Cómo distinguir un hematoma de un coágulo de sangre en la pierna

Conociendo los primeros signos de un coágulo de sangre en el cuerpo, puede prevenir una situación potencialmente fatal.

Un coágulo de sangre generalmente se forma en las venas de las piernas y conduce a una trombosis venosa profunda. El peligro de un coágulo de sangre es que a menudo pasa desapercibido, pero de repente puede desprenderse y provocar la muerte.

Un coágulo de sangre es un coágulo de sangre que ha adquirido un estado espeso o semisólido a partir de un estado líquido.

En general, debe comprender que la coagulación de la sangre es un proceso necesario que evita una gran pérdida de sangre en ciertas situaciones, por ejemplo, cuando se lesiona o se corta.

Cuando se forma un coágulo de sangre en una de las venas, no siempre se disuelve, lo que puede conducir a una situación peligrosa e incluso mortal.

Un trombo inmóvil generalmente no es una amenaza, pero si se desprende y entra en órganos importantes como el corazón o los pulmones a través de las venas, puede causar la muerte.

Aquí hay algunas señales de que se ha formado un coágulo de sangre peligroso en su cuerpo.

¡Las varices se eliminan fácilmente sin cirugía! Para esto, muchos europeos usan Nanovein. Según los flebólogos, ¡este es el método más rápido y efectivo para eliminar las venas varicosas!

Nanovein es un gel peptídico para tratar las venas varicosas. Es absolutamente efectivo en cualquier etapa de la manifestación de las venas varicosas. La composición del gel incluye 25 componentes curativos exclusivamente naturales. En solo 30 días de usar este medicamento, puede deshacerse no solo de los síntomas de las venas varicosas, sino también eliminar las consecuencias y la causa de su aparición, así como prevenir el desarrollo de la patología.

Puede comprar Nanovein en el sitio web del fabricante.

Primeros signos de un coágulo de sangre.

1. Fatiga inexplicable

La fatiga repentina a menudo indica una variedad de problemas de salud, incluido un coágulo de sangre. Cuando nuestro cuerpo se ve obligado a trabajar más de lo habitual, tiene consecuencias negativas para el cuerpo.

Si la sensación de fatiga no desaparece por mucho tiempo, hay razones para pensar que un coágulo de sangre en el brazo, la pierna, el cerebro o el pecho puede ser el culpable.

2. Hinchazón en las extremidades.

En el sitio de la formación de un coágulo de sangre, puede aparecer una hinchazón o hinchazón. Si el coágulo de sangre está en el brazo o la pierna, la extremidad puede hincharse por completo, lo que ocurre debido a la mala circulación sanguínea.

En este caso, el área afectada puede cambiar de color, enrojecerse o volverse azul, calentarse o picar. Esta situación es muy peligrosa, ya que un coágulo de sangre puede desprenderse y en cualquier momento caer en un órgano vital. Entonces, por ejemplo, si está en los pulmones, esto conducirá a una embolia pulmonar.

3. Falta de aliento

Este síntoma puede ser bastante aterrador, ya que puede significar que el coágulo de sangre se ha trasladado a los pulmones. Según los expertos, si las dificultades respiratorias van acompañadas de una tos constante, este puede ser el primer signo de embolia pulmonar: el bloqueo de una de las arterias en los pulmones.

Esta situación debe tomarse muy en serio y llamar a una ambulancia lo antes posible.

4. Dolor en el pecho o dolor respiratorio.

Como se mencionó anteriormente, la embolia pulmonar es una condición potencialmente mortal. Ocurre cuando un coágulo de sangre formado en las extremidades inferiores entra y bloquea uno de los vasos de los pulmones. Uno de los síntomas principales de esto es el dolor en el pecho y las molestias respiratorias en general, lo que puede dificultar la respiración profunda.

También es importante recordar que el dolor en el corazón puede indicar que el coágulo de sangre está en el área del corazón, y esto puede provocar un ataque cardíaco.

5. Fiebre y sudoración.

Este síntoma aparece muy a menudo con trombosis renal.

