Descripción de 2 grados de venas varicosas

Venas varicosas: una dolencia que tiene varias etapas del curso, como la mayoría de las otras enfermedades graves. Cada uno de ellos caracteriza la prevalencia de la patología y tiene sus propios síntomas clínicos. ¿Cómo reconocer cada etapa de la patología y cómo tratarla? Hablemos más.

¡Las varices se eliminan fácilmente sin cirugía! Para esto, muchos europeos usan Nanovein. Según los flebólogos, ¡este es el método más rápido y efectivo para eliminar las venas varicosas!

Nanovein es un gel peptídico para tratar las venas varicosas. Es absolutamente efectivo en cualquier etapa de la manifestación de las venas varicosas. La composición del gel incluye 25 componentes curativos exclusivamente naturales. En solo 30 días de usar este medicamento, puede deshacerse no solo de los síntomas de las venas varicosas, sino también eliminar las consecuencias y la causa de su aparición, así como prevenir el desarrollo de la patología.

Puede comprar Nanovein en el sitio web del fabricante.

Etapas principales

Diferentes expertos diferencian las etapas de las venas varicosas, hablando sobre la existencia de tres o cuatro etapas de la enfermedad. Más común es la clasificación, de acuerdo con la cual hay tres etapas de las venas varicosas:

Cada etapa de las venas varicosas es su propio conjunto de síntomas pronunciados y métodos básicos de tratamiento.

Etapa inicial

Como muestra la práctica, es bastante difícil reconocer las venas varicosas en las etapas iniciales. Los médicos señalan que la primera etapa de la enfermedad (etapa de compensación) para cada persona dura diferentes períodos de tiempo: alguien tiene varios años, mientras que alguien solo tiene varios meses. En este caso, no importa la edad del paciente. Las estadísticas muestran que no solo las personas mayores, sino también los niños y niñas muy jóvenes sufren de venas varicosas.

Si a tiempo para sospechar que algo estaba mal y detectar las venas varicosas al principio, no solo puede estirar significativamente el tiempo del proceso de transición de la enfermedad a la siguiente etapa, sino incluso recuperarse completamente de la enfermedad.

En el 90% de los casos en la primera etapa, la patología no se expresa como síntomas pronunciados, claramente visibles y comprensibles. La imagen general de la enfermedad en este período no es específica, los síntomas principales son sutiles y raros. Sin embargo, la mayoría de los síntomas pueden confundirse fácilmente con los síntomas de otras afecciones patológicas.

Los principales síntomas de las venas varicosas en una forma leve:

  • fatiga excesiva de las piernas (miembros inferiores "zumban" incluso después de un esfuerzo físico menor);
  • sensación de ardor a lo largo de los vasos afectados;
  • espasmos frecuentes en las pantorrillas (especialmente de noche);
  • dolor en las venas (aún no dilatadas) durante la palpación;
  • una sensación de plenitud en las piernas después de un intenso día de trabajo sedentario, una larga permanencia en posición de pie;
  • hinchazón de las piernas (especialmente pantorrillas y pies);
  • cianosis de la piel de las extremidades inferiores;
  • en una fecha posterior: la aparición de una red vascular.

Algunos pacientes notan que a veces los síntomas de las venas varicosas se agravan no solo por la noche o durante el esfuerzo intenso, sino también en climas cálidos.

Cada persona tiene venas varicosas de diferentes maneras, con su "conjunto" de síntomas, que pueden variar de un paciente a otro.

Si nota uno o incluso varios síntomas de la etapa inicial de las venas varicosas, debe apresurarse al médico. Un especialista profesional refutará sus suposiciones o confirmará el diagnóstico, si es necesario, le recetará un diagnóstico integral y métodos de tratamiento efectivos para prevenir la progresión de la enfermedad.

¿Cómo tratar?

Con una forma leve de venas varicosas, las siguientes se usan con mayor frecuencia:

Venotónico Cremas y ungüentos farmacéuticos (Troxerutina, Troxevasina, Venitan, Glivenol), tabletas (Vasoket, Venarus, Detralex), que ayudan a reducir la hinchazón en las piernas, alivian la "pesadez" en las extremidades inferiores, mejoran la circulación sanguínea, fortalecen las paredes de las venas y los capilares, reducen el dolor . El medicamento más popular entre los médicos, que se usa en las etapas iniciales de las venas varicosas, es la pomada de heparina. Este último ayuda a lidiar con el edema, mejora la circulación sanguínea, previene la formación de coágulos sanguíneos.

