Costillas uterinas varicosas

Según las estadísticas, cada tercera mujer se enfrenta a un problema como las venas varicosas.

Las venas varicosas es una vasodilatación patológica, acompañada de una circulación deteriorada del área afectada y la insuficiencia valvular de las venas. Una de las subespecies de esta enfermedad son las venas varicosas uterinas.

Las venas varicosas uterinas es una enfermedad que no es fácil de diagnosticar, ya que no tiene síntomas característicos. A menudo se combina con las venas varicosas del cuello uterino y los labios mayores. Las pacientes a menudo acuden al médico, sospechando de otras patologías ginecológicas.

¡Las varices se eliminan fácilmente sin cirugía! Para esto, muchos europeos usan Nanovein. Según los flebólogos, ¡este es el método más rápido y efectivo para eliminar las venas varicosas!

Nanovein es un gel peptídico para tratar las venas varicosas. Es absolutamente efectivo en cualquier etapa de la manifestación de las venas varicosas. La composición del gel incluye 25 componentes curativos exclusivamente naturales. En solo 30 días de usar este medicamento, puede deshacerse no solo de los síntomas de las venas varicosas, sino también eliminar las consecuencias y la causa de su aparición, así como prevenir el desarrollo de la patología.

Puede comprar Nanovein en el sitio web del fabricante.

Cuadro clínico

Los síntomas se detectan en mujeres en edad reproductiva, pero hay casos de la enfermedad en adolescentes. Las quejas más comunes son:

  1. Dolor de diversa naturaleza en la parte inferior del abdomen;
  2. Irregularidades menstruales;
  3. Molestias y / o dolor durante o después del coito;
  4. Sensaciones desagradables en la región inguinal después o durante los deportes;
  5. Dolor al orinar con la ausencia de patologías de los riñones;
  6. A veces hay una mayor sensibilidad de las paredes vaginales.

Es importante recordar que en la primera etapa la enfermedad es asintomática, el dolor aparece en la segunda y posteriores etapas. Aunque las venas varicosas en el útero no son una afección potencialmente mortal, el funcionamiento del sistema reproductivo puede verse afectado y provocar infertilidad.

Las causas de la enfermedad. Grupos de riesgo

Causas de las venas varicosas en el útero:

  • embarazo (aumento del flujo sanguíneo uterino, se estiran las venas que tienen una pared muscular más débil, se altera la función de sus válvulas);
  • actividad física con pesas (aumento del flujo sanguíneo a los órganos pélvicos);
  • estreñimiento frecuente (el flujo sanguíneo en los órganos pélvicos también aumenta como resultado del aumento de la presión intraabdominal);
  • uso a largo plazo de medicamentos hormonales (bajo la influencia del estrógeno, las paredes de los vasos pierden su elasticidad);
  • inactividad física
  • cambios congénitos en la anatomía del útero (por ejemplo, flexión);
  • incapacidad para experimentar el orgasmo;
  • Trastornos hormonales.

También están en riesgo las mujeres que tienen antecedentes de enfermedades inflamatorias a largo plazo de los órganos pélvicos. Mujeres que han tenido un parto difícil y han interrumpido repetidamente un embarazo.

diagnósticos

La enfermedad se diagnostica por ultrasonido del útero, que se realiza por vía intravaginal.

  • Dopplerografía
  • Tomografía computarizada de los órganos pélvicos;
  • Ovaricografía (realizada mediante contraste).

Durante el diagnóstico, se requieren especialistas para realizar un diagnóstico diferencial con otras patologías ginecológicas: prolapso / prolapso del útero o tubos vaginales, endometriosis, procesos inflamatorios del intestino y otros.

Características de la patología durante el embarazo.

Durante el embarazo, aumenta el volumen de sangre que ingresa al útero, lo que, en combinación con el resto de la carga en el cuerpo, puede conducir a las venas varicosas uterinas. Tales casos son poco frecuentes y principalmente en mujeres que quedan embarazadas después de 35 años.

