Cómo aliviar la inflamación de las venas varicosas en las piernas

Inflamación de las venas de las piernas: la flebitis se caracteriza por procesos inflamatorios en la pared del vaso. La enfermedad tiene una naturaleza polietiológica y es causada igualmente por la introducción de un agente infeccioso en la cavidad venosa, así como por una violación de la homeostasis como resultado de enfermedades sistémicas. La inflamación de las venas ocurre con mayor frecuencia como una complicación de las venas varicosas.

¡Las varices se eliminan fácilmente sin cirugía! Para esto, muchos europeos usan Nanovein. Según los flebólogos, ¡este es el método más rápido y efectivo para eliminar las venas varicosas!

Nanovein es un gel peptídico para tratar las venas varicosas. Es absolutamente efectivo en cualquier etapa de la manifestación de las venas varicosas. La composición del gel incluye 25 componentes curativos exclusivamente naturales. En solo 30 días de usar este medicamento, puede deshacerse no solo de los síntomas de las venas varicosas, sino también eliminar las consecuencias y la causa de su aparición, así como prevenir el desarrollo de la patología.

Puede comprar Nanovein en el sitio web del fabricante.

El mecanismo de inflamación

La flebitis se acompaña de un proceso inflamatorio que afecta el endotelio vascular, la microcirculación deteriorada y el tejido trófico. Como resultado de la reacción adaptativa del cuerpo a la ingesta de estímulos, se forma un exudado, que consiste en un líquido rico en proteínas.

Con una mayor permeabilidad de la pared vascular, el exudado abandona los tejidos adyacentes, formando un edema. Además, como resultado de la inflamación, se observa proliferación de tejidos: división celular controlada destinada a compensar el daño. Para que se realice la proliferación, es necesario el funcionamiento de mediadores inflamatorios.

Los mediadores aumentan la permeabilidad de las paredes de los vasos sanguíneos y proporcionan una salida para el exudado que contiene eosinófilos que combaten los patógenos de la inflamación. Además, los mediadores proporcionan la actividad de plaquetas y fibroblastos para formar un coágulo que puede bloquear la pared dañada. Las sustancias que se excretan en el cuerpo en respuesta a la inflamación "incluyen" la inmunidad celular local y activan los sistemas inmunes del cuerpo.

Existen varios tipos de clasificación de flebitis según diferentes características clínicas y morfológicas.

Clasificación de procesos inflamatorios en las venas.

Dependiendo de qué estructura de la pared venosa afecta la inflamación, distinga:

  • La periflebitis es una inflamación de la pared externa de los vasos sanguíneos. La causa del proceso patológico es la entrada de un agente infeccioso desde el entorno externo, por ejemplo, con trauma en los tejidos adyacentes al vaso.
  • Endoflebitis: la inflamación se localiza en la capa interna de la vena. Ocurre en respuesta a la introducción de un irritante en la cavidad venosa. A menudo, la causa de la endoflebitis es el cateterismo de los vasos, la exposición prolongada a una aguja o medicamento para inyección.
  • La panflebitis es una patología cuando las membranas externas e internas de las venas están involucradas en el proceso inflamatorio.

Las causas del proceso inflamatorio.

En el análisis estadístico del número de casos de flebitis en las piernas, el proceso inflamatorio causado por las venas varicosas ocupa el primer lugar. La segunda ocurrencia más común es la inflamación como resultado de la introducción de un agente infeccioso desde el exterior (herida infectada, absceso, enfermedad infecciosa general). El agente patógeno más probable que causa inflamación de las venas es el estreptococo.

La inflamación del endotelio de la vena también puede ser causada artificialmente. Entonces, con la esclerosis venosa, la inflamación y destrucción del endotelio (flebitis aséptica) es causada por la introducción de una sustancia especial: el esclerosante o como resultado de la exposición térmica durante la ablación con láser.

Las causas que causan flebitis varían en la naturaleza y la exposición al objetivo.

Síntomas del proceso inflamatorio.