Es imposible deshacerse por completo de los problemas venosos con productos y tabletas locales. En la mayoría de los casos, se usan con fines preventivos, para reducir los síntomas desagradables de la enfermedad.

Escleroterapia Se usa activamente para las venas varicosas en la etapa de compensación. Proporciona una recuperación rápida de paredes venosas adelgazadas, así como la reabsorción de venas inflamadas. El procedimiento lo lleva a cabo solo un médico profesional que, con una aguja delgada, inyecta el medicamento en una vena.

Ozonoterapia Se usa para pegar las paredes de los vasos afectados.

Después de las sesiones de terapia de ozono y escleroterapia, necesitará usar prendas de punto especiales anti-varicosas para mejorar el efecto terapéutico de los procedimientos.

Todos los métodos de tratamiento anteriores requieren una visita y una consulta médica. Independientemente, sin consultar a un especialista, para mejorar la condición de las venas de las extremidades inferiores y reducir los síntomas negativos de la enfermedad, puede usar:

  • auto-masaje de piernas;
  • trotar y practicar deportes regularmente (ideal para personas con venas varicosas – natación);
  • cremas especiales con efecto refrescante para ayudar a aliviar la fatiga del pie;
  • baños de pies con sal marina.

Segunda etapa

A diferencia del inicial, tiene síntomas más pronunciados. En el 90% de los casos, los pacientes comienzan a hacer sonar la alarma y acuden a una consulta especializada en esta etapa.

Durante este período, la enfermedad se manifiesta con un conjunto completo de síntomas desagradables, que son bastante graves. A pesar de esto, si una persona recurrió a un especialista en busca de ayuda, este último puede ayudarlo a enfrentar el problema.

Los principales síntomas de las venas varicosas en la segunda etapa son:

  • dolor severo (el paciente siente dolor severo en las extremidades inferiores, no solo por las tardes, sino también en cualquier otro momento del día);
  • calambres dolorosos persistentes;
  • hinchazón de las piernas;
  • la aparición de nodos visibles en las patas de un tinte azulado;
  • las venas grandes se hinchan, como abultarse debajo de la piel;
  • picazón y descamación de la piel en el área afectada.

Si se detecta alguno de los síntomas anteriores, debe comunicarse inmediatamente con un flebólogo.

En la etapa de subcompensación, el médico puede recomendar dos formas de tratar la patología (teniendo en cuenta los síntomas, el cuadro clínico general, el bienestar del paciente).

medicación

Se usa cuando la enfermedad acaba de comenzar a expresarse. En la segunda etapa de las venas varicosas, se usa el mismo tratamiento conservador que en el primero: se usan ungüentos, geles tópicos con efectos antiinflamatorios y analgésicos (alivio, Fleming, troxevasina, ungüento de heparina, gel Venen Tayss), prendas de punto anti-varicosas (medias de rodilla, pantimedias, medias), vendajes elásticos de estiramiento, medicamentos que mejoran la circulación sanguínea (Anavenol, Venoruton, Troxerutin-Mick, Venolife, Venohepanol).

Tratamiento quirurgico

Proporciona terapia con láser o coagulación por radiofrecuencia de las venas:

  • El láser es una forma efectiva de combatir las venas varicosas. Este método de tratamiento da excelentes resultados. El uso de un láser ayuda en solo unas pocas sesiones a eliminar las venas hinchadas poco atractivas de las piernas, el patrón vascular y mejorar la condición del paciente. La principal desventaja de este método de tratamiento es el riesgo de cicatrices.
  • Coagulación por radiofrecuencia. Se usa solo en situaciones en las que el paciente está determinado por daños en el tronco de una vena safena pequeña o grande. Según el principio de exposición, este método de tratamiento es muy similar a la terapia con láser.

Ambos métodos de tratamiento son absolutamente indoloros para el paciente, y rara vez causan reacciones adversas.

