensión en el sistema portal.

Se prescribe una ingesta constante de bloqueadores β (propranolol), mientras que es necesario controlar la frecuencia cardíaca: evite una disminución de menos de 55 por minuto.

Se observó un buen efecto de nitratos de acción prolongada (grupo de nitroglicerina).

De manera planificada, se realizan operaciones quirúrgicas.

Los pacientes deben seguir una dieta estricta toda su vida, a pesar de su salud:

  • comidas frecuentes en porciones pequeñas;
  • la excepción de platos fríos y calientes;
  • los productos cárnicos picantes, agrios, salados, grasos y fritos están contraindicados; necesitas hervir todo, cocinar en forma de puré de papas;
  • Se muestran caldos y sopas bajos en grasa, cereales en leche diluida o agua, fruta guisada, puré de frutas, verduras guisadas.
Nanovein  Las venas sobresalen de las manos de la causa.

El alcohol, las bebidas gaseosas, la cerveza están estrictamente contraindicadas.

La observación del dispensario la realiza un gastroenterólogo. El paciente debe someterse a todo tipo de exámenes y seguir las instrucciones del médico. Solo de esta manera es posible prevenir el sangrado.

Vena de entrada del hígado y sus enfermedades.

  • Tratamiento articular
  • Adelgazante
  • Varicosidad
  • Hongos en las uñas
  • Anti arrugas
  • Hipertensión arterial (hipertensión)

Tratamiento de venas varicosas en casa con remedios caseros: ¿es seguro y qué es exactamente?

¿Vale la pena usarlo?

¿Se puede curar la varicosidad en casa y es segura? Los remedios caseros que se usan para tratar esta patología incluyen agentes externos (ungüentos, compresas, aplicaciones) e internos (decocciones y tinturas). Su objetivo principal es aliviar al paciente de síntomas desagradables y detener la progresión de la enfermedad.

Riesgos posibles

Antes de usar remedios caseros para las venas varicosas, el paciente debe comprender claramente todos los posibles riesgos de dicho tratamiento.

El primero de ellos es el desarrollo de reacciones alérgicas, que pueden causar la aparición de eccema y úlceras en las áreas afectadas. Con las lesiones cutáneas existentes, las compresas y molidos caseros pueden penetrar en la sangre y causar problemas graves, incluida la infección.

Todas las hierbas que se usan en la medicina alternativa tienen una serie de contraindicaciones y, si se usan incorrectamente, pueden provocar intoxicaciones e intoxicaciones en el cuerpo. Asegúrese de considerar las enfermedades concomitantes o las condiciones especiales de los pacientes (por ejemplo, embarazo y lactancia). Por lo tanto, antes de usar cualquier receta, definitivamente debe consultar con su médico.

Cómo tratar en casa: recetas para venas varicosas

¿Cómo curar las venas varicosas en casa con remedios caseros y qué se necesita para esto? Los medios más seguros utilizados en este caso incluyen recetas de productos ordinarios que cada uno de nosotros utiliza todos los días. En algunos casos (en particular, en las etapas iniciales de la enfermedad), su efectividad puede ser sorprendente.

Infusión de manzana

La infusión de manzanas (Antonovka) es una receta del famoso sanador Vanga, que diluye y purifica la sangre, y también tiene un efecto positivo en el sistema de formación de la sangre.

Debe tomar tres manzanas medianas, ponerlas en un recipiente de esmalte y verter un litro de agua hirviendo. Cierre el plato, envuélvalo bien, insista durante 3 horas, después de lo cual triture las manzanas sin sacarlas del líquido. Tome una infusión con el estómago vacío por la mañana y por la noche durante un cuarto de taza con la adición de una pequeña cantidad de miel.

Efectivamente y el tratamiento del vinagre de sidra de manzana varicoso. Necesitan frotar las venas afectadas durante un mes, mientras beben una cucharadita de vinagre, diluido en un vaso de agua.

Compresa de tomate verde

Una compresa hecha de tomates verdes (inmaduros) ayuda mucho con las venas hinchadas y protuberantes que ya tienen nódulos duros.

Nuestros lectores han utilizado con éxito ReCardio para tratar la hipertensión. Al ver la popularidad de este producto, decidimos ofrecerlo a su atención.
Lea más aquí …

Cortar los tomates en círculos y aplicar sobre la zona afectada durante 4 horas, fijándolos con vendas elásticas. El tratamiento es largo (aproximadamente seis meses), pero su efectividad ha sido confirmada por muchos pacientes.