Dependiendo de la localización del proceso inflamatorio, los síntomas de la patología también difieren:

  1. En la flebitis aguda de las venas superficiales, se observa lo siguiente:
  • Hiperemia local;
  • Un aumento de la temperatura en el foco de la inflamación;
  • La aparición de edema a lo largo de la vena;
  • Dolor, que aumenta con la palpación;
  • Sellado y enrojecimiento de la piel sobre el foco de inflamación;
  • A veces, empeoramiento del estado general.
  1. En la flebitis crónica de las venas safenas, es característico:
  • La ausencia de síntomas clínicos severos;
  • Curso recurrente.
  1. Para el proceso agudo en los vasos profundos es inherente:
  • Pobreza de la piel de la extremidad afectada;
  • Fiebre
  • La formación de coágulos sanguíneos y el flujo de la enfermedad hacia la tromboflebitis.

La foto muestra cómo se inflama la vena de la pierna (vena safena)

De gran importancia para detener el proceso inflamatorio es el diagnóstico.

Métodos de diagnóstico para la inflamación de las venas.

El principal método de diagnóstico, además de los análisis de sangre de laboratorio, es un estudio de hardware:

  • Ultrasonido de las venas de las piernas;
  • Escaneo dúplex.

Como resultado de un análisis de sangre, se observa la cantidad de leucocitos, eosinófilos y plaquetas. La ecografía + exploración dúplex permite no solo evaluar el estado de la pared vascular, los tejidos adyacentes, sino también calcular los parámetros de hemocirculación. A diferencia de la resonancia magnética, el método de ultrasonido, combinado con la dopplerografía, no tiene un efecto de radiación en el cuerpo del paciente. Dado que se basa en la síntesis por el aparato de ondas ultrasónicas reflejadas desde los elementos estructurales de la sangre y las paredes de los vasos.

La señal reflejada es capturada por sensores especiales y grabada en forma de una imagen de plano de color. Las áreas afectadas de las venas se resaltan en la figura en color. Este método no tiene contraindicaciones y se utiliza para escanear recién nacidos y mujeres embarazadas.

Un diagnóstico completo y adecuado realizado en las primeras etapas de la enfermedad permite el desarrollo de un programa de tratamiento individual.

Tratamiento del proceso inflamatorio.

La terapia combinada para la inflamación de las venas proporciona:

  • Exposición a drogas;
  • Fisioterapia;
  • Usar medias de compresión.

Como parte del tratamiento médico de la flebitis, se utilizan preparaciones de acción general y local:

  • El alivio de la inflamación ocurre con el uso de medicamentos antiinflamatorios:
  • Acción sistémica: indometacina, diclofenaco, piroxicam, naproxeno, ibuprofeno, etc.
  • Acción local: Voltaren Emulgel, ungüento Ortofen, gel Dicloran, gel Nurofen, crema Dolgit, Indovazin, gel Fastum, etc.
  • Los anticoagulantes basados ​​en heparina o sustancias sintéticas – Warfarina, Fenilina, Fragmina, Eskuzan, Ginkgo biloba y otros; se usan para diluir la sangre y eliminar los coágulos sanguíneos;
  • Para restaurar la estructura de la pared venosa y aumentar su elasticidad, se utilizan troxevasina, troxerutina, etc.

Para aliviar el dolor, se utilizan analgésicos locales. La inflamación crónica se trata de forma ambulatoria, durante el período de exacerbación y complicaciones de la flebitis, está indicada la hospitalización. Las extremidades afectadas dan una posición elevada. El paciente en el período agudo se recomienda descansar.

Sin exacerbación, se prescriben procedimientos fisioterapéuticos:

  • terapia con láser y láser magnético;
  • electroforesis con medicamentos antiinflamatorios;
  • amplipulse;
  • SVC;
  • impacto barométrico;
  • ozonoterapia;
  • dorsonvalización, etc.

Si las venas se inflaman, los efectos positivos de los baños de radón, las aplicaciones con parafina o ozokerita.