Tercera etapa

La forma más compleja de la enfermedad, en la que es simplemente imposible no notar la presencia de problemas con las venas y la circulación sanguínea en las piernas. En la etapa de descompensación, la enfermedad se declara a sí misma:

  • hinchazón severa de las extremidades inferiores;
  • violación de la salida de sangre venosa;
  • la formación de largas úlceras tróficas no curativas en las piernas;
  • fuerte abultamiento de las venas con bloqueo frecuente: tromboflebitis.

En esta etapa de la enfermedad, el paciente se queja constantemente de la sequedad excesiva de la piel de sus piernas, en la que aparecen grietas de varias profundidades (tanto pequeñas como profundas) de vez en cuando.

La sintomatología anterior caracteriza una condición bastante peligrosa para la vida del paciente, en la que es imposible dudar en visitar a un médico.

Los principales métodos de tratamiento.

En la etapa de descompensación, el tratamiento conservador no tiene sentido. Solo la cirugía puede ayudar al paciente. Se trata de flebectomía. La operación es una intervención quirúrgica bastante complicada en las extremidades inferiores, durante la cual se realiza la extracción de las venas afectadas. Es importante tener en cuenta que la eliminación de las venas "enfermas" no conlleva consecuencias graves para el cuerpo y una circulación sanguínea deteriorada. La sangre que pasa a través de un vaso distante se redistribuirá a las venas profundas, que se acostumbran rápidamente al aumento del estrés.

La flebectomía ayuda no solo a mejorar la salida de sangre de las extremidades inferiores, sino que también tiene un efecto cosmético pronunciado: el vaso extraído deja de ser visible y se abulta en la superficie de la piel.

Como regla general, en el período postoperatorio, al paciente se le prescribe un tratamiento médico auxiliar, así como también el uso de prendas de punto anti-varicosas.

Más recientemente, en el tratamiento de las venas varicosas de la tercera etapa, se ha comenzado a utilizar una nueva técnica: la flebectomía con láser. Durante la intervención, se inserta una sonda especial en la vena enferma, que calienta el vaso desde el interior. Esto lleva a su unión. Como resultado, la sangre a través de la vena deja de circular. La intervención se realiza con anestesia local, para que el paciente no sienta dolor.

Nanovein  Asanas de yoga contra las venas varicosas

Cuarta etapa

Como ya se mencionó, algunas fuentes y médicos producen no tres, sino cuatro etapas de venas varicosas. Esta última es la forma más peligrosa y difícil desde el punto de vista del tratamiento de esta enfermedad, que se caracteriza por los siguientes síntomas:

  • dolor intenso constante en las extremidades inferiores;
  • pronunciadas, abultadas venas que estallan. En el sitio del daño al vaso, se forman heridas, que a menudo se convierten en úlceras de curación prolongada.

En la cuarta etapa de las venas varicosas, no solo los vasos de las piernas, sino también la piel de las extremidades inferiores se ven gravemente afectados. Se deshidrata, se seca en exceso, se forman microgrietas de varias profundidades. El peligro de la última etapa de la enfermedad está asociado con la posibilidad de coágulos sanguíneos y el desarrollo de una afección potencialmente mortal como la tromboflebitis.

La única opción de tratamiento posible que se puede usar en la última etapa de la enfermedad es el tratamiento quirúrgico con el uso posterior de medicamentos:

  • pomadas para aliviar la inflamación local (por ejemplo, diclofenaco);
  • anticoagulantes (indometacina, etc.).

¿Qué aconseja la medicina tradicional?

No solo el tratamiento farmacológico, sino también los remedios caseros pueden ayudar a eliminar las venas varicosas de primer y segundo grado y aliviar sus síntomas desagradables.

Para combatir el dolor en las extremidades inferiores, puede usar:

El ajo se comprime por la noche. Ajo previamente limpio, pasar por una picadora de carne y mezclar con una pequeña cantidad de mantequilla. Use la masa resultante en forma de compresas para las áreas afectadas por la noche.

Tintura de castañas. Para prepararlo, vierta las inflorescencias de castañas con vodka e insista en un lugar oscuro durante 14 días. Después – colar y tomar 1 cucharadita 2-3 veces al día. El curso del tratamiento es de 2 a 4 semanas.

