¿Qué es el tratamiento de las várices del pie

Muchos volvieron a casa del trabajo, como dicen, "sin piernas". Y este sentimiento es familiar no solo para aquellos que tienen un trabajo permanente. Incluso aquellos que se sientan en la oficina todo el día, a veces por la noche, les duelen los pies y se hinchan como si estuvieran de pie todo el día. Para los habitantes urbanos modernos, el edema diario y los calambres nocturnos se están volviendo comunes. No debe ignorar tales cosas, porque es con síntomas tan leves que comienza una enfermedad grave: las venas varicosas. Y para no llevar el asunto a la cirugía, es necesario comenzar a tratar las venas varicosas ya en la etapa precursora, cuando ni las venas dilatadas ni las "arañas" son visibles, sino que "simplemente" se cansan, duelen e hinchan las piernas por las noches. Esta es la única forma de prevenir el desarrollo de la enfermedad.

¡Las varices se eliminan fácilmente sin cirugía! Para esto, muchos europeos usan Nanovein. Según los flebólogos, ¡este es el método más rápido y efectivo para eliminar las venas varicosas!

Nanovein es un gel peptídico para tratar las venas varicosas. Es absolutamente efectivo en cualquier etapa de la manifestación de las venas varicosas. La composición del gel incluye 25 componentes curativos exclusivamente naturales. En solo 30 días de usar este medicamento, puede deshacerse no solo de los síntomas de las venas varicosas, sino también eliminar las consecuencias y la causa de su aparición, así como prevenir el desarrollo de la patología.

Puede comprar Nanovein en el sitio web del fabricante.

Tratamiento de venas: ¿por dónde empezar?

La mayoría de las personas que experimentan manifestaciones de venas varicosas de las piernas no toman en serio las "campanas" que han surgido. Defecto cosmético, no más. O simplemente fatiga, que pasará después de una noche de descanso. Quizás, incluso con la celulitis, las mujeres luchan más activamente que, por ejemplo, con las "arañas" arrastradas de las venas. Las estadísticas médicas dicen: en nuestro país, solo el 18% de los que sufren de venas varicosas saben que se trata de una enfermedad, y solo el 8% al menos intenta combatirla

. Mientras tanto, si no se hace nada, la enfermedad varicosa fluye suavemente hacia la insuficiencia venosa crónica (IVC), lo que, a su vez, conlleva serios problemas:

  • úlceras tróficas;
  • trombosis venosa aguda y tromboflebitis.

A pesar de que la predisposición a las venas varicosas se establece genéticamente (si ambos padres de la familia padecen esta enfermedad, la probabilidad de que ocurra en la descendencia alcanza el 90%

), la enfermedad se desarrolla bajo la influencia de factores externos que contribuyen al aumento de la presión dentro de la vena. Entre ellos están:

  • Cargas estáticas

    – Trabajar sentado o de pie. Pero caminar, por el contrario, lanza una "bomba muscular", que estimula la salida de sangre a través de las venas.

  • Sobrepeso

    – la violación del metabolismo de los lípidos provoca una serie de enfermedades vasculares, incluidas las venas varicosas.

  • Embarazo y parto

    – Todos los sistemas vitales del cuerpo femenino, incluido el sistema cardiovascular, funcionan durante el embarazo y el parto con mayor estrés.

  • Tacones altos

    – limita el trabajo del músculo de la pantorrilla, por lo tanto, reduce la actividad de la bomba muscular.

  • Estreñimiento crónico

    – aumenta la presión intraabdominal y, por lo tanto, la presión en las venas de las extremidades inferiores.

Las válvulas venosas, que normalmente deberían proporcionar flujo sanguíneo en una sola dirección, de abajo hacia arriba, no pueden soportar una carga alta. La válvula comienza a pasar sangre en la dirección opuesta (de arriba a abajo), y en el área limitada a ella, la presión dentro de la vena aumenta significativamente: el vaso se expande, aparece un ganglio varicoso. Las válvulas en esta área finalmente dejan de cumplir su función, la presión venosa se vuelve aún más alta: el círculo vicioso se cierra y los cambios comienzan a extenderse a las áreas vecinas.

Tarde o temprano, se desarrolla insuficiencia venosa crónica, una condición causada por el estancamiento constante de la sangre en las venas alteradas.