De gran importancia en el tratamiento de la inflamación venosa es la actividad física dosificada. Los ejercicios especiales y la terapia de ejercicios estimulan los procesos regenerativos en los tejidos, mejoran la hemodinámica y la microcirculación, fortalecen el sistema inmunológico. Los métodos modernos de tratamiento por hardware de procesos inflamatorios incluyen el uso de AUFOK: transfusión de sangre de un paciente irradiada con radiación ultravioleta. Al mismo tiempo, las cualidades reológicas de la sangre, sus propiedades bactericidas mejoran, la composición se normaliza.

Después de eliminar el proceso agudo de inflamación, se prescribe al paciente que use prendas de punto especiales que tengan un efecto compresivo y de apoyo.

¿Qué hacer si la vena de la pierna se inflama? Es necesario contactar inmediatamente a un especialista: el tratamiento debe estar bajo la supervisión de un flebólogo. No puede usar remedios caseros en lugar de los medicamentos recetados. La automedicación también es inaceptable, ya que el proceso inflamatorio en las piernas puede provocar trombosis venosa, necrosis tisular y la formación de úlceras tróficas.

Nanovein  Pies varicosos

¿Todavía crees que deshacerse rápidamente de las varices es difícil?

La etapa avanzada de la enfermedad puede causar efectos irreversibles, como: gangrena, envenenamiento de la sangre. A menudo, la vida de una persona con una etapa avanzada solo se puede salvar con la amputación de una extremidad.

¡En ningún caso debe comenzar la enfermedad!

Recomendamos leer el artículo de Viktor Mikhailovich Semenov, jefe del Instituto de Flebología del Ministerio de Salud de la Federación de Rusia, doctor en ciencias médicas de Rusia.

¿Cómo aliviar la inflamación de las venas con venas varicosas en la pierna?

Las personas con venas varicosas a menudo enfrentan un problema como la flebitis (inflamación de las paredes vasculares). La enfermedad provoca síntomas de inflamación de las venas de la pierna, que se desarrolla en forma aguda y crónica.

Las principales causas del proceso inflamatorio son trastornos de la homeostasis debido a patologías sistémicas y la introducción de infección en la cavidad venosa. Cuáles son los síntomas de la flebitis y cómo tratarla se explican en el siguiente artículo.

¿Qué hay de este artículo?

Causas de flebitis

Con el tiempo, las venas varicosas conducen a una deformidad vascular, que a su vez causa un flujo sanguíneo deteriorado, aumenta el riesgo de trombosis y oclusión (bloqueo de la luz del vaso). Aumento constante de la presión y un cambio en la estructura de la vena conduce a la inflamación de sus paredes.

Debe recordarse que la flebitis es el resultado de la entrada de patógenos en el torrente sanguíneo, la exposición a ciertos medicamentos y el trauma en los vasos sanguíneos. En casos raros, la causa de la flebitis es la inflamación de los tejidos adyacentes a las venas.

Además, los siguientes factores aumentan la probabilidad de desarrollar una patología:

  • Obesidad y sobrepeso. Los kilos de más son una carga adicional no solo para el sistema vascular, sino también para todo el cuerpo.
  • Tendencia a las reacciones alérgicas. Hay una lista de medicamentos agresivos, por ejemplo, antibióticos, que aumentan la posibilidad de inflamación en las paredes de los vasos sanguíneos.
  • Embarazo La flebitis puede desarrollarse durante la gestación del niño e inmediatamente después de su nacimiento.
  • Estilo de vida inactivo. La hipodinámica, junto con la obesidad, afecta negativamente el estado de los vasos sanguíneos y puede provocar esta enfermedad.

Se pueden atribuir cargas excesivas a este grupo de factores. Con las venas varicosas, es importante alternar el trabajo con el descanso, y también no dar una gran carga en las piernas.

De lo contrario, la enfermedad se exacerba.

El mecanismo del proceso inflamatorio.

El proceso inflamatorio afecta el endotelio vascular, interrumpe la microcirculación y atrofia el tejido. El cuerpo humano comienza a responder a los estímulos, lo que resulta en exudado. Es un líquido rico en proteínas que se secreta en la estructura del tejido y la cavidad corporal desde pequeños vasos.

