¿Qué son las varices uterinas

Las venas varicosas se pueden observar en cualquier parte del cuerpo. Una de las formas menos comunes de patología característica de la categoría de paciente femenina son los vasos varicosos en el útero. Es extremadamente difícil diagnosticar esta patología, ya que tienen síntomas inespecíficos y pueden ocurrir durante mucho tiempo en el contexto de otras enfermedades ginecológicas. Es por eso que la frecuencia de diagnóstico de venas varicosas uterinas sigue siendo relativamente baja, aunque es esta forma de la enfermedad que a menudo conduce a infertilidad y otras consecuencias difíciles de tratar.

¡Las varices se eliminan fácilmente sin cirugía! Para esto, muchos europeos usan Nanovein. Según los flebólogos, ¡este es el método más rápido y efectivo para eliminar las venas varicosas!

Nanovein es un gel peptídico para tratar las venas varicosas. Es absolutamente efectivo en cualquier etapa de la manifestación de las venas varicosas. La composición del gel incluye 25 componentes curativos exclusivamente naturales. En solo 30 días de usar este medicamento, puede deshacerse no solo de los síntomas de las venas varicosas, sino también eliminar las consecuencias y la causa de su aparición, así como prevenir el desarrollo de la patología.

Puede comprar Nanovein en el sitio web del fabricante.

¿Qué son las varices uterinas?

Al considerar las características de la enfermedad, es importante comprender que las venas varicosas uterinas son el mismo cambio vascular que las venas varicosas en las piernas, el perineo o cualquier otra parte del cuerpo. En esencia, la patología es una combinación de la falla del sistema valvular de las venas con el debilitamiento de sus paredes. Como resultado, se transforman secciones del torrente sanguíneo: las venas se estiran en longitud y anchura, se vuelven más enrevesadas, se forman bolsas en sus paredes, en las que la sangre se estanca.

La frecuencia de diagnóstico de las venas varicosas del útero es muy inferior a otras formas, pero en el 90% de los casos se combina con un cambio en los vasos de las extremidades inferiores. Según los ginecólogos y flebólogos, los pacientes que tienen venas varicosas en las piernas también deben saber qué son las venas varicosas cervicales; esta forma a menudo se combina con daño en las venas de las extremidades inferiores. Los cambios localizados (aislados) y totales en los vasos sanguíneos se diagnostican por igual. La más común son las venas varicosas de los ovarios y el útero.

El grupo de riesgo para esta forma de venas varicosas incluye principalmente mujeres jóvenes de 25 a 45 años, es decir, durante el período en que pueden concebir y soportar el embarazo.

razones

El agrandamiento vascular en el útero puede ocurrir por muchas razones. Los principales factores que contribuyen al desarrollo de las venas varicosas en esta parte del cuerpo incluyen:

  • predisposición hereditaria: la patología a menudo se diagnostica en mujeres cuyos familiares sufren de cualquier forma de venas varicosas;
  • fluctuaciones hormonales: en algunas mujeres, se observa la aparición de venas varicosas del útero durante el embarazo y, en algunos casos, se producen cambios mientras se toman anticonceptivos hormonales;
  • intervenciones quirúrgicas y ginecológicas mínimamente invasivas, incluido el aborto;
  • patología vascular congénita;
  • anormalidades en la estructura del útero.
Nanovein  Las venas de las extremidades inferiores funcionan, estructura y enfermedades de los vasos de las piernas.

Además, las causas de las venas varicosas uterinas pueden ser el sobrepeso, la falta de actividad motora, el uso de ropa interior excesivamente compresiva. También en medicina, se registraron casos de patología después del parto, especialmente si fueron numerosos y con breves interrupciones.

síntomas

Con los vasos varicosos del útero, el cuadro clínico se asemeja a casi todas las enfermedades ginecológicas. Si confía solo en los síntomas, será extremadamente difícil sospechar de las venas varicosas. Es por eso que la patología se detecta en la etapa de progresión profunda, cuando una mujer comienza a quejarse activamente de los siguientes cambios en el trabajo del sistema reproductivo:

  • dolores que empeoran periódicamente en la parte inferior del abdomen, que se caracterizan por presionar o doler;
  • aumento de la incomodidad al intentar levantar peso, durante el sexo;
  • violación del ciclo menstrual en forma de un aumento en la duración del sangrado o un aumento en la cantidad de sangre secretada.

Los síntomas pueden diferir ligeramente de la ubicación de los vasos alterados. Con las venas varicosas del cuello uterino, el paciente se queja de dolor en la vagina y el perineo. Más a menudo que en pacientes con diferente localización de venas varicosas, aparecieron manchas espontáneas de la vagina. Las mujeres que tenían venas varicosas de las trompas de Falopio y el ovario con mayor frecuencia se quejaban de dolor en la ingle y la parte baja de la espalda, retraso en la menstruación o mal funcionamiento significativo del ciclo menstrual en su conjunto.

