Causas, diagnóstico y tratamiento de las venas varicosas del esófago.

Una variedad de venas varicosas son las venas varicosas del esófago. Durante este proceso patológico, las venas del esófago se deforman, aparecen extensiones en ellas y la membrana mucosa del órgano en estas áreas se adelgaza y se vuelve propensa a la inflamación. El peligro de la enfermedad radica en el hecho de que esta patología puede no manifestarse de ninguna manera hasta el primer sangrado.

¡Las varices se eliminan fácilmente sin cirugía! Para esto, muchos europeos usan Nanovein. Según los flebólogos, ¡este es el método más rápido y efectivo para eliminar las venas varicosas!

Nanovein es un gel peptídico para tratar las venas varicosas. Es absolutamente efectivo en cualquier etapa de la manifestación de las venas varicosas. La composición del gel incluye 25 componentes curativos exclusivamente naturales. En solo 30 días de usar este medicamento, puede deshacerse no solo de los síntomas de las venas varicosas, sino también eliminar las consecuencias y la causa de su aparición, así como prevenir el desarrollo de la patología.

Puede comprar Nanovein en el sitio web del fabricante.

razones

Todas las causas de las venas varicosas esofágicas se pueden combinar en una pequeña lista:

  • hipertensión portal (causa principal);
  • hipertensión
  • patología congénita

La hipertensión sistémica es la causa de esta enfermedad con mucha menos frecuencia que el portal. Esto es una consecuencia de la insuficiencia cardíaca y vascular crónica, debido a que la presión aumenta en la circulación sistémica. Si la hipertensión sistémica se convierte en la causa de la expansión de las venas, los ganglios en las venas son 2-3 veces más pequeños y están ubicados a lo largo de todo el esófago, y con el portal, los ganglios se forman en la parte inferior de este órgano y en la parte superior del estómago.

La hipertensión portal se desarrolla como resultado de hepatitis o hepatosis del hígado graso, desarrollo anormal de sus vasos, cirrosis de diversos orígenes y otras patologías complejas del hígado o el páncreas. Si estos órganos aprietan la vena porta, la sangre se expulsa a lo largo de las ramas del torrente sanguíneo central a través de los vasos del estómago hacia las venas del esófago, y la presión en ellos aumenta.

Las venas del esófago no están diseñadas para grandes cargas: sus paredes son delgadas y el tejido circundante no es lo suficientemente denso como para proporcionar el nivel adecuado de compresión. Con sobrecargas, las paredes se estiran y los nudos sobresalen en las áreas adelgazadas.

síntomas

Si las venas varicosas del esófago no se detectan por casualidad, los signos de la enfermedad aparecen solo con el inicio de la primera hemorragia cuando se rompe el nódulo.

Unos días antes de la complicación, uno puede sentir pesadez detrás del esternón, así como dificultad para tragar alimentos sólidos, ardor de estómago, eructos con un sabor agrio.

El sangrado puede desencadenarse por fluctuaciones en la presión arterial, que a menudo ocurre después de comer en exceso o hacer ejercicio físico. Si la pérdida de sangre es mínima, es posible que no se noten, ya que el proceso no se acompaña de síntomas claros, sino que gradualmente se hará sentir una violación de la síntesis de hemoglobina debido a la deficiencia de hierro y la anemia posterior. La pérdida de sangre menor con venas varicosas del esófago se manifiesta de la siguiente manera:

  • náusea
  • heces negras debido a la presencia de sangre coagulada en el mismo;
  • vómitos con vetas de sangre en el contenido.

La pérdida abundante de sangre se hace sentir por un aumento en la frecuencia cardíaca con una caída simultánea de la presión, debilidad aguda, vómitos con sangre severos, confusión.

Diagnóstico de venas varicosas del esófago

El diagnóstico no puede hacerse únicamente en función de los síntomas enumerados anteriormente. Por lo tanto, además de un análisis de sangre realizado para evaluar el estado general del paciente, se prescriben exámenes de hardware:

  • radiografía del esófago (usando un agente de contraste, puede ver la deformación de las paredes causada por los ganglios dilatados de las venas);
  • endoscopia (el método más informativo para detectar venas varicosas esofágicas y la elección de tácticas terapéuticas).
Nanovein  Cirugía para venas varicosas de las extremidades inferiores

Para identificar la enfermedad primaria que condujo a las venas varicosas del esófago, el médico puede recetar una resonancia magnética del hígado, una ecografía de los órganos abdominales.