Tintura de Kalanchoe. Moler las hojas de una planta de mediana edad y agregar alcohol. Déjalo reposar durante 10 días. Mezcle bien el producto resultante y úselo para frotar sus pies, prestando especial atención a los lugares de mayor hinchazón y enrojecimiento.

Algunas palabras sobre prevención

La mejor prevención de esta enfermedad es el movimiento constante.

Entre otras medidas preventivas, se pueden recomendar las siguientes:

  • Durante una larga estancia en una posición sentada, tome descansos frecuentes: levántese y camine por la oficina, o simplemente haga el ejercicio de "levantar del talón a los pies y la espalda".
  • Si es posible y recomendado por un médico, use un jersey antivarioso sin esperar a que aparezcan los primeros síntomas de la enfermedad.
  • Si experimenta pesadez o fatiga en las piernas, realice un auto masaje fácil de las piernas para mejorar la circulación sanguínea y eliminar los procesos estancados en las extremidades.
  • Use zapatos de tacón alto solo en días festivos o por períodos de tiempo no demasiado largos.
  • Tonifique los vasos de las piernas con un contraste que empape con agua tibia y fría.

La enfermedad varicosa es una enfermedad que comienza con síntomas leves. Su ignorancia conduce al desarrollo de una forma grave de la enfermedad. Este último no es solo un problema cosmético, sino una condición que amenaza la vida del paciente. Por esta razón, es importante tratar la enfermedad en la etapa inicial, sin esperar complicaciones y la inevitable operación.

Venas varicosas: una enfermedad caracterizada por la expansión de las venas superficiales a 3 o más milímetros. Se caracteriza no solo por una alta prevalencia, sino también por el hecho de que la mayoría de los pacientes se enteran de que la enfermedad ya tiene venas varicosas de grado 2, cuando los ganglios varicosos se vuelven notables. Una encuesta realizada entre 3000 personas mostró que el 62% tenía una patología de las venas de las extremidades inferiores, mientras que solo el 18% conocía su enfermedad.

Causas y clasificación de las venas varicosas.

El factor principal en el desarrollo de las venas varicosas es un cambio congénito en la relación entre el colágeno y la elastina de la pared venosa. Se sabe que si uno de los padres tiene venas varicosas, la probabilidad de que ocurra es del 60% para los hombres y del 25% para las mujeres. Si ambos padres tienen venas varicosas, el riesgo de que ocurra aumenta al 90%.

Hoy, la clasificación CEAP se ha adoptado en el entorno médico.

Para las necesidades cotidianas, la primera parte de esta clasificación es suficiente:

  • С0 – quejas de "piernas pesadas", dolor, calambres en los músculos de la pantorrilla, pero visualmente y con palpación, la lesión de las venas no está determinada;
  • C1 – son visibles las arañas (telangiectasias) o una red de venas dilatadas de hasta 3 mm de diámetro (venas safenas reticulares);
  • C2: hay venas dilatadas con un diámetro de más de 3 mm, ganglios varicosos;
  • C3 – la aparición de edema;
  • C4: la estasis sanguínea en ciertas áreas causa trastornos tróficos, como eczema, hiperpigmentación;
  • C5: hay una úlcera curada;
  • C6: hay una úlcera abierta.

Manifestaciones clínicas de venas varicosas 2 grados (C2)

Las manifestaciones de venas varicosas de segundo grado se pueden dividir en subjetivas y objetivas.
Las manifestaciones subjetivas no son muy diferentes de las que aparecieron en las etapas anteriores. Estas son quejas de dolor sordo y doloroso y pesadez de los músculos de la pantorrilla, calambres en la noche, ardor en las piernas, fatiga rápida. Las quejas se intensifican por la noche, especialmente si tuvo que estar parado o sentado durante mucho tiempo durante el día. En las mujeres, a menudo se vuelven más fuertes en la víspera o durante la menstruación. Después de caminar o descansar acostado, disminuyen las manifestaciones subjetivas.
Un signo objetivo de venas varicosas de segundo grado es la aparición de parches de venas alteradas: "ganglios varicosos" con un diámetro de más de 2 mm. Es él quien es un criterio diagnóstico.