Si la permeabilidad de la pared vascular es demasiado alta, entonces el exudado pasa a los tejidos cercanos. Al mismo tiempo, se observa la proliferación de tejidos, el proceso de división celular destinado a compensar el daño.

Para la implementación de la proliferación, es necesario el trabajo de mediadores inflamatorios, químicos biológicamente activos. Mejoran la permeabilidad de las paredes vasculares, proporcionando una salida de exudado. El líquido contiene eosinófilos que combaten los patógenos del proceso inflamatorio.

Además, los mediadores aumentan la actividad de los fibroblastos y las plaquetas. Su acción está dirigida a la formación de un coágulo que puede bloquear la pared dañada del vaso.

En respuesta a la inflamación, se liberan sustancias en el cuerpo que activan la inmunidad celular local y activan el sistema inmunitario del cuerpo.

Signos de flebitis

Hay varios signos de clasificación de flebitis: localización, curso de etiología, grado de daño a la pared venosa.

Dependiendo de la localización, las siguientes formas de flebitis son superficiales, flebitis de venas profundas, migratorias.

La forma migratoria de flebitis es una de las manifestaciones de vasculitis sistémica. Tal enfermedad se desarrolla como resultado de fallas en el sistema inmune. Afecta las venas de las extremidades inferiores y superiores, provocando inflamación en diferentes vasos. La vasculitis sistémica no tiene nada que ver con las venas varicosas. Esta patología se desarrolla en el contexto de enfermedades autoinmunes, oncológicas o se acompaña de reacciones alérgicas.

Es necesario distinguir entre el curso agudo y crónico de la enfermedad. La forma aguda de flebitis se caracteriza por un cuadro clínico pronunciado. En el curso crónico de la enfermedad, se observan síntomas leves.

Dependiendo del grado de daño vascular, existen tales formas de flebitis:

  1. La periflebitis es una lesión de la membrana externa de una vena.
  2. Mesoflebitis: daño a los músculos internos de la pared del vaso.
  3. La endoflebitis es una inflamación en el endotelio que recubre el interior de la vena.

Esto también incluye panflebitis, inflamación que cubre toda la coroides.

El cuadro clínico de inflamación de las venas.

La sintomatología de la enfermedad depende en gran medida de las venas con las que se relaciona el proceso inflamatorio. Si se observa en venas superficiales, los signos son muy similares a las venas varicosas. Por lo tanto, muchos pacientes no prestan mucha atención a los síntomas iniciales de la patología y a menudo recurren al médico demasiado tarde, cuando la inflamación conduce a consecuencias más graves.

Los signos iniciales de flebitis superficial incluyen una sensación de pesadez en las piernas principalmente por la noche, una ligera hinchazón de las extremidades inferiores, la presencia de un síndrome convulsivo en la parte inferior de la pierna, similar a la deficiencia de potasio, una sensación de calor en las pantorrillas cuando las piernas se colocan en una colina.

Si el paciente no busca ayuda médica a tiempo, la patología se agudiza. En este caso, se producen los siguientes síntomas:

  • se ve una vena roja inflamada;
  • la palpación siente su compactación y expansión;
  • un área de la extremidad donde hay una vena inflamada, caliente y roja;
  • signos de intoxicación general del cuerpo: migraña, hipertermia y letargo.

La flebitis y la tromboflebitis de las extremidades inferiores de las venas profundas no tienen signos clínicos tan brillantes. Durante mucho tiempo, las enfermedades ocurren en forma latente latente. Pero con una lesión significativa de las venas, aparecen síntomas agudos:

  1. Un aumento de la temperatura local en el área afectada.
  2. La hinchazón de la extremidad y la flebitis venosa profunda a menudo son asimétricas.
  3. La presencia de piel blanca lechosa o una vena dolorida azulada.
  4. Fiebre en caso de flebitis resultante de una infección.

Una forma crónica de patología a menudo se percibe como fatiga ordinaria. Las personas se quejan de dolor periódico en la pierna, fiebre leve (37-37,5 grados) e hinchazón. También es posible una ligera decoloración de la piel.