La inflamación crónica ocurre en las paredes de los vasos sanguíneos. La pared venosa se vuelve más permeable y el contenido de la vena, incluidas las células sanguíneas, ingresa al espacio circundante, causando hinchazón. Los glóbulos rojos, al descomponerse, dejan la hemoglobina debajo de la piel, causando hiperpigmentación. Y los macrófagos, células diseñadas para eliminar proteínas extrañas y tejidos dañados del cuerpo, comienzan literalmente a devorar todo, formando una úlcera trófica (o, en la terminología moderna, una úlcera varicosa), ya que los tejidos que rodean la vena también están dañados por la inflamación. .

Las úlceras tróficas aparecen en el 18% de los pacientes con venas varicosas.

. Además, solo la mitad de las úlceras varicosas sanan en 4 meses, una quinta parte no se cierra en 2 años y el 8% crea un problema grave durante otros 5 años.

Sin embargo, los flebólogos creen que la enfermedad varicosa en sí misma no es tan terrible como la trombosis venosa que aparece en su contexto. La inflamación crónica en combinación con una velocidad de flujo sanguíneo alterada mejora la coagulación de la sangre. Se puede desarrollar tromboflebitis: inflamación de la pared de la vena con la formación de un trombo en ella. Del 30 al 60% de las muertes súbitas causadas por trombosis venosa profunda ocurrieron en el fondo de la tromboflebitis no tratada, que complica las venas varicosas

. La vena se vuelve dolorosa y densa, convirtiéndose en un cordón inflamado y enrojecido. La extremidad afectada se hincha y se vuelve azul. Esta condición es mortal y requiere tratamiento inmediato.

Si no solo las venas subcutáneas, sino también las venas profundas están involucradas en el proceso, el síndrome post-tromboflebítico puede ocurrir después de la trombosis. Un trombo de la vena coagulada se vuelve a canalizar gradualmente, se disuelve parcialmente, abriendo el torrente sanguíneo, pero dado que la luz no se restablece por completo, los signos de circulación sanguínea deteriorada (dolor, hinchazón, cianosis de las extremidades, la aparición de úlceras tróficas) permanecen.

En una palabra, las venas varicosas avanzadas no son solo piernas feas, sino también problemas graves. Pero lo más desagradable es que después de que la vena se expande, no hay una sola forma efectiva de restaurar su estado anterior. Solo puede quitar todo el vaso o obstruirlo de alguna manera, introduciendo una sustancia esclerosante o utilizando un rayo láser.

Es por eso que es necesario comenzar el tratamiento de las venas de las extremidades inferiores con los primeros síntomas, precursores de las venas varicosas, y esto:

  • pesadez en las piernas, que aparece al final del día;
  • dolor al final del día que desaparece después de una caminata o si mantiene las piernas en una posición elevada;
  • hinchazón en la noche;
  • parestesia: sensación de piel de gallina, malestar, sensibilidad alterada;
  • sensación de ardor en los músculos;
  • síndrome de piernas inquietas: la incomodidad en las piernas le impide quedarse dormido, lo que le obliga a inquietarse en busca de una posición cómoda;
  • calambres nocturnos

Es en esta etapa, cuando parece que no hay manifestaciones externas graves, debe comunicarse de inmediato con un especialista: un flebólogo.

diagnósticos

En primer lugar, el médico preguntará sobre las quejas y examinará cuidadosamente al paciente. A veces el examen termina con esto, si el diagnóstico no está en duda y el tratamiento quirúrgico no está planificado. O se pueden prescribir estudios instrumentales.

Escaneo dúplex (ultrasonido angioscanning)

le permite visualizar el vaso y examinar el estado del flujo sanguíneo y la función de la válvula, determinar el reflujo (flujo sanguíneo inverso). Este es el método principal para diagnosticar las venas varicosas de las extremidades inferiores, y generalmente es suficiente para hacer un diagnóstico preciso. En la práctica médica moderna, el propio flebólogo realiza una ecografía de las venas, que coordinará el tratamiento en el futuro, y no los especialistas en ultrasonido.

Si hay sospecha de obstrucción de las venas superficiales o profundas y se planea un tratamiento quirúrgico, use

flebografía radiopaca

en el que una sustancia especial se introduce previamente en el torrente sanguíneo que es impermeable a los rayos X (contraste).