La exacerbación primaria de los síntomas de las venas varicosas (manifestación de la enfermedad) en la mayoría de los casos ocurre durante el embarazo. Después del parto, los síntomas pueden desaparecer por un tiempo y luego reaparecer antes de cada menstruación.

tratamiento

Al igual que otras formas de la enfermedad, el tratamiento de las venas varicosas uterinas es necesario de manera integral. En la etapa inicial, la terapia implica un efecto conservador, que consta de varias etapas:

  1. Reducción de la actividad física general en el contexto de una mayor actividad motora. En esta etapa, se practica un conjunto de ejercicios gimnásticos con varices uterinas, con el objetivo de restaurar el flujo sanguíneo y aumentar el tono muscular en el perineo y la pelvis. La mejor opción es el complejo Skittle, que consiste en la compresión activa de los músculos del perineo, la región perianal y la participación de los músculos profundos del abdomen.
  2. Rechazo de los malos hábitos y corrección de la dieta, dirigido a reducir el peso, mejorar la motilidad intestinal y restaurar los vasos sanguíneos. Los pacientes deben excluir completamente de la dieta los alimentos con conservantes y saborizantes, potenciadores del sabor, alto contenido de azúcar y sal. Se introducen alimentos ricos en fibra, vitaminas y minerales en el menú que ayudan a fortalecer las paredes de las venas y a aumentar su tono.
  3. Usar ropa interior de compresión: medias, medias, bragas especiales. Esta medida tiene como objetivo aumentar por la fuerza la salida de sangre venosa de las extremidades inferiores y el perineo.
Nanovein  Coagulación con láser de venas varicosas

La base del tratamiento conservador de las venas varicosas en el útero es la terapia farmacológica. A los pacientes se les prescribe una variedad de medicamentos, cuya acción está dirigida a aumentar el tono vascular, reducir la viscosidad de la sangre y prevenir la trombosis:

  • anticoagulantes – Magnikor, Cardiomagnyl;
  • venotonics – Venus, Phlebodia 600, Troxevasin;
  • preparaciones metabólicas – Actovegin;
  • fibrinolíticos: flemoxina, pentoxifilina.

Como no es posible tratar las venas varicosas de los órganos genitales con medicamentos locales, los medicamentos se recetan en forma de cápsulas y tabletas, y en algunos casos, como inyecciones.

Los fibrinolíticos y los anticoagulantes pueden desencadenar el sangrado, por lo que se recetan solo con un mayor riesgo de coágulos sanguíneos.

  • láser o electrocoagulación de los vasos sanguíneos: se usa principalmente para dañar el cuello uterino;
  • flebectomía: la intersección de una vena con posterior ligadura y extracción de parte del vaso afectado;
  • Esclerosis venosa: llenar un vaso con una composición especial que llena su luz y evita el flujo sanguíneo.

Los métodos enumerados se utilizan como preparación para la eliminación radical de los vasos sanguíneos. Si no condujeron a un resultado positivo, lo que ocurre con las formas avanzadas y rápidamente progresivas de venas varicosas, se utiliza el método radical: extirpación del útero junto con los vasos afectados por la enfermedad.

Complicaciones

Las consecuencias de las venas varicosas uterinas pueden ser fatales para una mujer, especialmente si está en edad fértil. El problema es que muchas mujeres no sospechan cuál es el peligro de las venas varicosas uterinas y qué problemas en el futuro pueden llevar a ignorar sus síntomas. Con la progresión temprana de la enfermedad, el paciente puede sufrir enfermedades inflamatorias del sistema reproductivo que se repiten con frecuencia, lo que finalmente conduce a infertilidad secundaria. Con la enfermedad venosa prolongada, se producen cambios lentos e irreversibles en la función ovárica, que está plagada de trastornos hormonales.

La complicación más peligrosa de esta forma de patología es el sangrado abundante. Ocurren debido a la ruptura de los vasos sanguíneos debido al aumento de la presión, que a menudo ocurre cuando nace el feto. El sangrado no es lo único que causa las venas varicosas del útero durante el embarazo. La mayoría de las veces, los pacientes corren el riesgo de sufrir trombosis y tromboembolismo. Estas complicaciones amenazan no solo la vida del feto, sino que pueden conducir a la muerte súbita de la madre.

Para reducir los riesgos y estar preparada para dificultades inesperadas, antes de concebir a las mujeres con signos de venas varicosas, se recomienda someterse a un examen exhaustivo de los vasos sanguíneos. Además, es importante no ignorar los síntomas que indican las venas varicosas del sistema reproductivo. Cuanto antes comience el tratamiento, mayores serán las posibilidades de preservar los órganos reproductivos internos.

Lagranmasade España