Tan pronto como los síntomas anteriores se compliquen con fiebre alta, dolor o incluso una ligera inflamación de las extremidades, debe consultar a un médico.

Síntomas en un curso agudo

En el proceso inflamatorio agudo, se produce hipertermia (hasta 39 grados), una fuerte sensación de dolor e hinchazón en las piernas. La piel está estirada, brillante y su tono se vuelve púrpura o cianótico.

A la palpación, la vena afectada está muy adolorida, a menudo es más fría que los vasos sanos. El pulso no es palpable en absoluto o es muy débil. También hay un aumento en los ganglios linfáticos.

A lo largo de la vena inflamada, se desarrollan úlceras tróficas y abscesos, manifestaciones externas de supuración. El proceso agudo puede durar de 3 semanas a 2 meses. Es casi imposible recuperarse en tales casos: la patología toma una forma crónica o subaguda.

Como regla general, la flebitis aguda, que afecta la vena superficial, no se acompaña de dolor intenso. La temperatura aumenta ligeramente y la hinchazón es pequeña. A la palpación, se siente una condensación de la vena afectada, ocasionalmente, infiltrados. La enfermedad en forma aguda dura de 10 días a 1 mes.

Si la trombosis está presente en el fondo de la flebitis, entonces es posible un proceso purulento. En esta situación, el paciente se queja de hipertermia (hasta 39 grados). La tela se ablanda al tacto, puede aparecer hiperpigmentación.

Cuando el absceso se rompe, existe la posibilidad de desarrollar sepsis si el pus ingresa al torrente sanguíneo.

Diagnóstico y tratamiento de patología.

Para identificar el proceso inflamatorio en el cuerpo, el médico ordena la entrega de pruebas de laboratorio. Si se confirma, se detecta un nivel elevado de eosinófilos, plaquetas y glóbulos blancos en la sangre.

Además, se muestran métodos de diagnóstico instrumental, como la ecografía de las extremidades inferiores y la exploración dúplex. Ayudan a evaluar el estado de las paredes de los vasos sanguíneos, los tejidos cercanos y la hemocirculación.

Al confirmar el diagnóstico, el médico desarrolla un régimen de tratamiento efectivo que incluye tales componentes:

  • tomando medicamentos;
  • fisioterapia;
  • usando medias de compresión.
Nanovein  Las venas en las piernas aparecen durante el embarazo.

Con la inflamación de las venas de las extremidades inferiores, el tratamiento farmacológico consiste en el uso de tales drogas:

  1. Medicamentos antiinflamatorios que detienen el proceso inflamatorio: acción local: gel de Nurofen, Voltaren Emulgel, gel Fastum, acción sistémica: diclofenaco, ibuprofeno, naproxeno, piroxicam.
  2. Fenilina, Fragmina, Aescusan: anticoagulantes que eliminan la trombosis vascular y diluyen la sangre.
  3. Troxerutina y Troxevasina, restaurando la estructura de la pared de la vena y aumentando su elasticidad.

Para aliviar el dolor, se utilizan analgésicos locales. En el curso crónico de la patología, se lleva a cabo un tratamiento ambulatorio; en forma aguda, es necesaria la hospitalización.

Cuando la exacerbación de la patología está detrás, se llevan a cabo procedimientos fisioterapéuticos: exposición barométrica, microondas, terapia con láser, amplipulso, dorsonvalización y otros.

La pregunta sigue siendo relevante entre muchos pacientes: "Si la vena de la pierna está inflamada, ¿cómo tratarla en casa?" Es mejor no automedicarse y no aplicar los métodos de la medicina tradicional, sino consultar inmediatamente a un flebólogo.

En casos avanzados, cuando hay trombosis y necrosis tisular, está indicada una operación quirúrgica. Según muchas revisiones de especialistas y pacientes, la terapia temprana y el cumplimiento de las reglas de prevención detienen el proceso patológico.

Prevención de la inflamación de las venas.

Para prevenir el desarrollo de la enfermedad o detener el daño a las venas durante su tratamiento, es necesario seguir ciertas recomendaciones.