En el mismo caso, se usa

tomografía computarizada con contraste

o

resonancia magnética

.

La tendencia al aumento de la trombosis se determina mediante un método especial.

análisis de sangre complejos

:

  • recuento sanguíneo general con recuento celular;
  • coagulograma;
  • homocisteína plasmática;
  • polimorfismo del gen del factor V (mutación de Leiden);
  • polimorfismo 20210 en el gen de protrombina;
  • resistencia a la proteína C activada (resistencia a APS);
  • actividad de proteína C;
  • nivel de antígeno libre de proteína S
  • actividad de proteína S;
  • actividad antitrombina III;
  • Anticuerpos anti-cardiolipina IgG e IgM;
  • anticuerpos contra β2;
  • Anticuerpos IgG e IgM contra la glucoproteína-1;
  • lupus anticoagulante;
  • actividad de los factores VIII, IX, XI.

Solo el médico puede recomendar todo el complejo en su totalidad o de forma selectiva, así como interpretar los resultados. Según los resultados del examen, también se les prescribe tratamiento.

Terapia de patologías venosas.

Los métodos de tratamiento dependerán de cuán lejos haya llegado el proceso.


    Venotonics (fleboprotectores).

    Estas son sustancias medicinales para administración oral (en forma de tabletas) o por vía tópica (en forma de ungüentos y geles). Son especialmente efectivos en las etapas iniciales del proceso (cuando todavía no han aparecido cambios visibles en la pared venosa), ya que ayudan a prevenir el desarrollo de la enfermedad. La eficacia comprobada en el tratamiento de las venas varicosas y la insuficiencia venosa crónica son fondos basados ​​en bioflavonoides purificados (extractos de plantas) y extracto de castaño de indias.

. La terapia farmacológica con medicamentos basados ​​en estos ingredientes activos es el componente más importante en el tratamiento de las venas varicosas. Las preparaciones orales están destinadas a tratar las causas de las venas varicosas: restaurar el funcionamiento de las válvulas y aumentar el tono de la pared vascular. Se necesitan preparaciones tópicas para aliviar los síntomas de la enfermedad lo antes posible: como regla, tienen un efecto calmante y refrescante. Además, de acuerdo con las normas básicas para el tratamiento de las venas varicosas.

, el nombramiento de venotónicos debe estar necesariamente acompañado por el nombramiento de medicamentos con efecto antiplaquetario: para mejorar la circulación sanguínea, reducir la viscosidad sanguínea y prevenir los coágulos sanguíneos. Por lo tanto, será óptimo elegir un único venotónico, que tenga todo el complejo de acciones necesarias para el tratamiento de las venas varicosas: venotónico, angioprotector y antiagregante.

  • Terapia de compresión

    Este es un tejido médico especial con diferentes grados de compresión, que se vende con receta. El médico lo selecciona en función de cuánto cambia la pared venosa y si hay un flujo sanguíneo inverso. Si comienza a usar tales medias, medias o medias de manera oportuna y lo hace constantemente (en combinación con la terapia con medicamentos), puede prevenir el desarrollo de venas varicosas.

  • Solo hay una forma de curar completamente las venas varicosas en las etapas posteriores:

    eliminando la vena cambiada.

    Podría ser cirugía

    flebectomía

    o cirugía mínimamente invasiva

    escleroterapia

    ,

    coagulación endovascular de las venas con láser (EVLO, EVLK)

    . Desafortunadamente, ninguno de estos métodos garantiza que las venas varicosas no aparezcan en las otras venas safenas de las piernas (la llamada recaída falsa, ya que las venas varicosas no pueden reaparecer en el mismo lugar debido a la ausencia de venas).

  • En cuanto a las consecuencias desagradables de las venas varicosas, como las úlceras tróficas venosas, se tratan y

    localmente

    usando recubrimientos especiales para vestirse, y

    sistemáticamente

    prescripción de antibióticos, antihistamínicos y medicamentos antiinflamatorios. Además, la intervención quirúrgica, incluida la mínimamente invasiva, se considera un método con eficacia reconocida, ya que le permite bloquear el flujo sanguíneo en una vena alterada, es decir. Eliminar la causa raíz de su aparición.