Desafortunadamente, con la aparición de venas varicosas en el útero durante el embarazo, la enfermedad es prácticamente intratable.

A veces, en casos especialmente graves, una paciente se somete a una cesárea, ya que el parto con venas varicosas del útero puede causar complicaciones graves con un alto grado de probabilidad:

  1. Tromboflebitis;
  2. Función deteriorada de la placenta;
  3. Sangrado interno;
  4. Trombosis del plexo venoso uterino, venas ováricas, etc.

¿Cómo tratar las varices uterinas?

Independientemente de si la paciente está embarazada o no, la cita de medidas terapéuticas la lleva a cabo un ginecólogo junto con un flebólogo (un médico que se ocupa de enfermedades vasculares). En caso de embarazo, la cuestión del método de parto también se resuelve después de consultar al flebólogo: con la ayuda del diagnóstico por ultrasonido, el especialista revela el grado de daño vascular.

En ausencia de embarazo y la etapa inicial de la enfermedad, los médicos prescriben una terapia conservadora, que incluye:

  • Normalización del sueño y el descanso;
  • Denegación de actividad física;
  • Una dieta rica en verduras y frutas;
  • La inclusión en la dieta de aceites vegetales (oliva, linaza), que son ricos en vitamina E y evitan la formación de coágulos sanguíneos;
  • Rechazo de malos hábitos;
  • Ejercicios de Kegel (para mantener los músculos de la vagina y el útero en buena forma);
  • Medidas fisioterapéuticas.

De los medicamentos, por regla general, se recetan medicamentos venotónicos:

  • Troxerutina (cápsulas);
  • Anavenol;
  • Detraleks y col.

A menudo se toman hemorragias (en ausencia de contraindicaciones del sistema cardíaco):

No se recetan medicamentos para las mujeres en la situación, ya que existe un cierto riesgo para el feto, por lo que a las embarazadas se les prescribe fisioterapia, una ducha de contraste, multivitaminas y ropa interior de compresión que normaliza el flujo sanguíneo.

Si una mujer dará a luz de forma natural o con la ayuda de una cesárea, el paciente decide después de consultar con su médico.

La intervención quirúrgica

En el caso de que se detecte una patología en una etapa tardía de la enfermedad y el tratamiento conservador no haya dado resultados, los médicos pueden recurrir a un método de tratamiento quirúrgico. El método de corrección quirúrgica es elegido por el médico y el paciente.

Dado que existen muchos métodos de intervención quirúrgica, un especialista puede elegir el menos traumático y el más efectivo.

Tipos de operaciones para las venas varicosas uterinas:

  • Flebectomía (extirpación de pequeños vasos varicosos a través de incisiones);
  • Escleroterapia (se inyecta un medicamento especial en la vena dañada, el vaso se pega y finalmente desaparece debido a la interrupción de la circulación sanguínea a través de él);
  • Coagulación con láser (normalización del flujo sanguíneo)
  • Coagulación de radiofrecuencia;
  • En presencia de complicaciones graves, recurren a la extracción del útero sin ovarios y, a veces, con ellos. Después de dicha intervención quirúrgica, al paciente se le prescribe una terapia de reemplazo hormonal, que evita la menopausia precoz.

Prevención

Al igual que contra cualquier otra enfermedad, existe prevención contra las varices uterinas.

Su punto principal es un examen médico periódico. Se muestra especialmente la observación de pacientes en riesgo o que planean un embarazo en un futuro cercano.

  • Ejercicio moderado, no trabajes demasiado;
  • Rechace los malos hábitos;
  • Sigue una dieta;
  • Evitar el estrés
  • Tome medicamentos venotónicos y anticoagulantes (por recomendación de un médico);
  • Controla tu propia salud;
  • Tener una vida sexual regular.

El pronóstico de una enfermedad como las venas varicosas uterinas, en la mayoría de los casos, es favorable. Sin embargo, no será posible curarlo por completo, por lo que una mujer debe seguir medidas preventivas, ser observada por un médico y no automedicarse.