Su principal peligro es que un coágulo de sangre pueda interferir con la eliminación de productos de desecho por parte de su cuerpo, lo que conduce a la hipertensión arterial e incluso a insuficiencia renal. Sin embargo, a menudo un coágulo de sangre en los riñones provoca fiebre o aumento de la sudoración.

Síntomas del trombo

6. Mareos o desmayos.

La combinación de dolor en el pecho y dificultad para respirar puede causar mareos y desmayos.

7. palpitaciones del corazón

Si su ritmo cardíaco se acelera, puede ser un síntoma peligroso de una embolia pulmonar. Cuando un coágulo de sangre llega a los pulmones, se produce una falta de oxígeno y su corazón trata de compensarlo, aumentando su ritmo cardíaco. Esta es una señal de advertencia que no se puede ignorar.

8. Tos inexplicable

Si hay ataques de tos junto con una sensación de falta de aliento y latidos cardíacos acelerados, esto puede indicar que se ha formado un coágulo de sangre en su cuerpo. Una tos puede estar acompañada de sangre, y esta es una razón seria para ver a un médico.

La causa de tal tos puede ser un coágulo de sangre en los pulmones, que conduce a la congestión nasal y se manifiesta en forma de tos.

9. dolor de cabeza severo

Muchas personas sufren de un dolor de cabeza crónico, pero este dolor suele ser más fuerte de lo habitual. Tal dolor insoportable puede sacarte completamente de acción, por lo que no podrás concentrarte en nada.

Los medicamentos convencionales para el dolor de cabeza pueden no aliviar los síntomas. En este caso, consulte a un médico de inmediato, ya que esto puede indicar la presencia de un coágulo de sangre en el cerebro, lo que puede provocar un derrame cerebral.

10. Dolor o sensibilidad en una extremidad.

Es muy difícil entender que tiene un coágulo de sangre sin conocimiento médico, pero uno de los síntomas más comunes de este problema es el dolor en el brazo o la pierna.

Si esto no está relacionado con un trauma, las sensaciones dolorosas pueden advertir sobre una trombosis venosa profunda. En este caso, se puede observar dolor al presionar o tocar el área afectada. Para distinguirlo de los calambres musculares, preste atención a si el dolor se intensifica al caminar o doblar la pierna. Si es así, existe la posibilidad de un coágulo de sangre.

Incluso si hay un coágulo de sangre en una pierna, puede sentir dolor en ambas piernas. Esto se debe al hecho de que está tratando de aliviar las molestias en una pierna y tensar más la otra pierna, lo que puede provocar tensión y dolor.

Coágulo de sangre en Viena

11. Piel caliente al tacto.

Con la trombosis, la temperatura de la piel puede cambiar, especialmente en un lugar donde está presente un trombo. Sentirás que esta área es más cálida al tacto.

Esta sensación ocurre debido al flujo sanguíneo deteriorado y también puede estar acompañada de pulsaciones y picazón.

12. Venas rojas en las venas.

Los coágulos de sangre pueden provocar venas rojas que se extienden a lo largo de las venas y, a menudo, están calientes al tacto. Cuando los tocas, son más cálidos que la piel y son bastante notables. Puede tomarlos para una erupción cutánea o moretones, pero si están calientes al tacto, debe consultar a su médico.

13. Dolor en la pantorrilla.

Cuando se forma un coágulo de sangre en las piernas, el dolor en la pantorrilla se convierte en uno de los síntomas comunes. El dolor a menudo se confunde con espasmos o calambres musculares, y por esta razón a menudo se ignora un síntoma peligroso.

Sin embargo, a diferencia de un calambre que ocurre abruptamente y dura varios minutos, el dolor en la pantorrilla debido al trombo aumenta gradualmente y puede durar varios días o semanas.

14. Cambio en el color de la piel.

El enrojecimiento es uno de los síntomas más comunes asociados con la presencia de un coágulo de sangre, y generalmente aparece en un lugar donde hay un coágulo de sangre. Sin embargo, cualquier otro cambio en el color de la piel debería alertarlo. Por ejemplo, el área de formación de un coágulo de sangre puede palidecer debido a una disminución en el flujo sanguíneo.