En el tratamiento de las venas varicosas de segundo grado hay varias direcciones:

Prendas de punto de compresión

Uno de los principios fundamentales del tratamiento de las venas varicosas es la creación de una compresión constante, que le permite mantener la elasticidad de las venas, restaurando su función. En la mayoría de los casos, se usan prendas de punto de compresión para esto.

La camiseta médica se divide en 4 clases de compresión. Con formas limitadas de venas varicosas de segundo grado, el grado I es suficiente, si la patología afecta varias venas o sus secciones extendidas, se debe usar la clase de compresión II.

  1. Las prendas de compresión están contraindicadas:
  2. Con la derrota de las arterias periféricas, acompañada de isquemia;
  3. Con patologías neurológicas severas;
  4. Con alergias;
  5. Con linfangitis (inflamación de los vasos linfáticos).

Terapia de drogas

A 2 grados de venas varicosas, la farmacoterapia sola no puede revertir la enfermedad, devolviendo las paredes venosas a su estado original. Pero ayuda a eliminar el edema y el dolor, mejora el efecto de las prendas de punto de compresión y previene las complicaciones de las venas varicosas características de las etapas clínicas posteriores.
Los medicamentos pueden ser orales o locales.

Formas de dosificación oral

La terapia con medicamentos orales para las venas varicosas se basa en fleboprotectores, sustancias biológicamente activas de origen natural o sintético, con la capacidad de tonificar la pared venosa.

Los flebotónicos se prescriben si las manifestaciones subjetivas de la enfermedad, reduciéndolas o eliminándolas por completo. Su efectividad para la prevención de las venas varicosas con la predisposición existente no ha sido probada.
También reducen la hinchazón, mejoran la microcirculación, protegen las válvulas venosas y reducen la inflamación.

Drogas tópicas

La efectividad de los medicamentos que contienen heparina o antiinflamatorios no esteroideos depende directamente de la concentración de sustancias activas. Por lo tanto, los fondos con un contenido de 500-1000 UI de heparina en 1 g se consideran efectivos.
Los remedios locales ayudan a aliviar rápidamente los síntomas subjetivos, pero como remedio independiente para el tratamiento de las venas varicosas de 2 grados no son efectivos. Asegúrese de combinarlos con la terapia de compresión.
Las contraindicaciones para el uso de formas de dosificación locales son una violación de la integridad de la piel.

Metodos quirurgicos

Escleroterapia

A pesar de que formalmente esta técnica no es una operación, solo un cirujano o un angiocirujano que ha recibido capacitación adicional en flebología y tiene práctica constante tiene derecho a llevarla a cabo.

La escleroterapia es más efectiva en las primeras etapas del proceso varicoso (con telangiectasias y venas reticulares), pero rara vez se usa en presencia de ganglios varicosos locales ubicados en las entradas de las venas principales. Otra condición es la ausencia de reflujo (flujo sanguíneo inverso) a lo largo del tronco y las venas perforantes (que conectan la safena y la profunda).
Durante la escleroterapia, se introduce una solución en la sección agrandada de la vena, lo que provoca la formación de un coágulo de sangre, que posteriormente se reemplaza por tejido conectivo, convirtiendo la sección de la vena en un cordón fibroso.

La escleroterapia está contraindicada en:

  • Reacciones alérgicas previas al medicamento utilizado;
  • Enfermedades sistémicas severas;
  • Infección generalizada;
  • Reposo en cama;
  • Trombosis venosa;
  • Enfermedades de la piel pustulosa en el sitio de inyección;
  • Enfermedades de arterias periféricas con isquemia de 3-4 grados;
  • Embarazo y lactancia.

Las complicaciones de la escleroterapia son raras. Puede ser:

  • Reacciones alérgicas;
  • Trombembolismo venoso;
  • La aparición de pigmentación;
  • Cambios necróticos en la piel;
  • Scotoma (pérdida de campos visuales);
  • Manifestaciones de tipo migraña;
  • Daño nervioso local.

Flebectomía

O extirpación de la vena afectada. El método clásico de tratamiento quirúrgico de las venas varicosas.
La indicación para el tratamiento quirúrgico de las venas varicosas de grado 2 es el reflujo en las venas superficiales. Si no es así, no se necesita cirugía para las várices de segundo grado y puede restringirse a métodos conservadores.