Identificación de signos y selección de tratamiento para varices uterinas.

Las venas varicosas del útero se encuentran entre las enfermedades ginecológicas con síntomas inespecíficos. Las dificultades para hacer un diagnóstico preciso pueden ocasionar demoras en el tratamiento y agravar la afección patológica hasta el desequilibrio hormonal y la infertilidad.

Causas de las venas varicosas de las venas uterinas.

Las venas varicosas del útero son una enfermedad caracterizada por una gran cantidad de vasos sanguíneos, su alargamiento, adelgazamiento de las paredes venosas y la formación de ganglios, como resultado de lo cual se altera el suministro normal de sangre al órgano. La patología más característica es para las mujeres en edad reproductiva, menos común en las adolescentes.

Nanovein  Qué ungüento varicoso elegir

Las posibles causas de las venas varicosas incluyen:

  • predisposición hereditaria debido a displasia (subdesarrollo) de tejido conectivo;
  • tendencia a la trombosis;
  • insuficiencia congénita de las válvulas ováricas;
  • enfermedades agudas o crónicas de los órganos pélvicos;
  • anormalidades del útero;
  • desequilibrio hormonal;
  • cirugía previa en el útero (incluido el aborto);
  • historia de parto complicado;
  • trastornos del ciclo debido al estancamiento de la sangre en las venas;
  • estreñimiento frecuente

El uso a largo plazo de anticonceptivos orales, lo que aumenta el riesgo de trombosis y también puede causar varices uterinas.

El embarazo también puede desencadenar el desarrollo de la enfermedad. La hormona progesterona producida para preservar al feto reduce el tono vascular, lo que expande las venas e interrumpe la salida de sangre del útero. El feto crea una obstrucción mecánica adicional al flujo sanguíneo: su peso no se distribuye uniformemente, por lo que en las últimas etapas del embarazo puede comprimir las venas uterinas.

Esta condición se debe a causas naturales y no siempre es una patología, sin embargo, si existen otros requisitos previos para el desarrollo de la enfermedad, tener un hijo puede agravar la condición y causar un parto difícil.

Los factores de riesgo para desarrollar la enfermedad incluyen:

  • sobrepeso;
  • vistiendo ropa interior ajustada;
  • disfunción sexual;
  • historia de embarazos múltiples y parto;
  • falta de ejercicio (falta o falta de actividad motora);
  • trabajo de pie o sentado.

A menudo, las venas varicosas del útero se combinan con la expansión de las venas de las extremidades inferiores. Una disminución en el tono de las venas uterinas puede provocar venas varicosas del cuello uterino, los ovarios, la vagina, los labios grandes y pequeños.

Síntomas y diagnóstico de la enfermedad.

Los signos de las venas varicosas uterinas incluyen fenómenos tales como:

  • dolores de tirón frecuentes e intensos en el útero y los ovarios, que pueden afectar el sacro y la espalda baja;
  • dolor al orinar en ausencia de patologías renales;
  • hipersensibilidad de las paredes de la vagina;
  • aumento de la incomodidad y el dolor durante las relaciones sexuales, la menstruación, el esfuerzo físico, la permanencia prolongada de pie o sentado;
  • irregularidades menstruales severas (duración total de hasta 50 días, con un largo período de menstruación y descarga escasa durante el mismo);
  • manchado fuera de la menstruación es posible;
  • síndrome premenstrual intenso;
  • sensación de estallido en el perineo (si también hay una expansión de los vasos de la vagina y los labios).

La imagen de las venas varicosas uterinas se caracteriza por cianosis e hinchazón de las membranas mucosas de la vagina y el cuello uterino, que son claramente visibles en el examen inicial. Una enfermedad avanzada se manifiesta por nódulos convexos formados en venas dilatadas patológicamente.