Apliques de papa cruda

La papa es un remedio simple y efectivo para el tratamiento de las venas varicosas de manera popular. Es mejor usar papas verdes, que contienen una sustancia que reduce el dolor.

Pelar las frutas, rallar y calentar ligeramente las gachas resultantes. Después de eso, conéctelo a las zonas doloridas, envuélvalo con polietileno, aíslelo desde arriba y manténgalo durante 2-3 horas.

Mezclas de miel

La miel natural tiene un efecto antiinflamatorio y purificador de la sangre, por lo que puede eliminar los síntomas desagradables de las venas varicosas. La miel se puede tomar por vía oral con infusiones de hierbas medicinales (mejoran el efecto terapéutico entre sí) o hacer baños, compresas y aplicaciones a partir de ella.

Para una compresa de miel y papas, debe tomar 300 g de papas y 50 ml de miel calentada. Mezcle bien los ingredientes, lubrique las venas afectadas, venda y mantenga durante 15-20 minutos. Lave el resto con agua tibia.

Para los calambres y el dolor en las piernas de las pantorrillas, se recomienda lubricar con miel derretida, envolver con polietileno y poner encima de calcetines o medias calientes hasta la rodilla. Los baños de miel también tienen un buen efecto: disuelva la miel en agua tibia (100 g por 5 l), sumerja los pies allí durante 15 minutos y luego límpielos con una gasa empapada en agua fría. El procedimiento se repite durante siete días antes de acostarse.

No menos efectivo para las venas varicosas y otro producto de apicultura: cera, de la que puede hacer ungüentos útiles, recetas aquí.

Ungüento de ajo y aceite

El ajo para esta receta no debe tomarse con un color azulado, sino con una piel blanca. Muela bien algunos dientes y mézclelos con aceite (proporción 1 a 2). Adjunte la masa resultante a las venas afectadas, deje el producto durante la noche, enjuague y póngase calcetines y pantalones calientes por la mañana.

Además, el ajo, que tiene un efecto de purificación y licuefacción de la sangre, con venas varicosas, se recomienda comer en el interior crudo o en forma de tinturas. Para uno de ellos, debe tomar 250 g de ajo pelado y picado, verter 350 g de rábano picante u otra miel líquida, mezclar bien e insistir durante siete días. Tomar tres veces al día durante 40 minutos. antes de comer una cucharada

Infusión de nuez moscada

La nuez moscada se debe tomar solo entera, ya que en la nuez molida, que se vende como condimento, no hay aceite curativo que proporcione el efecto deseado. Muela bien la nuez, cocínela al vapor con un vaso de agua hirviendo, agregue una cucharada de miel e insista durante una hora.

Tome la tintura de acuerdo con el siguiente esquema: un vaso una hora antes de una comida y luego otro, dos horas después. Para dolores y calambres severos, se recomienda comer 1 nuez molida (se obtiene aproximadamente una cucharadita de polvo) diariamente durante 20 minutos. antes del desayuno El curso del tratamiento es de 2-3 semanas, después de lo cual puede proceder a recibir tinturas.

Las nuez moscada no solo son útiles contra las venas varicosas, sino que también debes prestar atención a las recetas de castaño de indias.

Compresa de leche agria y ajenjo

Muele las cabezas de flores y las hojas de ajenjo común en polvo, mézclalo con leche agria (proporción 1 a 1), ponlo en vendas, envuelve las venas afectadas con ellas y envuélvelas bien encima. Dejar durante la noche, enjuagar en la mañana con agua tibia (¡no caliente!).

El curso del tratamiento es una semana, seguido de un descanso de una semana y repetir el curso. Para lograr un efecto rápido, en paralelo con este remedio, se recomienda tomar una infusión de manzanas Antonov.

Aprenda más recetas útiles de esta presentación de video:

Compatibilidad con medicamentos.

Antes de intentar deshacerse de las venas varicosas en el hogar, debe estudiar cuidadosamente la compatibilidad de estos métodos con los medicamentos recetados por los médicos.

La compatibilidad de los remedios caseros con medicamentos depende del régimen de tratamiento y de las características individuales del paciente. Los médicos no recomiendan el uso de tinturas y decocciones de hierbas en combinación con medicamentos que se toman por vía oral; Lo mismo puede decirse de las compresas domésticas y la molienda en combinación con ungüentos y geles.