Clasificación

Se han desarrollado varias clasificaciones de venas varicosas esofágicas. Con más detalle, se consideran 4 etapas (grados) de un defecto en las venas y la membrana mucosa del esófago:

  • a 1 grado, las venas se estiran no más de 3 mm, se observan protuberancias individuales, que se encuentran solo cuando se examina el esófago con un endoscopio;
  • a 2 grados, los nódulos en las venas se extienden a un tamaño de más de 3 mm, los vasos se vuelven desiguales y contorneados, no se observa estrechamiento en las luces venosas. Este grado de patología es visible con radiología de contraste. No hay cambios en la membrana mucosa del esófago;
  • con 3 grados, aparecen venectasias persistentes, el tono de las paredes vasculares disminuye, los ganglios aparecen claramente dentro del esófago. La membrana mucosa del esófago cambia, se desarrolla el reflujo gastroesofágico. En la endoscopia, se encuentran venas azules sinuosas con áreas enrojecidas o erosivas. La radiografía revela una superficie que parece estar cubierta de verrugas y pólipos;
  • a 4 grados, los ganglios se agrandan y se conectan en grupos que se superponen a la luz del esófago, cuya membrana mucosa se adelgaza.

En Rusia, la clasificación desarrollada en 1997 es generalizada, dividiendo la patología en 3 grados dependiendo del diámetro de los nódulos en las venas: hasta 5 mm, 5-10 mm y más de 10 mm. Al esófago varicoso se le asigna un código de acuerdo con el clasificador internacional. El código ICD-10 para una enfermedad con sangrado es I85.0, sin sangrado: I85.9.

Tratamiento de venas varicosas esofágicas

La causa principal del sangrado esofágico es una crisis hipertensiva en el sistema portal, deterioro de la coagulación de la sangre, cambios tróficos en la membrana mucosa del esófago debido a la exposición a jugos gástricos con reflujo existente, y alteración de la circulación sanguínea.

Es imposible curar las venas varicosas esofágicas, y cuando se trata de tratamiento, significan la prevención de hemorragias que pueden conducir a la muerte. El método de tratamiento debe ser integral y depender de los síntomas de la enfermedad:

  • un gastroenterólogo trata la enfermedad primaria que provocó problemas en el esófago, y desarrolla un esquema de prevención de sangrado, prescribe medicamentos que fortalecen las paredes de los vasos sanguíneos;
  • La intervención quirúrgica se realiza cuando el sangrado ha comenzado o existe el peligro de que el nódulo varicoso se dañe y se desarrolle un sangrado extenso.

El tratamiento consiste en una amplia gama de medidas que requieren que el paciente cumpla con un estilo de vida apropiado, incluida la dieta, la limitación de la actividad física, siguiendo cuidadosamente las recomendaciones del médico tratante.

Remedios populares

La medicina tradicional se usa solo como complemento del tratamiento tradicional. Hierbas seleccionadas que fortalecen las paredes de los vasos sanguíneos, coleréticas, que sostienen el hígado y contribuyen al vaciado oportuno y suave del intestino.

Una decocción de una mezcla de bayas secas de serbal rojo y rosa silvestre tiene un efecto colerético y fortalece las paredes vasculares. Para preparar el caldo, hierva durante 5 minutos en 2 vasos de agua 1 cucharada. materias primas, enfriar un poco y colar. Tome 1/2 taza varias veces al día.

Las flores japonesas de Sophora contienen mucha vitamina PP y fortalecen bien las paredes de los vasos sanguíneos, cuya infusión se usa en cursos de 2 o 3 meses con un intervalo obligatorio de al menos 10 días entre ellos. Las materias primas secas se preparan como té (1 cucharada por 1 taza de agua hirviendo) y se beben 3-4 veces al día, independientemente de la ingesta de alimentos.

dieta

La terapia dietética, junto con la eliminación de los malos hábitos y la actividad física moderada, no es el método principal, pero importante, para tratar las venas varicosas esofágicas. La dieta debe ser completa, no traumática para las paredes del esófago, no provocar esofagitis por reflujo (reflujo de jugos gástricos hacia el esófago) y ayudar a reducir la densidad sanguínea. El paciente debe cumplir con los siguientes principios de nutrición:

  • elija productos que afecten el estado de la sangre para cocinar: mariscos y alimentos con un alto contenido de vitamina C y fibras vegetales;
  • rechazar alimentos que irritan el esófago: condimentos picantes, carnes ahumadas, encurtidos, adobos, té y café fuertes, bebidas que contienen alcohol;
  • los productos se deben hervir en agua o al vapor, a veces se puede hornear en el horno, rechazar la fritura;
  • la comida debe ser suave, tener una consistencia pastosa;
  • Deben evitarse situaciones que provoquen reflujos nocturnos de jugos gástricos hacia el esófago: no coma durante 3-4 horas antes de acostarse y levante la cama de la cabeza de la cabeza de 10 a 15 cm;
  • observar el régimen de bebida bebiendo al menos 1,5 litros de agua al día;
  • La función hepática debe facilitarse eliminando los alimentos grasos de la dieta.
Nanovein  Picazón de las extremidades inferiores con tratamiento de venas varicosas

Debe comer en pequeñas porciones, preferiblemente con una cucharadita, para que la comida ingrese un poco al esófago. Con el exceso de peso existente, debe limitar el contenido calórico de los productos, ya que la obesidad afecta negativamente la condición de los órganos internos, los vasos sanguíneos y los niveles hormonales.

Medicinas

La tarea principal del tratamiento de las venas varicosas en las primeras etapas es minimizar la posibilidad de sangrado. Esto contribuirá a una disminución de la presión arterial, la prevención de sus sobretensiones. Para aliviar la presión de las venas del esófago, es necesario reducir la presión en los vasos porta. Los medicamentos con una acción similar se dividen en 2 grupos:

  1. Vasodilatadores que relajan los músculos lisos en las paredes de los vasos sanguíneos. Se incluyen en el régimen terapéutico después de la estabilización de la presión arterial a un rango de 100-110 mm RT. Art.
  2. Vasoconstrictores que reducen la presión arterial y el volumen sanguíneo en el canal portal.

Si se detecta una enfermedad de grado inicial, uno debe concentrarse en eliminar la causa de la patología, de la cual depende la selección de medicamentos y el esquema para su administración.

Con sangrado, se prescribe un curso de terapia hemostática.

El régimen de tratamiento incluye vitaminas, preparaciones de calcio, plasma recién congelado. Para muchos pacientes, los métodos de terapia conservadora son insuficientes.

cirugía

La tarea de la cirugía es detener radicalmente el sangrado. La elección de la metodología depende de varios factores, el principal de los cuales es la condición del esófago del paciente. La cirugía tradicional se usa para enjuagar las venas varicosas del esófago simultáneamente con las venas del estómago. Como la operación es abdominal, la recuperación lleva mucho tiempo.

La cirugía endovascular (también llamada radiología intervencionista) permite la intervención quirúrgica a través de pequeños pinchazos. Las operaciones radiológicas se realizan para aplicar derivaciones: al evitar el área afectada de la vena se crea una ruta adicional para el flujo sanguíneo.

Con la esofagoscopia, se practica la ligadura de la arteria esplénica, las venas porta y no apareadas, se realizan operaciones endoscópicas para la ligadura de las venas dilatadas. Con la ayuda de la endoscopia, también se introduce un esclerosante en la luz de la vena o en los tejidos que rodean el nódulo varicoso con el objetivo de su posterior compresión por el tejido conectivo formado gradualmente.

Prevención

La prevención de la dilatación esofágica tiene como objetivo principal mantener un buen estado del sistema vascular y un hígado sano. Las enfermedades emergentes deben tratarse de inmediato. Las recomendaciones generales se relacionan con el estilo de vida e incluyen abandonar los malos hábitos, una dieta saludable y ejercicio moderado.

Complicaciones

Debido a complicaciones, las venas varicosas esofágicas se refieren a enfermedades con un alto porcentaje de muertes.

La enfermedad es incurable, pero si se realiza un diagnóstico oportuno, se detecta el problema y se inicia un tratamiento adecuado, la calidad de vida del paciente mejora y se previene el posible sangrado.

Si el sangrado comienza, la muerte ocurre en el 50% de los casos. El resultado depende del estado general del cuerpo y la enfermedad primaria que conduce a la enfermedad esofágica. La mitad de los pacientes sobrevivientes recaen dentro de 1-2 años después del sangrado. El pronóstico después del sangrado primario es desfavorable porque el sangrado comienza solo con una enfermedad primaria grave.

Lagranmasade España