La sintomatología de esta enfermedad es similar a los signos de otras patologías ginecológicas, por lo tanto, al hacer un diagnóstico, no solo se tienen en cuenta las quejas del paciente y los datos del examen inicial, sino también los resultados de estudios adicionales.

El principal método de diagnóstico para sospecha de venas varicosas de las venas uterinas es la ecografía intravaginal. Si se confirma el diagnóstico, el paciente es derivado a un flebólogo que realiza una radiografía de contraste de las venas uterinas (flebografía intrauterina). La ventaja del método es su contenido informativo: la flebografía le permite determinar con precisión la etapa de desarrollo de la enfermedad y obtener una imagen completa del estado de las venas del paciente pélvico. Existen contraindicaciones para la radiografía: está estrictamente prohibido determinar las venas varicosas uterinas durante el embarazo y la intolerancia al yodo en una paciente utilizando el método de contraste.

Si es necesario, los métodos de laparoscopia (incisiones quirúrgicas de no más de 1,5 cm de largo) y la tomografía computarizada se pueden utilizar para aclarar el diagnóstico principal o establecer los concomitantes.

Tratamiento de patología

El tratamiento de las venas varicosas uterinas incluye un conjunto de acciones destinadas a eliminar los factores de un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad, aumentar el tono vascular, prevenir la trombosis, normalizar la circulación sanguínea en el área pélvica y ajustar la dieta.

Un curso conservador de tratamiento para las venas varicosas de los vasos uterinos incluye:

  • Fármacos venotónicos a base de diosmina, hesperidina, dihidroergotamina, extracto de castaño de indias y semilla de uva. Los nombres comerciales de las drogas son Venarus, Angistax, Detralex, Flebodia, Eskuzan.
  • Agentes antiplaquetarios orales (incluidos los derivados de la vitamina P). Con sangrado, se toman hemostáticos, con síndrome de dolor severo, medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (indometacina, diclofenaco, etc.).
  • Un conjunto especial de ejercicios diseñados para mejorar la circulación sanguínea en el área pélvica (por ejemplo, ejercicios de Kegel).

  • Con ropa interior de compresión, descanse en la posición de "piernas por encima del cuerpo".
  • Procedimientos de agua con una temperatura de contraste del agua que aumenta el tono de las venas.
  • Negativa al alcohol y fumar.
  • Corrección de la dieta (la introducción de productos que reducen la viscosidad de la sangre, así como complejos o fuentes de yodo).
  • Cumplimiento de la norma del agua (1,5-2 litros de líquido por día).
  • Procedimientos fisioterapéuticos.
  • Recepción de complejos vitamínicos (E, C, P, B1).
  • Exclusión de actividad física intensa.

Para un tratamiento exitoso, también es necesario excluir la influencia de los factores de riesgo.

Los métodos quirúrgicos para el tratamiento de las venas (flebectomía, coagulación con láser y radiofrecuencia, escleroterapia y resección uterina) se utilizan en las últimas etapas de la enfermedad, siempre que la terapia conservadora no sea efectiva.

En comparación con el caso clínico estándar, surgen muchas dificultades con el tratamiento de las venas varicosas uterinas en mujeres embarazadas. Debido a un cierto riesgo del efecto negativo de los medicamentos orales en el feto, el tratamiento conservador de las venas varicosas en el útero durante el embarazo incluye una dieta, tomar complejos multivitamínicos y venotónicos de origen vegetal, fisioterapia, procedimientos de contraste de agua y usar ropa interior de compresión.

¿Cuál es el peligro de dilatación uterina?

Es casi imposible curar completamente la enfermedad, siempre que no sea causada por la compresión mecánica y el predominio temporal de la hormona progesterona. El tratamiento conservador tiene como objetivo inhibir el proceso patológico y prevenir los efectos peligrosos de la enfermedad en el cuerpo del paciente.