Por ejemplo, el uso de ajo y el uso simultáneo de aspirina regular puede causar irritación severa de la membrana mucosa del esófago y el estómago, y con algunas enfermedades del tracto gastrointestinal, incluso hemorragia interna. En cualquier caso, el régimen de tratamiento con personas y medicamentos está mejor acordado con un especialista.

Previsiones

En general, los métodos alternativos para tratar las venas varicosas han recibido una evaluación positiva de los pacientes que padecen esta patología durante muchos años. Cuando se usan correctamente en las etapas iniciales, alivian significativamente los síntomas de las venas varicosas y contribuyen a una remisión prolongada y estable.

En resumen, podemos decir que las recetas populares que se usan para las venas varicosas son una forma bastante efectiva de combatir la enfermedad y, en presencia de paciencia y puntualidad, el paciente puede obtener buenos resultados.

Venas varicosas esofágicas: causas, tratamiento, complicaciones.

Las venas varicosas esofágicas son una lesión de las venas de este órgano, en el que los vasos se vuelven contorneados y dilatados. Esta patología es provocada por el aumento de la presión en el portal o la vena cava, lo que conduce al estancamiento de la sangre en el sistema venoso del esófago y provoca vasodilatación. En las etapas iniciales, esta condición puede no manifestarse de ninguna manera, y el primer signo de su desarrollo a menudo se convierte en sangrado de los vasos afectados.

Según los expertos, generalmente las venas varicosas del esófago se detectan en personas mayores de 50 años. Más a menudo esta patología se encuentra en los hombres. La forma hereditaria de las venas varicosas del esófago se detecta con mucha menos frecuencia.

En los últimos años, la frecuencia de detección de la patología considerada en este artículo ha aumentado significativamente, y los expertos atribuyen este hecho a la prevalencia generalizada de hepatitis viral, alcoholismo y otras patologías hepáticas que conducen al desarrollo de hipertensión portal. La cautela de los médicos en relación con las venas varicosas se asocia con una alta mortalidad en esta patología: aproximadamente la primera hemorragia muere aproximadamente la mitad de los pacientes, y con catástrofes vasculares repetidas, la tasa de mortalidad alcanza el 80%. Las venas varicosas esofágicas son una enfermedad incurable, pero su detección temprana y el tratamiento oportuno pueden extender la vida de los pacientes.

En este artículo, puede obtener respuestas a muchas preguntas sobre las venas varicosas del esófago. ¿Por qué surge esta patología? ¿Cómo se manifiesta? ¿Cuáles son los métodos de diagnóstico y tratamiento?

Nanovein  Las venas de las piernas sobresalen causas

razones

La razón principal de las venas varicosas del esófago es la alta presión en el sistema de la vena porta (hipertensión portal).

En la mayoría de los casos, las venas varicosas del esófago son causadas por hipertensión portal y es mucho menos probable que sean provocadas por hipertensión sistémica y patologías congénitas.

Un aumento de la presión en la vena porta generalmente es causado por las siguientes enfermedades y afecciones:

  • cirrosis del hígado;
  • hepatitis crónica
  • tuberculosis hepática;
  • amiloidosis hepática;
  • neoplasias del hígado y el páncreas;
  • compresión de la vena porta con cálculos, quistes y otras neoplasias;
  • trombosis de la vena porta (se desarrolla en algunas enfermedades del corazón y los vasos sanguíneos);
  • Síndrome de Randu-Osler;
  • Enfermedad de Budd-Chiari.

En algunos casos, la hipertensión portal se desarrolla en un contexto de insuficiencia cardiovascular crónica.

En aquellos casos en que la expansión de las venas del esófago es provocada por enfermedades hepáticas, los vasos varicosos generalmente se observan en las secciones inferiores del esófago o en las secciones centrales del estómago. Si la enfermedad es causada por patologías del sistema cardiovascular, los vasos venosos se expanden a lo largo de todo el esófago. Además, los ganglios vasculares que surgen debido a la patología en las enfermedades hepáticas son 2-3 veces mayores que en la insuficiencia cardiovascular.

Todavía se desconocen las causas de las venas varicosas congénitas del esófago.