Contraindicaciones para la flebectomía:

  • Tromboflebitis actual o tromboflebitis repetida en la anamnesis;
  • Embarazo, lactancia;
  • Patología somática con alto riesgo operacional;
  • Lesión aterosclerótica de las extremidades inferiores.

Ablación endovascular (obliteración térmica)

Un láser (obliteración láser endovascular) o una fuente de ondas electromagnéticas en el rango de radiofrecuencia (ablación por radiofrecuencia) se inserta dentro de la vena afectada bajo control por ultrasonido. Dañan la pared del vaso, lo que conduce a su "unión" y, posteriormente, a la fibrosis. Esta es una alternativa moderna a la cirugía: mínimamente traumática y segura. La obliteración térmica se puede realizar de forma ambulatoria.

Nanovein  Cómo deshacerte de las varices para siempre

Las indicaciones y contraindicaciones para esta intervención son las mismas que para la técnica operativa "clásica".

Venas varicosas: un cambio patológico en los vasos venosos, que provoca un estancamiento, principalmente en las extremidades inferiores. La enfermedad es prácticamente incurable, sin embargo, en la etapa temprana de las venas varicosas de las piernas, es bastante realista con una terapia compleja para detener la progresión de la patología.

Cambios en la válvula venosa

La peculiaridad de la enfermedad es que durante mucho tiempo sus síntomas pueden ser ignorados, tomando signos de fatiga o aumento de esfuerzo físico. Si las venas varicosas anteriores se consideraban una enfermedad de edad avanzada, en las últimas décadas la enfermedad se ha "rejuvenecido" significativamente. Hoy, la edad promedio en la etapa inicial de la patología es de 25-30 años. Esto se debe en gran medida a una disminución en la actividad motora. Aunque existen factores de riesgo específicos como una predisposición hereditaria, el uso de tacones altos y zapatos estrechos e incómodos, el estrés profesional.

Como resultado de los cambios, las paredes de los vasos venosos pierden su elasticidad y estiramiento. El aparato valvular, que devuelve la sangre al corazón, comienza a funcionar peor, la sangre se estanca en los vasos, causando un cambio aún mayor en ellos. Para notar y prevenir esto a tiempo, es necesario conocer los síntomas de cada etapa de las venas varicosas.

Métodos para diagnosticar etapas

Existen clasificaciones de las venas varicosas basadas tanto en la localización como en el alcance de las alteraciones en el sistema venoso (de 1 a 4 grados) y en la capacidad del cuerpo para resistir los cambios patológicos en curso (etapas de compensación, subcompensación, descompensación).

El diagnóstico correcto es crucial para el éxito del tratamiento, lo que le permite determinar el grado y el estadio de la enfermedad, así como elegir las tácticas terapéuticas más efectivas en cada caso.

Los métodos utilizados para el diagnóstico de las venas varicosas incluyen los siguientes tipos de estudios:

  • El ultrasonido es un método inofensivo y altamente informativo que le permite identificar la enfermedad en las primeras etapas de desarrollo;
  • Angioscanning es una nueva forma costosa de identificar con precisión todos los parámetros determinantes de los cambios venosos;
  • Flebografía: un examen de rayos X con un medio de contraste;
  • Termografía: construye un termograma registrando la radiación infrarroja de varias partes del cuerpo y las desviaciones de la norma.

Entre las técnicas instrumentales se incluyen: ecoescleroterapia, flebomanometría, fleboscintigrafía, linfogammagrafía, fotopletismografía, flebografía computarizada tridimensional.

Para determinar la condición de las venas profundas de las piernas, el médico puede realizar pruebas funcionales: prueba de Trendelenburg, prueba de Hackenburg, prueba de Delbe-Pertess: los métodos se realizan vistiendo una trenza de ciertas secciones en las piernas.

El número de pruebas de laboratorio utilizadas incluye: un análisis de sangre general, un coagulograma, un estudio de hormonas.

Sin embargo, el primer método de diagnóstico es un examen visual y la determinación de los síntomas.

Síntomas del primer grado.