¿Cuál es el peligro de las venas varicosas en ausencia de tratamiento (complicaciones de la enfermedad):

  • tromboflebitis de las venas del cuello uterino;
  • procesos inflamatorios en el sistema reproductivo;
  • trombosis venosa de los ovarios;
  • infertilidad
  • ruptura de una vena y sangrado extenso;
  • insuficiencia placentaria

En el caso de un alto riesgo de sangrado en una paciente embarazada con venas varicosas de las venas uterinas, los ginecólogos recomiendan una cesárea.

A pesar de las peligrosas consecuencias de la enfermedad, con un diagnóstico oportuno y un enfoque responsable del tratamiento, se puede evitar la cirugía y la formación de coágulos de sangre en las venas de la pelvis pequeña. Para mejorar el efecto de la terapia tradicional, con el consentimiento del médico, se utilizan métodos alternativos de tratamiento (decocciones a base de hierbas, compresas, tinturas).

Varicosis en el útero durante el embarazo que es peligroso

Las venas varicosas del útero son una enfermedad que se encuentra con mayor frecuencia en mujeres en edad fértil. La enfermedad también se detecta durante el embarazo y es un caso especial de venas varicosas. Hoy le diremos por qué las venas varicosas en el útero son peligrosas durante el embarazo y cómo tratarlo.

Causas de las venas varicosas del útero.

La razón principal es una patología hereditaria de las paredes vasculares. Los científicos han descubierto un gen responsable de la función de síntesis en el cuerpo de las proteínas fibrilares de elastina y colágeno. El gen está asociado con el cromosoma X y es heredado por niños de ambos sexos. Pero las niñas tienen dos cromosomas X, por lo que el riesgo de obtener el gen es el doble.

La enfermedad es más común en las mujeres también porque la cantidad de hormonas sexuales femeninas afecta la síntesis de elastina, y durante los cambios hormonales de las mujeres, aumenta el riesgo de venas varicosas en las mujeres.

Otros factores solo exacerban la causa raíz. En el caso de las venas varicosas del útero, son:

  • fallo hormonal de diversas etiologías;
  • parto dificil
  • embarazo;
  • abortos frecuentes;
  • tomar ciertos esteroides (medicamentos hormonales, anticonceptivos orales);
  • estancamiento de sangre en la vena ovárica;
  • procesos inflamatorios crónicos;
  • aumento de la presión en las venas de la pelvis;
  • obesidad;
  • ropa interior y corsés para adelgazar;
  • inactividad física
  • postura forzada durante mucho tiempo, etc.
Nanovein  ¡Las abejas muertas son buenas para el corazón, y son absolutamente inofensivas!

Durante el embarazo, se observan varios factores a la vez, lo que agrava la patología congénita. Los mecanismos fisiológicos funcionan durante el embarazo para minimizar el riesgo de aborto.

Durante este período, la concentración de estrógeno en la sangre disminuye y aumenta la cantidad de progesterona. La hormona asegura la unión del óvulo fecundado al endometrio del útero y reduce su tono. Sin embargo, la hormona relaja no solo los músculos del útero, sino también las paredes de todos los vasos sanguíneos.

Durante el embarazo, el feto en crecimiento aumenta la presión sobre los órganos internos, apretando las venas y causando estasis sanguínea. Además, aumenta la presión intraabdominal, se interrumpe la función de succión del diafragma, aumenta la carga en el cuerpo femenino y aumenta la congestión de líquidos. Todos estos factores conducen no solo a las venas varicosas del útero, sino también a las venas varicosas de las piernas.

Durante el embarazo, el flujo sanguíneo uterino y la carga venosa, respectivamente, también aumentan. Las paredes venosas delgadas con aumento constante del movimiento sanguíneo se estiran y, debido a la falta de elasticidad, ya no vuelven a su posición anterior. La luz de los vasos aumenta y las válvulas de las venas dejan de cumplir su función.

Un problema común durante el embarazo es el estreñimiento. Está determinado por la misma progesterona, que relaja todo el músculo liso del cuerpo. El estreñimiento provoca un aumento de la presión intraabdominal y la expansión de las venas.