Clasificación

Dependiendo de la gravedad de los cambios estructurales en los vasos venosos, se distinguen cuatro grados de varices del esófago:

  • I: el diámetro de las venas aumenta a 0,5 cm, los vasos se alargan y se encuentran en la parte inferior del órgano;
  • II: el diámetro de las venas aumenta a 1 cm, se engarzan, hay nódulos de hasta 3 mm, el sangrado aún no ha surgido;
  • III: el diámetro de las venas excede 1 cm, los vasos se tensan y se dilatan constantemente, los ganglios claros están presentes en ellos, la membrana mucosa del órgano se adelgaza y hay focos de enrojecimiento, sangrado causado por factores provocadores;
  • IV: múltiples ganglios en las venas sobresalen en la luz del esófago, la membrana mucosa del órgano está cubierta de erosión y el sangrado ocurre espontáneamente.

síntomas

Las venas varicosas del esófago son asintomáticas durante mucho tiempo y, a menudo, la primera manifestación de la enfermedad es el sangrado, provocado por la ruptura de los vasos afectados. A veces, unos días antes del sangrado, el paciente experimenta una sensación de presión y pesadez detrás del esternón. En algunos pacientes, los vasos varicosos conducen al desarrollo de esofagitis, que es provocada por el daño a la membrana mucosa suelta del esófago con alimentos sólidos. En tales casos, el sangrado puede ir precedido de manifestaciones de inflamación de la membrana mucosa del esófago: sensaciones de ardor y acidez estomacal, eructos ácidos, dificultad para tragar alimentos sólidos.

Con un aumento de la presión en las venas del esófago a 25 mm RT. Art. y se produce más sangrado. Su intensidad puede ser diferente, pero en aproximadamente el 60% de los pacientes es masiva, causa un deterioro significativo en el estado general y puede conducir a la muerte.

En las etapas iniciales de la enfermedad, el sangrado se desencadena por esfuerzo físico, levantamiento de pesas, fiebre, trastornos digestivos o comer en exceso, lo que conduce a fluctuaciones de presión. Sin embargo, a medida que avanza la patología, pueden ocurrir rupturas de los vasos varicosos incluso durante el sueño (es decir, se desarrollan espontáneamente). Antes de que ocurra el sangrado, el paciente puede tener un sabor salobre en la boca y una leve sensación de cosquilleo.

Con el tiempo, la pérdida de sangre frecuente y menor conduce al desarrollo de anemia. Están acompañados por los siguientes síntomas:

  • debilidad;
  • náusea
  • vómitos con sangre;
  • heces negras (melena);
  • agotamiento

Con sangrado masivo, el paciente tiene las siguientes manifestaciones:

  • vómito profuso de sangre;
  • bajar la presión sanguínea con taquicardia;
  • debilidad severa;
  • sudoración excesiva

diagnósticos

El médico puede sospechar el desarrollo de venas varicosas del esófago de acuerdo con la historia del paciente (la presencia de enfermedades de fondo), las quejas del paciente y los signos de anemia en los resultados de un análisis de sangre general, que indican la presencia de sangrado. Después de esto, generalmente se realiza un examen del hígado (análisis de sangre bioquímico, ultrasonido, resonancia magnética), que le permite identificar la causa raíz de la enfermedad. Si es necesario, se le prescribe al paciente un estudio del corazón y los vasos sanguíneos (ECG, Echo-KG, etc.).

Los siguientes procedimientos de diagnóstico se realizan para evaluar la condición de las venas del esófago:

  • Radiografía del esófago con contraste: revela un estrechamiento del esófago y la deformación de sus paredes;
  • esofagogastroduodenoscopia: es el método más informativo que le permite detectar la protuberancia azulada de los vasos venosos en la luz del cuerpo y establecer el grado de daño a las venas.

Cabe señalar que la esofagogastroduodenoscopia en presencia de sangrado no siempre permite establecer su fuente. En tales casos, se requieren estudios para identificar las fuentes extraesofágicas de pérdida de sangre. Para esto, se realiza un diagnóstico diferencial de patología con las siguientes enfermedades:

  • úlcera péptica;
  • Síndrome de Mallory-Weiss;
  • trombocitopenia;
  • hemofilia;
  • enfermedad de von Willebrand;
  • púrpura trombocitopénica, etc.

tratamiento

Para prevenir el desarrollo de sangrado, el paciente debe tomar medicamentos que reduzcan la presión en la vena porta.

Los objetivos del tratamiento de las venas varicosas del esófago están dirigidos a la terapia de la enfermedad subyacente que provoca hipertensión portal y la prevención de hemorragias.

Para prevenir el sangrado, se recomienda al paciente que tome medicamentos que reduzcan la presión en la vena porta. Para esto se pueden usar betabloqueantes o nitroglicerina. Además, las vitaminas, los antiácidos y los astringentes están incluidos en el plan de terapia farmacológica. En caso de hemorragia, se prescriben agentes hemostáticos y se realizan transfusiones de plasma, sangre y glóbulos rojos.