La actividad física moderada debe alternarse con el descanso.

No puedes sentarte con las piernas cruzadas, también estar en una posición durante mucho tiempo (de pie o sentado) está contraindicado.

Vale la pena protegerse de levantar pesas. Si el trabajo del paciente está asociado con un trabajo físico pesado, tendrá que cambiar su ocupación.

Debe seguir las reglas de una dieta saludable, especialmente para proteger la ingesta de grandes cantidades de grasas y carbohidratos de digestión rápida.

Asegúrese de dejar de beber alcohol y fumar.

Solo se deben usar zapatos cómodos que no sujeten el pie. Es mejor rechazar los talones.

Tomar medicamentos se lleva a cabo solo después de consultar a un médico.

Durante el período de terapia, es necesario seguir todas las instrucciones de un especialista.

Si sigue las reglas de prevención, el paciente se olvidará de los síntomas graves de inflamación de las venas y evitará la aparición de trombosis, úlceras tróficas y necrosis de la estructura del tejido.

Sobre los métodos para detener los procesos inflamatorios en las venas descritos en el video de este artículo.

Inflamación de la vena de la pierna: síntomas y tratamiento.

A menudo con las venas varicosas, la expansión de las venas se acompaña de procesos inflamatorios agudos o crónicos. La inflamación de las paredes vasculares se llama flebitis. ¿Qué síntomas indican el desarrollo de una complicación y qué métodos se pueden usar para tratarla?

¿Por qué se desarrolla la flebitis?

La razón principal para el desarrollo de la inflamación se considera las venas varicosas. Con las venas varicosas, se altera el flujo sanguíneo, hay una alta probabilidad de coágulos sanguíneos y obstrucción de la luz vascular. Como resultado de la sobrepresión y deformación constantes, las paredes venosas se inflaman.

Las causas de la patología incluyen la entrada en la sangre de patógenos infecciosos, traumatismos en las paredes de los vasos sanguíneos y los efectos de medicamentos agresivos. A veces, la flebitis es una consecuencia de la inflamación de los tejidos adyacentes a las venas.

Los siguientes factores pueden aumentar la probabilidad de desarrollar una enfermedad:

  1. Sobrepeso Las libras adicionales crean una carga adicional en los vasos.
  2. Embarazo Los síntomas de flebosis pueden desarrollarse tanto durante la gestación como inmediatamente después del parto.
  3. Tendencia a las alergias. Una reacción negativa del cuerpo a algunos componentes de las drogas aumenta el riesgo de desarrollar procesos inflamatorios en las paredes vasculares.
  4. Cargas intensas. El estrés físico y la permanencia prolongada en las piernas con venas varicosas contribuyen a una mayor deformación de las venas.
  5. Estilo de vida sedentario. Los procesos estancados causados ​​por la falta de movimiento también pueden causar inflamación de las venas de las piernas.

Imagen clínica de la enfermedad

Los síntomas de la patología pueden variar ligeramente según las venas (superficiales o profundas) que desarrollen flebitis.

Con el desarrollo de inflamación superficial, los síntomas son algo similares al cuadro clínico de las venas varicosas:

  • aparece hinchazón pronunciada de ciertas áreas;
  • los vasos sobresalen y se vuelven dolorosos, a veces se forman engrosamientos y nódulos visibles en las venas;
  • En el proceso crónico, los dolores son periódicos y se asemejan al dolor de las venas varicosas, si hay flebitis aguda, los dolores son intensos y no desaparecen incluso después de un largo descanso o sueño;
  • Un signo de inflamación es fiebre, enrojecimiento de la piel a lo largo de una vena inflamada, fatiga, disminución del rendimiento.

Es necesario comenzar el tratamiento inmediatamente después de que hayan aparecido los primeros síntomas de la enfermedad. Esto ayudará a prevenir los coágulos sanguíneos y el desarrollo de tromboflebitis, conocida por sus complicaciones potencialmente mortales.

Cuando las venas profundas afectan la flebitis, la temperatura corporal aumenta bruscamente, aumenta el edema en el área del desarrollo del proceso inflamatorio, la piel se pone pálida y se vuelve casi blanca.