    Y, por supuesto, es necesario eliminar los factores que provocan el desarrollo de las venas varicosas: si el trabajo es sedentario, agregue al menos una hora de caminata a la rutina diaria, abandone los impresionantes talones o una suela completamente plana y, si es posible, reduzca el peso.

    La enfermedad varicosa es una enfermedad en constante progreso, cuyas complicaciones pueden ser potencialmente mortales, porque el "ritmo" del flujo sanguíneo cambia en todo el sistema circulatorio. El tratamiento de las venas sin cirugía es posible, pero debe comenzarlo en las primeras etapas, tan pronto como aparezcan los precursores de las venas varicosas: fatiga y dolor, hinchazón por las noches, fatiga de las piernas. Solo entonces los medios que aumentan el tono venoso y fortalecen los vasos serán efectivos y ayudarán a mantener la belleza y la salud de las piernas durante mucho tiempo.

    Las venas varicosas son una enfermedad sistémica que puede afectar los vasos sanguíneos en cualquier parte del cuerpo. Su esencia radica en la disfunción de las válvulas que controlan la dirección del flujo sanguíneo. Debido a esto, se produce una acumulación de un volumen excesivo de líquido en las venas, bajo la influencia de la cual las paredes se estiran y pierden su elasticidad.

    Con mayor frecuencia, las publicaciones médicas se centran en los síntomas y el tratamiento de las venas varicosas en las piernas, ya que este tipo de enfermedad se considera la más común: según las estadísticas, más del 80% de todos los casos de venas varicosas ocurren en las extremidades inferiores. Sin embargo, a pesar de esto, para la mayoría de los pacientes el diagnóstico de venas varicosas se convierte en una sorpresa, y su detección ocurre en las etapas posteriores. Todo esto indica una falta de conciencia de las personas sobre los peligros de las venas varicosas.

    Características, causas y mecanismo de desarrollo de las venas varicosas de las piernas.

    La característica principal de las venas varicosas de las piernas es su inmensidad. Las venas superficiales y profundas a larga distancia están sujetas a cambios. Dado que las piernas tienen una carga bastante grande y prolongada, las válvulas en el sistema circulatorio pueden comenzar a debilitarse incluso en la infancia. Por lo tanto, la detección de venas varicosas en las piernas a menudo ocurre en jóvenes y niñas.

    Para las extremidades inferiores es característico un fenómeno como las venas varicosas latentes: en el contexto de cambios pronunciados en las venas y síntomas desagradables, no hay signos visibles de la enfermedad. Por lo tanto, la enfermedad en aproximadamente un tercio de todos los casos se detecta en etapas avanzadas.

    Para llevar a cabo un tratamiento efectivo de los ganglios varicosos en las piernas, el médico tendrá que averiguar las causas de su aparición. Dado que incluso con el uso de métodos radicales, el 80% de los pacientes experimentan una recaída de las venas varicosas, se debe prestar especial atención a reducir la influencia de los factores que provocan las venas varicosas. Estos incluyen:

    • La predisposición hereditaria es en realidad un factor incontrolado que, sin embargo, puede ser restringido por medidas preventivas estándar;
    • efectos físicos: aumento de la carga en las piernas (de pie y sentado durante mucho tiempo, el hábito de cruzar las piernas, tener sobrepeso, levantar pesas);
    • efectos fisiológicos: cambios hormonales y la ingesta de medicamentos hormonales (con mayor frecuencia anticonceptivos), trastornos metabólicos, falta de actividad física;
    • causas patológicas: enfermedades crónicas del hígado, riñones, lesiones y extracción sistemática de tejidos blandos de las extremidades inferiores, tumores que comprimen las venas en la cavidad abdominal.

    A pesar de la variedad de razones, el desarrollo de venas varicosas en las piernas ocurre de acuerdo con el mismo patrón. Bajo la influencia de uno de los factores, la sangre venosa insuficientemente activa se empuja hacia arriba, en dirección al corazón. Debido a esto, las paredes de las venas se estiran. Este proceso, a su vez, conduce a una disfunción secundaria de las válvulas: no se pueden cerrar por completo, por lo que parte de la sangre permanece en los vasos de las piernas. La presión en las venas aumenta, las paredes se estiran aún más, se forman protuberancias, en las que se forman coágulos de sangre con el tiempo. La trombosis es peligrosa, pero lejos de ser la única vena varicosa en las piernas que amenaza al paciente. El coágulo puede desprenderse y entrar al corazón u otro órgano, causando un ataque cardíaco u obstruir los vasos de la extremidad, lo que causa gangrena.