A medida que la condición empeora, la piel puede adquirir un tono azulado y estar más fría al tacto. En este caso, debe consultar inmediatamente a un médico.

15. Falta de síntomas

Una de las razones por las cuales la trombosis es tan peligrosa es el hecho de que a menudo no hay síntomas que la precedan. Al menos no hay signos obvios que requieran atención médica inmediata, y antes de que podamos descubrirlos, sucede algo irreparable.

Por esta razón, es importante tomar medidas preventivas para evitar que esto suceda. Evite sentarse en un lugar durante mucho tiempo, realice actividades físicas, ajuste su peso y controle su dieta para nunca saber qué es la trombosis.

Signos y síntomas de un coágulo de sangre en la pierna.

Una de las opciones frecuentes para los trastornos circulatorios en los vasos de las extremidades inferiores es la oclusión venosa aguda. Un coágulo de sangre en la pierna, cuyos síntomas indican bloqueo vascular, puede provocar una situación mortal asociada con el cese de la función cardíaca. Es necesario llamar a la asistencia de emergencia lo más rápido posible ante los primeros signos de trombosis venosa de las extremidades inferiores.

Cuando se forma un coágulo de sangre en los vasos de las piernas, es estrictamente inaceptable automedicarse: es necesario tratar la trombosis de las extremidades inferiores con un flebólogo o un cirujano vascular.

Obstrucción venosa

La trombosis vascular de las extremidades inferiores es un factor de riesgo significativo para complicaciones tromboembólicas peligrosas, independientemente de la ubicación de la oclusión. Todas las opciones de bloqueo venoso se dividen condicionalmente en 2 tipos:

  1. Oclusión en el sistema superior de la vena cava;
  2. Bloqueo de vasos de la vena cava inferior.
Nanovein  Hígado limpio varicoso

Los coágulos de sangre en las venas de las piernas son siempre una lesión de la red venosa de la vena cava inferior, cuando se forma un coágulo de sangre en la luz de uno de los muchos vasos. La presencia de un coágulo de sangre se convierte en una razón para ralentizar el flujo sanguíneo y un aumento gradual del tamaño del coágulo. En las primeras etapas del proceso patológico, no habrá signos externos, pero a medida que empeora la condición de las extremidades inferiores, aparecen los síntomas de la enfermedad. Es extremadamente difícil reconocer un coágulo de sangre en las venas profundas, pero con daño a los vasos superficiales, es muy posible determinar la presencia de bloqueo. Debe saber qué es la trombosis venosa de las extremidades inferiores para consultar a un especialista a tiempo y prevenir complicaciones mortales.

Trombosis venosa profunda de las piernas

Causas de la patología.

La trombosis venosa aguda de las extremidades inferiores se produce bajo la influencia de los siguientes factores más significativos:

  1. Daño traumático externo o interno a la pared venosa;
  2. Inflamación intravascular;
  3. Cambios genéticos en el sistema de coagulación sanguínea.

Las condiciones importantes que provocan la formación de un coágulo de sangre en una vena de la pierna incluyen:

  • falta de actividad motora normal;
  • venas varicosas;
  • patología infecciosa e inflamatoria de cualquier localización;
  • la presencia de malos hábitos (fumar);
  • exceso de peso en combinación con hipertensión arterial y diabetes;
  • terapia hormonal a largo plazo;
  • tumores malignos;
  • manipulaciones quirúrgicas

La trombosis venosa de las extremidades inferiores suele ser una combinación de varios factores desfavorables, de los cuales el trauma en la pared interna de las venas de las piernas y la aparición de un proceso inflamatorio dentro del vaso son más significativos. Los factores provocadores aceleran la formación de oclusión y aumentan el riesgo de coágulos sanguíneos con el desarrollo de complicaciones peligrosas.

Las causas de la tromboflebitis de las extremidades inferiores están asociadas con la unión de una obstrucción de una infección intravascular, lo que aumenta significativamente el riesgo para la vida y la salud humana.