Los síntomas de flebitis pueden variar según la ubicación de la enfermedad.

¿Cómo deshacerse del dolor

El tratamiento de la flebitis debe comenzar con la eliminación de los síntomas agudos. En primer lugar, es necesario eliminar el dolor intenso que acompaña a la inflamación de las paredes vasculares. ¿Qué hay que hacer para esto?

Se recomienda al paciente descansar y usar los siguientes medicamentos:

  • ungüentos y geles con heparina (heparina, leoton);
  • drogas con troxevasina (Troxerutina, Angionorm);
  • medicamentos antiinflamatorios no esteroideos para uso externo (Butadion, Fastum-gel, indometacina).

Las compresas con alcohol ayudan a aliviar el dolor agudo (se diluye al 40-45%). Para mejorar la circulación sanguínea, puede hacer compresas de calentamiento.

terapias

Después de que es posible aliviar la inflamación aguda con venas varicosas, el médico prescribe el tratamiento según las causas de la patología y el grado de daño vascular. En la mayoría de los casos, puede hacerlo con el uso de medicamentos y fisioterapia. El tratamiento integral puede complementarse con remedios caseros adecuados.

El régimen estándar para la terapia conservadora incluye:

  • el uso de drogas externas para aliviar procesos inflamatorios y restaurar la circulación sanguínea;
  • el uso de agentes que mejoran la microcirculación y evitan la formación de coágulos sanguíneos;
  • en presencia de patógenos infecciosos, se puede requerir terapia antibacteriana adicional;
  • Realización de procedimientos fisioterapéuticos (irradiación ultravioleta, radiación infrarroja, sollux, reflexología).

Dependiendo de la naturaleza del curso de la enfermedad, el tratamiento puede ajustarse.

Después de una consulta preliminar con un médico, puede complementar el curso con remedios caseros:

  1. Puede tratar la inflamación con tintura de castaño de indias, que se toma por vía oral o se realizan compresas y baños de pies sobre la base.
  2. La decocción para uso interno se puede hacer de avellana y pie de potro. Las materias primas trituradas en cantidades iguales se mezclan, se vierten con agua y se hierven durante 10 minutos. Después de que el caldo se haya enfriado a temperatura ambiente, se filtra y se bebe un tercio de un vaso tres veces al día antes de las comidas.
  3. Conocido por sus propiedades antiinflamatorias de las remolachas. Se vierten 100 g de hojas frescas en un vaso de agua hirviendo y se dejan en infusión durante 6-8 horas. La infusión filtrada se bebe tres veces al día en medio vaso. Dicha herramienta también se puede utilizar para las venas varicosas.

Si el tratamiento con remedios caseros no da un resultado durante 5-7 días, debe consultar a un médico para una consulta adicional.

En casos especialmente descuidados, cuando hay una gran deformación de las venas y existe el riesgo de complicaciones potencialmente mortales, se recomienda tratar la enfermedad mediante intervención quirúrgica. En este caso, se puede utilizar el método de ligadura de vasos dañados, su disección o extracción completa.

recomendaciones generales

Para acelerar la recuperación, elimine los síntomas de la enfermedad y evite las recaídas, no solo el tratamiento ayuda, sino también la corrección del estilo de vida.

Con flebitis y venas varicosas, es necesario cumplir con tales reglas básicas:

  • es necesario llevar un estilo de vida activo, alternando actividad física moderada con descanso;
  • aumenta significativamente la probabilidad de daño venoso, permanencia prolongada en una posición (sentado o de pie), sentado con las piernas cruzadas;
  • los zapatos deben estar flojos con una plataforma cómoda, es recomendable minimizar el uso de modelos de tacón alto;
  • es necesario tratar a tiempo procesos inflamatorios y lesiones;
  • Se recomienda abandonar los malos hábitos;
  • el tratamiento con medicamentos y remedios caseros debe realizarse solo después de consultar con un especialista;
  • Durante el curso y el período de recuperación, se deben seguir todas las recomendaciones del médico.

Lagranmasade España