Sin embargo, no solo en las mujeres embarazadas surge un problema de este tipo: una violación del flujo sanguíneo debido a la ropa ajustada y ajustada interrumpe la hemodinámica de las venas, que también puede causar venas varicosas. Las venas varicosas del útero también se observan en mujeres muy jóvenes: tomar anticonceptivos orales afecta la síntesis de hormonas sexuales y no solo interrumpe el ciclo menstrual, sino que también provoca venas varicosas uterinas durante el embarazo. Las venas varicosas causan anorgasmia, abortos frecuentes. También afectan el nivel de hormonas sexuales.

A menudo, las venas varicosas del útero se complican por patologías concomitantes: un cambio en las venas del cuello uterino y los ovarios.

Síntomas de varices uterinas


La varicosis del cuello uterino se acompaña de los siguientes síntomas:

  • cintura, lumbar y dolor severo en la parte inferior del abdomen;
  • el dolor acompaña a la actividad sexual;
  • incomodidad en el área de la ingle después del esfuerzo físico;
  • violación del ciclo;
  • sensación de ardor, dolor, en ausencia de patología renal, al orinar;
  • hipersensibilidad de la parte interna de la vagina;
  • secreción con rastros de sangre;
  • aumento del flujo sanguíneo durante la menstruación;
  • descarga serosa copiosa, etc.

Si el dolor es el resultado del estrés físico, el levantamiento de pesas y no está asociado con otras enfermedades ginecológicas, pero dura mucho tiempo, esto puede ser un signo diagnóstico de venas varicosas. Como regla general, estos dolores desaparecen al tomar venotónicos y después de descansar con las piernas levantadas.

Con el daño a las venas no solo del útero, sino también de las venas perineales, al comunicarse con el útero, puede observar visualmente las venas convexas en los muslos, las nalgas de los labios.

Lo insidioso de las venas varicosas es que las etapas iniciales de la enfermedad suelen ser asintomáticas y, a menudo, el tiempo perdido conduce a patologías más graves. Además, los síntomas de las venas varicosas no son específicos y a menudo coinciden con otros complejos de síntomas. El diagnóstico oportuno puede detectar las venas varicosas del útero al comienzo de la enfermedad.

Pruebas de diagnóstico para venas varicosas.


Para aclarar la patología, el ginecólogo examina, recoge una anamnesis, analiza y clasifica los síntomas, prescribe pruebas clínicas. Además, se puede prescribir un examen de ultrasonido, que se lleva a cabo de dos maneras:

En el primer caso, las ondas de ultrasonido pasan a través de la pared abdominal anterior, y en el segundo caso, el ultrasonido ocurre cuando se inserta un transductor especial, un sensor, en el pene. Este tipo de investigación es segura incluso al comienzo del embarazo y tiene una gran capacidad de diagnóstico en comparación con el método transabdominal.
Si se detecta una patología venosa durante un examen intravaginal, el médico envía a la mujer a un flebólogo. El especialista puede prescribir estudios tales como:

  • flebografía intrauterina con un agente de contraste;
  • tomografía computarizada;
  • dopplerografía
  • laparoscopia

Estos métodos no se utilizan durante el embarazo, por lo que la enfermedad es tan peligrosa durante este período que la condición de la mujer impone ciertas restricciones en la realización de procedimientos de diagnóstico y el uso de métodos terapéuticos.

Según los resultados de una serie de estudios, el médico desarrolla una estrategia de tratamiento que tiene en cuenta todas las características de la afección y las patologías asociadas.

Tratamiento de varices uterinas

El tratamiento de las venas varicosas del útero debe llevarse a cabo de manera integral, afectando no solo los síntomas, sino, lo más importante, la causa de la enfermedad.
Para el tratamiento de las venas varicosas se utilizan:

  • tratamiento farmacológico;
  • terapia no farmacológica;
  • métodos de tratamiento quirúrgico.