Opciones para lesiones oclusivas

Los siguientes tipos de enfermedades vasculares son la base de los problemas trombóticos:

  1. Venas varicosas de las venas safenas de las extremidades inferiores;
  2. Tromboflebitis, que afecta los troncos vasculares superficiales o profundos;
  3. Síndrome post tromboflebitis.

Con cualquier variante de cambios patológicos en los vasos, se forman condiciones para el cierre completo o parcial de la luz de las venas. Los problemas en las piernas se detectan más fácilmente con la trombosis oclusiva de la vena safena grande. En el contexto de la trombosis profunda de la pierna, la gravedad de los síntomas es baja. En cualquier caso, en el contexto de las venas varicosas, es necesario controlar cuidadosamente las manifestaciones externas de la enfermedad, incluso si no hay signos de trombosis venosa.

Manifestaciones y síntomas

En cada situación específica, es necesario controlar la presencia de síntomas dependiendo de la enfermedad. Se puede sospechar trombosis en las piernas si se presentan los siguientes síntomas:

  • la pierna duele regularmente al caminar;
  • en el contexto de la carga o en reposo, dolor en la ingle en mujeres y hombres, o molestias en la superficie interna del muslo;
  • se produce hinchazón del pie o la parte inferior de la pierna;
  • cambios en el color de la piel, especialmente en áreas de venas dilatadas;
  • La temperatura corporal aumenta.

Todas las variedades de lesiones oclusivas de las venas tienen sus propias características: es importante saber cuáles son los síntomas de la tromboflebitis y cuáles son los primeros signos de trombosis.

Venas varicosas de las piernas.

Los problemas venosos ocurren con mayor frecuencia en mujeres. Las manifestaciones típicas de la enfermedad incluyen los siguientes síntomas:

  • cambios externos en la piel de las piernas asociados con la aparición de venas dilatadas y contorneadas;
  • síndrome de dolor de gravedad variable (desde sensaciones de tirón hasta dolor intenso después del ejercicio);
  • La aparición de calambres en la parte inferior de las piernas, principalmente de noche.

En ausencia de complicaciones, las venas varicosas de las piernas son un problema cosmético y un factor de riesgo de trombosis. Es extremadamente difícil de entender de forma independiente cuando la situación empeora y cómo se ve un coágulo de sangre en una pierna, por lo que si aparece o empeora un síndrome de dolor, debe consultar inmediatamente a un médico.

Enfermedad varicosa complicada

El proceso inflamatorio en las venas varicosas crea las condiciones para complicaciones peligrosas: el diagnóstico oportuno de tromboflebitis de las extremidades inferiores es el factor principal en la prevención de trastornos graves del flujo sanguíneo en las piernas asociados con el bloqueo de los vasos sanguíneos. La tromboflebitis se caracteriza por los siguientes síntomas:

  • aumento de la temperatura corporal general;
  • mantener la temperatura normal de la pierna adolorida;
  • tono de piel azulado debido a las pequeñas venas safenas dilatadas;
  • dolor severo en las piernas al moverse y en reposo;
  • hinchazón de los tejidos.

La detección y el tratamiento de la tromboflebitis aguda de las venas safenas deben realizarse en un entorno hospitalario: es estrictamente inaceptable automedicarse utilizando métodos alternativos ineficaces.

Oclusión de las venas surales.

La localización más común de la trombosis de la pierna que ocurre inicialmente es el sistema de venas surales (profundas) de la pierna. Los signos típicos de un coágulo de sangre en la pierna son:

  • dolor de severidad variable en la región de la pantorrilla en reposo y cuando se toca;
  • hinchazón de pies y tobillos;
  • Una sensación de plenitud interna de la extremidad inferior después de un día de trabajo.

Es difícil identificar la trombosis de las venas de la pierna, por lo tanto, mientras se mantienen las quejas, es necesario visitar al médico a tiempo y realizar un examen completo.