    Dependiendo de la ubicación de tales venas "estiradas", los médicos distinguen varios tipos de venas varicosas en las piernas:

    1. Superficial Se expresa por la aparición de una malla varicosa azulada o roja en las patas, que primero se asemeja a una telaraña, y luego a un plexo de líneas curvas bastante gruesas.
    2. Profundo Se expresa como una derrota de los plexos vasculares que no son visibles durante el examen externo. El dolor en las venas de las extremidades inferiores con expansión varicosa de este tipo es más intenso, el riesgo de complicaciones es mayor.
    3. Combinado cuando las venas profundas y superficiales sufren un cambio.

    Establecer las causas de las venas varicosas de las piernas y su eliminación están estrechamente interconectadas. En primer lugar, es importante excluir los factores que tienen el mayor efecto negativo sobre el estado de las venas.

    Al diagnosticar cambios venosos, es importante diferenciarlos con otras enfermedades. Por ejemplo, las venas varicosas debajo de la rodilla se parecen a un quiste de Becker y se acompañan de síntomas similares.

    etapas

    Los primeros signos de venas varicosas en las piernas ocurren en etapas progresivas, cuando las válvulas venosas realizan sus funciones en menos del 50%. En la primera o cero etapa de las venas varicosas, que se conoce como la "etapa de compensación", no surgen sensaciones desagradables ni cambios visibles. La detección de la etapa inicial de las venas varicosas en las piernas ocurre con un examen cuidadoso de las extremidades por un flebólogo.

    En la segunda etapa de las venas varicosas, que se conoce como "subcompensación", los cambios son bastante pronunciados:

    • debajo de la piel, los contornos de las venas grandes son visibles, pero no pueden sobresalir por encima de la superficie de la piel;
    • en la superficie de la piel en las caderas y debajo de las rodillas, se ve claramente un patrón de una delgada malla varicosa de capilares azules o rojos;
    • en la tarde las piernas se hinchan;
    • los músculos de la pantorrilla se encogen por la noche.

    Esta etapa de las venas varicosas de las extremidades inferiores se distingue por el aumento de los síntomas, que se debilitan después del descanso.

    En la etapa final de las venas varicosas, se produce la descompensación: el cuerpo no puede compensar la demanda de oxígeno de los tejidos y las válvulas en las venas pierden el 90% de sus funciones. La condición de las extremidades empeora debido al suministro insuficiente de sangre. Esta etapa de las venas varicosas se caracteriza por una disminución en la capacidad de los tejidos para regenerarse. La abundancia de complicaciones empeora el estado general del paciente. Los síntomas en la etapa final de las venas varicosas persisten.

    síntomas

    El síntoma más común y temprano de las venas varicosas es el dolor en las piernas al final del día. Aparece cuando cambian los vasos profundos y superficiales, y es una señal de suministro insuficiente de tejidos blandos a la sangre. En algunos casos, el dolor es el único síntoma de las venas varicosas profundas de las extremidades inferiores. Con un cambio en los vasos de la superficie, el desarrollo de la enfermedad señala la aparición de una malla varicosa en las piernas, que a menudo solo crea inconvenientes estéticos.

    La naturaleza del dolor con venas varicosas en diferentes etapas del desarrollo de la enfermedad puede diferir:

    • en la etapa inicial, hay una ligera molestia que se asemeja a la fatiga ordinaria;
    • con la progresión a la segunda etapa, hay una sensación de ardor en las piernas por las venas varicosas, que a menudo se localiza debajo de la rodilla en la espalda;
    • el dolor de tirón con las venas varicosas de las extremidades inferiores se acompaña de las etapas 2 y 3 de la enfermedad, junto con esto, puede ocurrir un espasmo del músculo de la pantorrilla;
    • dolores agudos que provocan cojera ocurren en las etapas finales de la enfermedad.