Con las venas varicosas del esófago, se recomienda al paciente que siga una dieta indicada para la enfermedad subyacente. Las comidas aceptadas no deben ser frías ni calientes. Se recomienda comer en porciones pequeñas 5-6 veces al día. El paciente debe abandonar los malos hábitos y observar una actividad física moderada.

Para detener el sangrado, se realiza una esofagoscopia de emergencia, durante la cual se realiza un recorte endoscópico de la fuente de sangrado. Durante esta manipulación, se une una cabeza de ligadura al endoscopio. Después de que el dispositivo se introduce en la luz del órgano, se lo acerca lo más posible al vaso sangrante y, cuando se enciende el aspirador, dibuja una sección de la vena en la boquilla. Por lo tanto, una ligadura o varios anillos de látex, que arrastran una vena, se vierten sobre el vaso afectado. Como resultado, el sangrado se detiene y, después de un tiempo, el vaso venoso se inicia y se esclerosa.

Además del recorte, se pueden usar otras técnicas para detener el sangrado durante la esofagoscopia:

  • electrocoagulación de un vaso;
  • aplicando trombina o película adhesiva a la vena afectada.

Después de detener el sangrado y estabilizar la condición del paciente, se realiza una slezirovanie de venas varicosas del esófago. Durante esta cirugía mínimamente invasiva, se introduce una preparación especial en la luz de los vasos alterados, lo que garantiza su "sellado". Después de cierto tiempo, el procedimiento se repite. Por lo general, la esclerosis se realiza de 4 a 5 veces al año para lograr el resultado deseado.

Si las medidas anteriores no son efectivas, se muestra que el paciente realiza una cirugía de derivación, que proporciona un mensaje entre la vena porta y el flujo sanguíneo sistémico. El propósito de estas operaciones está dirigido a eliminar la hipertensión portal y reducir el riesgo de sangrado. Para hacer esto, se pueden realizar los siguientes tipos de maniobras:

  • Injerto de derivación intrahepática transyugular endovascular (TIPS). Durante esta operación, se coloca una derivación entre el portal y las venas hepáticas. El acceso a estos vasos es a través de la vena yugular. Se inserta un catéter en la vena hepática derecha y se inserta una aguja a través de él, con lo cual se realiza una punción de la rama derecha o el tronco de la vena porta. El canal creado se expande mediante un globo que se hincha en el catéter y se fortalece con un stent de metal autoexpandible, que asegura la descarga de sangre desde la vena porta hacia la circulación sistémica.
  • Portocaval shunting (PKSh). Con esta técnica, se realiza una anastomosis entre el portal y la vena cava inferior.
  • Cirugía selectiva de derivación esplenorenal. Durante esta operación, se realiza una anastomosis distal entre las venas renales esplénicas e izquierdas.

Si es imposible evitarlo, se extrae o sutura el esófago. En algunos casos, se realiza una esplenectomía.

Pronóstico

Las venas varicosas esofágicas son una afección incurable y en casi el 50% de los casos, incluso cuando se produce el primer sangrado, el paciente muere. El tratamiento oportuno le permite extender la vida de tales pacientes.

Después de la primera hemorragia, más de la mitad de los sobrevivientes después de 1-2 años tienen otra catástrofe vascular, que en la gran mayoría de los casos se vuelve fatal. Además, la condición del paciente se ve gravemente agravada por el curso difícil principal de la enfermedad.

Cual medico contactar

Si se detectan venas varicosas del esófago durante los exámenes para detectar la enfermedad subyacente o la aparición de sangrado, el paciente debe consultar a un cirujano vascular. Después del examen (análisis de sangre generales y bioquímicos, esofagogastroduodenoscopia), el paciente se somete a un tratamiento conservador y quirúrgico de la patología revelada y la enfermedad subyacente.

Las venas varicosas esofágicas son una patología peligrosa, que se acompaña de un cambio en la estructura de los vasos venosos de este órgano y un alto riesgo de sangrado. Durante mucho tiempo, esta afección puede ser asintomática, pero incluso el primer sangrado puede causar la muerte del paciente. Es por eso que el tratamiento de esta patología debe comenzar lo antes posible.

Un gastroenterólogo I. Alyshov habla sobre las venas varicosas del esófago:

Ver este vídeo en YouTube

Lagranmasade España