Trombosis de la vena del muslo

El bloqueo de la vena safena del muslo se manifiesta por los siguientes signos sorprendentes:

  • dolor intenso, como si le dolieran las venas de las piernas;
  • edema de tobillo femoral;
  • tono de piel cianótico con expansión de venas superficiales;
  • dolor de ingle recurrente

A menudo, es precisamente el síndrome de dolor expresado con trombosis y la aparición de una malla contorneada por vasos dilatados lo que ayuda a hacer un diagnóstico preciso. El mayor riesgo de desarrollar embolia pulmonar surge de la formación de un trombo en el área de los plexos venosos de la pelvis y el muslo; por lo tanto, es necesario controlar el estado del sistema vascular de las extremidades inferiores y realizar una terapia preventiva a tiempo.

Principios de diagnóstico

Un cirujano vascular o flebólogo sabe cómo detectar un coágulo de sangre y qué hacer cuando existe un alto riesgo de tromboembolismo. La base de un diagnóstico exitoso es una visita oportuna a un especialista. Además del examen estándar y las pruebas especiales, el médico lo dirigirá a los siguientes estudios:

  1. Determinación de laboratorio del estado del sistema de coagulación de la sangre mediante un coagulograma;
  2. Ecografía triplex;
  3. Pletismografía de impedancia (determinación del volumen de sangre venosa acumulada en los vasos de las piernas);
  4. Termografía (evaluación de la reacción de temperatura en diferentes partes de una pierna adolorida);
  5. Flebografía (método de contraste de rayos X que ayuda a detectar la trombosis de las piernas);
  6. La tomografía (CT o MRI) se realiza según las indicaciones en la etapa de preparación para la intervención quirúrgica.

En la recepción del flebólogo.

El objetivo principal de un examen completo es determinar la presencia y ubicación de la oclusión. Además, el médico debe determinar con precisión la posibilidad de complicaciones y el riesgo de tromboembolismo: conociendo el peligro de trombosis de las piernas, es importante tratar la trombosis de las extremidades inferiores con la consideración obligatoria del deterioro repentino y la aparición de síntomas de bloqueo de los vasos vitales.

Tácticas de tratamiento

Si se detecta una lesión oclusiva en las venas de las piernas, se debe iniciar una terapia efectiva lo antes posible. Dependiendo del tipo de enfermedad y la gravedad de los trastornos del flujo sanguíneo, se utilizan 2 métodos principales de tratamiento:

El médico sabe cómo tratar la trombosis, por lo que debe escuchar a un especialista y seguir cuidadosamente todos los consejos y recomendaciones de un flebólogo.

Tratamiento farmacológico

Las tareas obligatorias y más importantes de la terapia conservadora incluyen:

  • restauración de la permeabilidad del vaso y mejora del flujo sanguíneo venoso;
  • prevenir un aumento adicional en el tamaño del coágulo de sangre formado;
  • prevención de episodios repetidos de obstrucción venosa;
  • eliminación del riesgo de separación de coágulos sanguíneos y prevención de tromboembolismo mortal;
  • prevención de una forma crónica de la enfermedad: enfermedad posterior a la tromboflebitis.

El tipo de medicamento principal y más efectivo son los anticoagulantes, con los cuales el médico puede reducir el tamaño del coágulo intravascular y prevenir el riesgo de tipos peligrosos de tromboembolismo. Además, en la terapia compleja, se usan necesariamente goteros con soluciones que reducen la viscosidad de la sangre y diversas variantes de preparaciones vasculares.

Tratamiento quirurgico

La tarea principal de la intervención quirúrgica es eliminar la oclusión. La trombectomía se realiza por acceso abierto, pero solo en situaciones de emergencia. Se utilizan 2 opciones: trombectomía completa y parcial (paliativa). En algunos casos, es necesario imponer una anastomosis vascular para restablecer el flujo sanguíneo normal en la extremidad. Para cada paciente, el médico seleccionará un método de tratamiento individual.

La intervención planificada implica el uso de métodos mínimamente invasivos realizados bajo el control de la flebografía.

Las opciones quirúrgicas endovasculares (trombolisis, filtro de cava) ayudan a minimizar el riesgo de complicaciones durante la cirugía y a eliminar con éxito el coágulo del sistema venoso de las piernas. En el período postoperatorio, se debe continuar con la medicación, cuya duración puede ser de varios meses. Obligatorio será la supervisión médica durante el curso de la terapia.