A menudo es asintomático y es imposible diagnosticarlo usted mismo. La sintomatología principal es la fatiga en las piernas, que desaparece después del descanso. Sin embargo, es durante este período que puede llevarse bien con medidas preventivas: usar ropa interior de compresión, normalizar el peso y hacer ejercicios.

Sin embargo, en ausencia de una respuesta a los cambios patológicos, la enfermedad progresa, se desarrolla la etapa inicial de las venas varicosas, cuyos signos característicos son:

  • pesadez y sensación de plenitud en las piernas;
  • hinchazón en los tobillos;
  • calambres en las pantorrillas, especialmente frecuentes en la noche;
  • arañas vasculares y arañas vasculares.

En esta etapa, los cambios en el sistema venoso son visibles a simple vista, lo que hace que la mayoría de los pacientes (especialmente las mujeres) recurran a un flebólogo.

Síntomas del segundo grado.

En ausencia de una terapia adecuada, el desarrollo de cambios patológicos conduce a la aparición de los siguientes síntomas:

  • Hinchazón constante, que no desaparece incluso después del descanso;
  • Pesadez en las piernas, peor al final del día;
  • Patrón subcutáneo visible de venas alteradas y dilatadas;
  • En las piernas hay dolor, que se vuelve más intenso durante el esfuerzo físico;
  • En áreas cercanas a las venas afectadas, la piel pierde gradualmente su sensibilidad;
  • Aparecen manchas rojas y marrones;
  • En el área de los ganglios afectados, la piel comienza a sufrir cambios dermatológicos.

Tales cambios en las venas afectadas requieren una respuesta inmediata, por lo que incluso la aparición de las primeras arañas vasculares puede ser una señal para comenzar la terapia. Las venas varicosas de la etapa 2 pueden tratarse tanto con el uso de una terapia conservadora como con la ayuda de técnicas quirúrgicas.

Síntomas del tercer grado.

Si, por regla general, se utilizan métodos de diagnóstico de hardware para diagnosticar las etapas anteriores de la enfermedad, entonces los síntomas de las venas varicosas de grado 3 son visibles a simple vista:

  • al caminar, se desarrolla fatiga;
  • hinchazón en las piernas;
  • las venas afectadas y las formaciones nodulares aparecen claramente;
  • en áreas de mayor daño, la piel puede ponerse azul;
  • los dolores y los calambres se vuelven permanentes;
  • se diagnostica hipertensión venosa;
  • hay una alta presión en las extremidades;
  • Como resultado de la microcirculación deteriorada, hay constantes dolores de cabeza.

Esta condición se considera limítrofe en el desarrollo de la enfermedad: si no se toman medidas inmediatas y radicales, inevitablemente se desarrollarán complicaciones graves: cambios tróficos, ulceración (cicatrización deficiente y discapacidad).

Síntomas del último (cuarto) grado

En la última etapa avanzada de la enfermedad, todos los síntomas son aún más pronunciados. Sin embargo, el principal peligro de la patología es el alto riesgo de desarrollar complicaciones graves:

  • Úlceras tróficas: como regla, surgen en la región de la parte inferior de la pierna debido a un suministro alterado de oxígeno y nutrientes a los tejidos;
  • Tromboflebitis: un mayor riesgo de trombosis debido a la coagulación de la sangre y al estancamiento;
  • Sangrado: ocurre en el área de las venas afectadas con atrofia y adelgazamiento de la pared venosa;
  • Linfadema: hinchazón de las extremidades debido al estancamiento de la linfa, provocado por el uso de anticonceptivos hormonales.

Si hay áreas de necrosis, se debe brindar atención médica urgente, ya que la propagación de la gangrena conlleva el riesgo de muerte.

Métodos de tratamiento en cada etapa.

En su desarrollo, las venas varicosas, como cualquier enfermedad, pasan por 3 etapas de desarrollo:

  1. compensación: el cuerpo utiliza todos los mecanismos de autorregulación y las reservas de restauración, sin embargo, los síntomas ya están empezando a molestar;
  2. subcompensación: las reservas involucradas comienzan a llegar a su fin y los síntomas se intensifican;
  3. descompensación: sin ayuda externa, la enfermedad progresa rápidamente, ya que las reservas internas están agotadas, así como los mecanismos de adaptación.