    Además del evidente malestar físico, la enfermedad se acompaña de cambios externos. La mayoría de los pacientes se quejan de que les pica el pie: con las venas varicosas, esto se considera normal, lo que indica procesos isquémicos. La delgada red varicosa, que prácticamente no molesta en las primeras etapas, actúa más fuerte con el tiempo, convirtiéndose en un grueso entrelazado de vasos engrosados. Cualquier actividad física, como toser, estornudar o caminar mucho, puede provocar la ruptura de capilares agrandados y, a veces, venas. La sangre se derrama debajo de la piel, formando un hematoma.

    La presencia de hematomas en las piernas con venas varicosas indica una progresión estable de la enfermedad, estiramiento excesivo y adelgazamiento de las venas.

    La aparición de manchas rojas en las piernas con venas varicosas, descamación de la piel, adelgazamiento y susceptibilidad a lesiones indica procesos atróficos que son característicos de las etapas finales de la enfermedad. El enrojecimiento de la parte inferior de la pierna, que se acompaña de dolor agudo y cojera, indica complicaciones. Tal síntoma es característico de flebitis y tromboflebitis. Si la pierna del paciente se ennegrece, esto indica una obstrucción grave de las venas y el comienzo de procesos necróticos.

    diagnósticos

    La facilidad de diagnóstico de las venas varicosas en las piernas es exagerada, ya que los vasos no siempre salen a la superficie. Para confirmar el diagnóstico, el médico deberá realizar un examen externo y realizar una serie de estudios instrumentales:

    • exploración dúplex o ultrasonido en la extremidad inferior: con las venas varicosas se usa primero para determinar el grado de estiramiento de las paredes vasculares, la naturaleza del flujo sanguíneo en ellas y la detección de coágulos sanguíneos
    • Radiografía de las extremidades con contraste: el examen funcional estándar para las venas varicosas de las extremidades inferiores, que le permite determinar la permeabilidad de los vasos sanguíneos;
    • La resonancia magnética es el estándar de oro en el diagnóstico moderno de las venas varicosas en las extremidades inferiores, lo que le permite evaluar la funcionalidad de las válvulas venosas, identificar focos de isquemia en los tejidos blandos y detectar coágulos sanguíneos y otros cambios patológicos causados ​​por las venas varicosas.

    Para aclarar la imagen completa de la enfermedad, se prescriben pruebas de laboratorio: un coagulograma para evaluar el riesgo de trombosis, un análisis de sangre general y bioquímico.

    Características del tratamiento

    Un flebólogo participa en el tratamiento de las venas varicosas en las piernas. Después de determinar el grado de cambios patológicos, el médico selecciona los métodos de tratamiento más efectivos, en su opinión. Desafortunadamente, es imposible deshacerse de la red varicosa en las piernas para siempre, ya que la enfermedad es sistémica e incluso los métodos modernos de tratamiento dan un resultado a largo plazo, pero no 100% estable.

    Según las estadísticas, incluso después de usar métodos radicales para tratar las venas varicosas de las extremidades inferiores, el 80% de los pacientes recaen dentro de los 5 años.

    En las etapas iniciales de las venas varicosas en las piernas, el tratamiento es preferiblemente conservador. Su base es el uso de drogas locales y sistémicas:

    • anticoagulantes que reducen la viscosidad de la sangre y mejoran la nutrición del tejido (aspirina, heparina y sus análogos);
    • agentes antiplaquetarios que reducen el riesgo de trombosis y mejoran el tejido trófico (Courantil y sus análogos);
    • venotónicos para evitar un mayor estiramiento de las venas, reducir los procesos inflamatorios y la hinchazón (Phlebodia, Detralex, Lyoton).

    Con molestias severas con venas varicosas en las piernas, se prescriben AINE: paracetamol, ibuprofeno, diclofenaco. Las drogas en este grupo ayudan a reducir el dolor, previenen el desarrollo de complicaciones.

    ¿Qué hacer si la picazón con venas varicosas no le permite dormir, hacer las cosas habituales y lo pone nervioso? Vale la pena probar ungüentos o geles con un efecto refrescante. No afectarán las venas y no ayudarán a hacer frente a la enfermedad, pero aliviarán rápidamente el síntoma.