Complicaciones

Las consecuencias peligrosas de la trombosis son la embolia pulmonar y la gangrena de las piernas con el cese completo del flujo sanguíneo en los vasos. Cualquiera de estas situaciones amenaza la vida y la salud de una persona, por lo tanto, es necesario cumplir estrictamente con todas las prescripciones médicas y utilizar las medidas preventivas recomendadas. Usar medias de compresión, medicamentos constantes y dejar de fumar con la corrección de la actividad física ayudará a prevenir situaciones potencialmente mortales.

Los síntomas de bloqueo venoso pueden ocurrir inesperadamente. Si hay primeros signos de un coágulo de sangre en la pierna, entonces debe acudir a un especialista lo más rápido posible: cuanto antes se haga un diagnóstico y se inicie la terapia, mayores serán las posibilidades de evitar condiciones mortales. La ayuda óptima puede ser proporcionada por un cirujano vascular o flebólogo. La efectividad de la terapia depende de la ubicación del bloqueo, el tamaño del coágulo y el estado del sistema de coagulación de la sangre. El pronóstico para cada persona es individual: incluso sabiendo cómo reconocer un coágulo de sangre, y con una visita temprana a un médico, está lejos de ser siempre posible evitar complicaciones.

Nanovein  ¿Qué médico trata una enfermedad como las venas varicosas

Recomendamos ver un video con información útil sobre la trombosis de las piernas.

Coágulo de sangre en la pierna: síntomas y tratamiento de la trombosis vascular.

La trombosis de los vasos de las piernas es una enfermedad muy insidiosa, su esencia radica en la aparición de coágulos de sangre, que se llaman coágulos de sangre. Luego, estas formaciones obstruyen los huecos dentro de las venas o arterias, uniéndose a sus paredes. El peligro de la enfermedad radica en el hecho de que con el bloqueo completo del espacio vascular, interfieren con la circulación sanguínea normal en las extremidades.

En cada caso de trombosis, los síntomas pueden diferir significativamente, por lo que no hay signos inequívocos de un coágulo de sangre en la pierna. Debido a esto, la determinación oportuna de la enfermedad puede ser complicada. En este artículo, nos familiarizaremos con los factores que causan la trombosis y descubriremos cómo se trata.

Trombosis y su clasificación.

La naturaleza creó el líquido sanguíneo humano, y mantenerlo en este estado ocurre debido al equilibrio de las reacciones biológicas. Los coágulos de sangre son coágulos de sangre que tienden a adherirse a las paredes de los vasos sanguíneos.

Una característica de estas formaciones es su aumento constante de tamaño si no hay un tratamiento adecuado. Crecen todo el tiempo y algún día podrán bloquear la luz del vaso.

Entonces, ¿cómo se ven los coágulos de sangre en la pierna? La foto muestra los síntomas externos de la trombosis:

Importante! La formación de coágulos se produce debido a 3 factores: cambios en la superficie de una vena o pared arterial, una disminución en la velocidad del flujo sanguíneo y una anormalidad genética en la composición de la sangre.

En las personas mayores, la trombosis es mucho más común que en los niños, pero los bebés no están protegidos contra los coágulos.

Los coágulos de sangre pueden localizarse en las venas o arterias de una persona. Dependiendo de esto, hay diferentes tipos de trombosis. Se forman formaciones con fibras de fibrina y plaquetas alteradas en su estructura.