Dependiendo del nivel de salud general, la predisposición hereditaria y el stock de reservas internas, diferentes personas pueden pasar de una etapa a otra durante diferentes períodos de tiempo.

Etapa de compensación

Este período de tiempo para la mayoría de los pases pasa desapercibido, pero aquellos que diagnostican las varices a tiempo pueden permanecer fácilmente en esta etapa durante muchos años gracias a los medios más simples:

  • el uso de drogas para uso externo: ungüentos y cremas (populares y sintéticas), baños, compresas;
  • realizar ejercicios, masajes, caminar;
  • cambio de dieta, prefiriendo alimentos saludables y saludables;
  • vistiendo ropa interior de compresión.

En una etapa temprana, los síntomas de la enfermedad se detienen fácilmente y el diagnóstico le permite identificar las causas y los factores de riesgo para eliminarlos con éxito.

Etapa de subcompensación

El aumento de la incomodidad te hace consultar a un médico durante este período.

Dependiendo de la gravedad de los síntomas y el estado general de salud, un flebólogo puede recomendar medicamentos (para uso externo o interno) o dar preferencia a métodos operativos para eliminar el problema:

  • Flebectomía: extirpación de las venas afectadas;
  • Coagulación con láser: el uso de un láser para soldar vasos dañados;
  • Escleroterapia (escleroterapia): la introducción en el vaso dañado de un fármaco esclerosante que pega una vena enferma y dirige el flujo sanguíneo a través de vasos sanos;
  • Ablación por radiofrecuencia: esclerosis, pero sin agente químico.

Además, en el tratamiento se puede usar: usar medias de compresión, masajes, ejercicios especiales y otros medios.

Etapa de descompensación

Al diagnosticar una enfermedad de grado 3 o 4, el tratamiento solo es posible quirúrgicamente, ya que el cuerpo ya ha agotado todas las reservas, por lo tanto, es natural usar:

  • Flebectomía;
  • Esclerosis
  • Coagulación con láser.

En la etapa de rehabilitación, es posible usar medicamentos y métodos fisioterapéuticos, así como formas adicionales para restaurar la condición de las venas afectadas.

Las venas varicosas de tercer grado no se pueden curar por completo. Sin embargo, es posible evitar su mayor progresión.

Para esto, son adecuadas las medidas preventivas (suficiente actividad física, ejercicios especiales y dietas, usar medias de compresión), así como el uso de medicamentos tónicos externos.

Las venas varicosas de la etapa 4 no se pueden curar solo con métodos conservadores: el uso de técnicas quirúrgicas es necesario, ya que puede proporcionar una extracción bastante rápida del tejido afectado.

Sin embargo, en este caso, el tratamiento debe ser integral e incluir, además de la cirugía:

  • buena nutrición
  • el uso de medicamentos (tanto para uso interno como para uso externo);
  • masajes
  • hirudoterapia;
  • ropa interior de compresión;
  • medidas preventivas

La última etapa de las venas varicosas en algunos casos no es susceptible de intervención quirúrgica: durante el embarazo, isquemia severa, presencia de oncología o proceso inflamatorio.

La importancia del diagnóstico precoz

Ni una sola etapa del desarrollo de las venas varicosas de las extremidades inferiores se puede curar por completo; una vez aparecidos, los cambios patológicos en las venas progresan invariablemente. Sin embargo, el diagnóstico temprano y la adopción de medidas apropiadas junto con la eliminación de los factores provocadores pueden ralentizar e incluso detener el desarrollo del proceso. Si en la etapa de compensación es suficiente usar ungüentos y cremas junto con caminar, entonces las últimas etapas del desarrollo de la enfermedad requieren el uso obligatorio de medicamentos e intervención quirúrgica. Sin embargo, no hay garantía de que la afección no se repita después de un tiempo.

Por lo tanto, es importante comenzar la terapia con el grado más leve de síntomas: esto puede mantener la salud de las piernas y evitar complicaciones en el futuro.

Angiología y cirugía vascular, interna. Se graduó de la Universidad Estatal de Medicina de Perm, que lleva el nombre del académico E.A.Wagner en 2015.

Lagranmasade España