    Además de la terapia conservadora, los médicos a menudo usan métodos de tratamiento complejo de venas varicosas de las extremidades inferiores, cuando las operaciones quirúrgicas y mínimamente invasivas se usan simultáneamente con medicamentos. Este esquema se utiliza para síntomas intensos y la distribución generalizada de la red venosa. El flebólogo decide qué medidas tomar y qué hacer si las venas varicosas en las piernas comienzan a progresar repentinamente. Al mismo tiempo, tiene en cuenta todos los aspectos del desarrollo de la enfermedad, las características individuales del cuerpo y los problemas de salud, que pueden convertirse en contraindicaciones para ciertos procedimientos.

    Qué métodos se utilizan para eliminar los vasos patológicos:

    1. Coagulación con láser. Se usa si las venas varicosas no han pasado a las etapas 2 y 3, es decir, en presencia de pequeñas "estrellas" en la superficie de la piel. El método es indoloro y efectivo, pero costoso. No existe una garantía del 100% de cura, ya que se produce la eliminación de los vasos visibles, mientras que las causas de la enfermedad permanecen. Aplicar en las primeras etapas para eliminar defectos cosméticos.
    2. Escleroterapia El esclerosante se introduce en vasos finos y de grosor medio, que sella la luz de la vena, excluyéndola del torrente sanguíneo. El procedimiento es casi indoloro y relativamente económico, pero tiene muchas contraindicaciones. Usado en 1,2 y algunas veces en 3 etapas.
    3. La flebectomía es una escisión clásica de las venas patológicas a través de pinchazos o cortes en la piel. Este método elimina las varices superficiales en las caderas y las piernas. Después de la operación, quedan cicatrices visibles, sin embargo, la operación es la única efectiva para formas avanzadas de venas varicosas.

    La cirugía quirúrgica o mínimamente invasiva no significa la eliminación completa de las venas varicosas. El paciente deberá visitar regularmente a un flebólogo, tomar medicamentos para mantener el tono de las venas y usar ropa interior de compresión.

    Противопоказания

    Los expertos atribuyen cualquier contraindicación para las venas varicosas en las piernas que pueden causar un estancamiento adicional en los vasos de las extremidades inferiores. Estos incluyen:

    • estancia prolongada en poses estáticas;
    • levantamiento de pesas;
    • sentado con las piernas dobladas o cruzadas.

    Además, los pacientes deben evitar tomar alcohol, lo que ayuda a aumentar la viscosidad de la sangre y debilita las paredes de los vasos sanguíneos. Fumar también puede afectar negativamente el curso de la enfermedad. Por lo tanto, después del diagnóstico, es necesario abandonar los malos hábitos.

    Complicaciones

    La trombosis y los procesos inflamatorios en las paredes de las venas, que se mencionaron anteriormente, están lejos de ser lo único que las venas varicosas en las piernas son peligrosas para el paciente en términos de complicaciones. Debido a trastornos circulatorios, no solo sufren los vasos sanguíneos, sino también los tejidos blandos, por lo tanto, entre los efectos de las venas varicosas en las piernas, se mencionan problemas con los músculos y la piel:

    • dermatitis, acompañada de erupciones cutáneas con picazón, ulceración de la piel, picazón;
    • eczema, acompañado de grietas en la piel;
    • la piel necrótica cambia hasta la formación de gangrena;
    • úlceras tróficas;
    • atrofia muscular

    A menudo, con la progresión de la enfermedad y el estiramiento excesivo de las paredes de los vasos sanguíneos, el paciente corre el riesgo de sangrado por venas varicosas de las extremidades inferiores. Puede cerrarse cuando la sangre se acumula en los músculos y debajo de la piel y forma hematomas, o abrirse. La segunda opción está cargada con la pérdida de una gran cantidad de sangre y el inicio del coma, especialmente si el paciente toma agentes antiplaquetarios y anticoagulantes.

    Tal complicación de las venas varicosas de las extremidades inferiores puede provocar no solo lesiones, sino también un pequeño esfuerzo físico, como tos o movimientos bruscos.

    Las complicaciones más peligrosas de las venas varicosas de la extremidad inferior incluyen tromboembolismo pulmonar e infarto de miocardio. Ocurren debido a la separación de un trombo en la arteria femoral y su migración a través del torrente sanguíneo a los vasos coronarios y pulmonares. La mortalidad en estos procesos es extremadamente alta, por lo que es importante que el paciente controle siempre su salud y consulte urgentemente a un médico con dificultad para respirar y dolor torácico sordo.

    Lagranmasade España