Variedades de la enfermedad debido a la ubicación:

  • Ateroesclerosis coronaria. Se refiere a trombosis arterial. Con esta dolencia, un vaso obstruido por un trombo deja de suministrar sangre y se produce isquemia, lo que conduce a la disfunción y luego a la necrosis de las células del órgano enfermo.
  • Flebotrombosis Los coágulos de sangre ocurren en la parte venosa de la circulación sanguínea. La enfermedad es peligrosa porque también representa una amenaza para la vida humana, ya que una formación de sangre puede bloquear la arteria pulmonar. La gravedad de la enfermedad depende de la ubicación del trombo y del bloqueo de la luz de la vena.
  • Tromboflebitis La esencia de esta dolencia es la presencia de un proceso inflamatorio y la aparición de coágulos de sangre. Como resultado, se forman sellos y enrojecimiento de la piel en la pierna. Este tipo se caracteriza por complicaciones que requieren cirugía.
  • Trombofilia Esta es una predisposición a la aparición y desarrollo de trombosis en varias partes de los vasos. Ocurre con una tendencia genética o como resultado de una patología celular adquirida, así como también debido a un trastorno hemorrágico.

Con mayor frecuencia, las consecuencias de un coágulo de sangre en la pierna son que los vasos obstruidos no pueden proporcionar una nutrición completa a los tejidos de las extremidades, y gradualmente comienzan a morir, lo que puede provocar gangrena.

Lo más peligroso es la separación de un coágulo de sangre de su lugar. En esta situación, existe un alto riesgo de que ingrese al torrente sanguíneo en la arteria coronaria o pulmonar del cuerpo. Y un coágulo de sangre puede causar un derrame cerebral si bloquea el vaso que alimenta el cerebro.

Dado que un coágulo de sangre no permite el funcionamiento normal del cuerpo humano, la consecuencia puede ser una erupción cutánea, un aumento en el nivel de eosinófilos, el desarrollo de cianosis (cianosis) debido a la deficiencia de oxígeno.

Síntomas: cómo identificar un coágulo de sangre en la pierna

Las piernas humanas son la parte del cuerpo donde a menudo ocurre la trombosis, porque las personas reciben grandes cargas en las extremidades inferiores porque se mueven en posición vertical. Hay una lista de signos de trombosis vascular.

La enfermedad comienza con hinchazón de las piernas y una sensación de dolor. Luego se presentan algunos de estos síntomas:

  • la temperatura sube
  • se producen escalofríos;
  • aumentos de presión están presentes;
  • los ganglios linfáticos se inflaman;
  • el color de la piel en una pierna adolorida cambia: adquiere un tinte rojo o se vuelve azul;
  • Los calambres en las pantorrillas molestan.

Con la formación de trombosis en la vena externa de la extremidad inferior, el coágulo se puede determinar por palpación. Si se produce tromboflebitis, aún puede haber descamación de la piel y la presencia de hematomas.

Cuando la enfermedad es aguda, la persona queda postrada en cama: el dolor intenso no permite el movimiento.

Importante! Si no nota los primeros síntomas de un coágulo sanguíneo, luego de cierto período la enfermedad empeorará y luego se puede formar necrosis tisular y gangrena. Por lo tanto, se crea una amenaza para la vida humana.

Ileofemoral

La trombosis ileofemoral se caracteriza por un curso severo. Con este tipo de dolencia, existe un alto riesgo de embolia pulmonar. Aparecen formaciones sólidas en los vasos a nivel de las venas femorales e ilíacas.

La enfermedad ocurre por las mismas razones y tiene los mismos síntomas que en otros tipos de trombosis. El desarrollo de la enfermedad es rápido. El diagnóstico finalmente se determina mediante ultrasonido de los vasos de las extremidades inferiores. El tratamiento es similar al tratamiento de otros tipos de trombosis.

Factores que provocan el desarrollo de enfermedades vasculares.

¿Qué contribuye a la trombosis? La primera razón es la mayor capacidad de coagulación de la sangre. Las siguientes 2 razones son el flujo sanguíneo lento y los cambios en la superficie de las paredes de los vasos sanguíneos.

Hay factores que contribuyen al aumento del riesgo de trombosis, estos son:

  • la presencia de obesidad;
  • fumar;
  • embarazo, incluyendo parto y cesárea;
  • la presencia de infección;
  • inmovilidad
  • vejez;
  • tomando medicamentos que aumentan la coagulación de la sangre;
  • intervenciones quirúrgicas;
  • venas varicosas.

Como reconocerlo

Para saber qué hacer con la trombosis, debe asegurarse de que estos sean realmente sus signos. También debe determinar la forma de la enfermedad. Es agudo, subagudo y crónico.