La venotónica y la flebotónica se usan en el tratamiento de las venas varicosas uterinas: troxevasina, flebodia, doppelherz, detralex, etc. Para la veterotónica varicosa uterina, se recomienda tomar veterotónica con anticoagulantes: Wessel Douay F, Aklotin, Agregal, Aspigrel, Acenocumaril, Cardi, Cardi, Cardi, Cardi, Cardi, Cardi, Cardi, Cardi, Cardi, Cardi, Cardi, Cardiom
Las venas varicosas causan sangrado uterino, y luego se prescriben hemostáticos: Menadion, Vikasol, Ditsinon, etc. Sin embargo, debe recordarse que pueden causar la formación de coágulos sanguíneos.

¡Echa un vistazo! Hemos preparado un video para ti:

El tratamiento de las venas varicosas uterinas durante el embarazo se complica por el hecho de que la designación de medicamentos es limitada debido a los efectos secundarios de muchas sustancias en el cuerpo de una mujer y el feto. Por lo tanto, con mayor frecuencia durante este período, a las mujeres embarazadas se les prescribe un tratamiento sin medicamentos y usan medias de compresión especiales para mujeres embarazadas.
El tratamiento sin medicamentos incluye:

  • fisioterapia
  • aquatoterapia;
  • terapia de dieta;
  • ejercicio terapéutico

Si el tratamiento conservador no da resultados positivos, se prescribe la extirpación quirúrgica del útero y la resección de las venas ováricas. Después del procedimiento, se prescribe una terapia de reemplazo hormonal al paciente para reducir los síntomas de la menopausia artificial. La cirugía moderna utiliza el tratamiento con láser para las venas varicosas. También se utilizan métodos mínimamente invasivos:

  • ablación por radiofrecuencia;
  • escleroterapia;
  • ablación láser, etc.

Durante el embarazo, el tratamiento quirúrgico está contraindicado. A veces, según el testimonio de una mujer embarazada en una fecha posterior, se prescribe una cesárea.

Complicaciones de las varices uterinas.

Si la enfermedad progresa y no se llevan a cabo acciones terapéuticas, las venas varicosas del útero pueden provocar:

  • a la ruptura de las venas;
  • causar sangrado uterino;
  • a la infertilidad
  • causar inflamación de los órganos reproductivos;
  • inhibición (hipofunción) de los ovarios;
  • coágulos de sangre;
  • causar síndrome abdominal crónico

Las venas varicosas uterinas son peligrosas durante el embarazo porque pueden provocar insuficiencia placentaria, sangrado. Si hay síntomas de venas varicosas, entonces la mujer debe aplicar los métodos de prevención de enfermedades incluso antes de planificar el embarazo.

Prevención de la patología de la vena uterina.

Las medidas preventivas simples tienen como objetivo, en primer lugar, eliminar las causas externas de la patología:

  • normalización del estilo de vida;
  • exclusión de los malos hábitos;
  • nutrición balanceada;
  • aumento de la actividad física;
  • buen descanso
  • armonización de las relaciones sexuales;
  • usar medias de compresión preventivas;
  • terapia preventiva (tomar venotónicos y anticoagulantes);
  • normalización de peso;
  • exclusión de situaciones traumáticas, etc.

Las venas varicosas del útero tienen un pronóstico favorable si se siguen las recomendaciones del médico y se toman medidas preventivas.

¿Todavía crees que deshacerse rápidamente de las varices es difícil?

La etapa avanzada de la enfermedad puede causar efectos irreversibles, como: gangrena, envenenamiento de la sangre. A menudo, la vida de una persona con una etapa avanzada solo se puede salvar con la amputación de una extremidad.

¡En ningún caso debe comenzar la enfermedad!

Recomendamos leer el artículo de Viktor Mikhailovich Semenov, jefe del Instituto de Flebología del Ministerio de Salud de la Federación de Rusia, doctor en ciencias médicas de Rusia.

Lagranmasade España