La trombosis crónica a menudo pasa desapercibida, por lo que el paciente puede no darse cuenta de que esta enfermedad está en su cuerpo.

La trombosis aguda se caracteriza por los siguientes síntomas:

  • dolor severo en los músculos de la pierna;
  • incomodidad al apretar los músculos de las piernas;
  • la presencia de hinchazón;
  • cambio en el color de la piel de una pierna adolorida.

Es posible diagnosticar de forma independiente la etapa aguda de la enfermedad, y el paciente, conociendo los signos de un desprendimiento de trombo, también puede determinar el hecho de un desprendimiento de trombo desde la ubicación anterior. Si se desprende un coágulo de sangre en una pierna, los síntomas son los siguientes:

  • baja presión sanguínea;
  • palpitaciones del corazón;
  • una sensación de dolor en el pecho (con un ataque al corazón);
  • incoherencia del habla, dificultad para tragar (con un derrame cerebral);
  • retención de líquidos;
  • perdida de conciencia

A menudo se desprende un coágulo debido a su naturaleza migratoria y al rápido movimiento del flujo sanguíneo en las venas.

Curso terapéutico

Todos los adultos han oído hablar de esta terrible enfermedad: la trombosis. Por lo tanto, muchos que tienen un coágulo de sangre en la pierna, en pánico, deciden qué hacer a continuación.

Y el tratamiento de esta enfermedad depende de la ubicación (arteria o vena), el tamaño del coágulo formado, la sección específica del vaso donde se une y el bienestar general del paciente.

La magnitud y la ubicación exacta del trombo se determinan por diagnóstico. Luego sigue un curso terapéutico.

El tratamiento de los coágulos de sangre en las venas de las piernas se divide en las siguientes etapas:

  • eliminación de la educación en áreas accesibles;
  • prevención de complicaciones;
  • minimizando las consecuencias de la formación de coágulos;
  • prevención de recurrencia de la enfermedad.

Cuando un coágulo de sangre en una pierna explota y se acerca al corazón o al cerebro, puede provocar el bloqueo de los vasos sanguíneos en forma de accidente cerebrovascular, ataque cardíaco o embolia pulmonar. Por lo tanto, existe un medicamento que puede disolver los coágulos de sangre. Debe ingresar al cuerpo humano a más tardar 3 horas después del inicio del ataque.

Si es necesario, se prescriben procedimientos invasivos (cirugía vascular, inserción del catéter, lo que simplificará la administración de fármacos que disuelven la sangre, la instalación de un stent para aumentar el aclaramiento en las venas o arterias).

Los anticoagulantes, medicamentos que evitan que la sangre se coagule y forme coágulos, también ayudan a eliminar los síntomas de un coágulo de sangre en la pierna y a tratarlo. Esto es warfarina o heparina.

Lo que sigue es la terapia con agentes antiplaquetarios. Su objetivo es reducir la "pegajosidad" de las plaquetas.

Se prescriben los siguientes agentes antiplaquetarios: Trental, Curantil, Reopoligyukin.

En un curso terapéutico, además de los fondos para la administración oral, también se usan medicamentos externos.

Estos son ungüentos que alivian el dolor y reducen el proceso inflamatorio.

Buenos productos a base de castaño de indias, heparina, alquitrán. Estos son estos medicamentos: Lyoton, ungüento Vishnevsky, Hepatrombin.

Importante! El propósito de la terapia es prevenir la obstrucción de un coágulo desgarrado de la luz del vaso y proteger los pulmones, y el médico prescribe cómo tratar los coágulos de sangre en las piernas individualmente.

conclusión

Para evitar la formación de trombosis, las piernas necesitan movimiento. También es necesario beber más líquido. Todavía es necesario curar las venas varicosas.

La prevención de trombosis para pacientes encamados se lleva a cabo mediante ejercicios especiales.

Después de revisar el material en este artículo, ya sabrá exactamente cómo reconocer un coágulo de sangre en su pierna para poder obtener una cita con un especialista a tiempo.

Lagranmasade España